El último verano antes de todo, de Jota Linares

Cuando veo que la trama de una novela se desarrolla en un escenario cercano al lugar del que soy, lo considero un aliciente más para sumergirme en su lectura. No pienso que se trate de una cuestión chovinista. Es más la atracción de imaginar relatos extraordinarios en paisajes familiares donde se me hace difícil ubicar hechos que escapan a la cotidianidad. Esto me hace ver mi entorno de forma diferente; más interesante.

Lágrimas de oro de José Luis Gil Soto

Atractiva combinación de géneros, la presente novela tiene distintas líneas de discurso, divergentes al principio, sin embargo conforme avanza la narración el lector comprobará que convergen paulatinamente hasta fundirse en una sola al finalizar la narración.