Las luminarias de Eleanor Catton

9788416208326_L38_04_x-668x1024

Las luminarias de Eleanor Catton es la novela ganadora el Man Booker Prize 2014. De hecho la neozelandesa es la autora más joven en conseguirlo.

Lejos de las modas literarias de este siglo 21 en el cual los personajes, su introspección psicológica y sus contradicciones y desvelos son lo más importante, Catton cede todo el protagonismo a la trama, la historia busca sus personajes y no al revés. En eso es una novela decimonónica. Sin embargo su argumento se combina con el arquetipo de la novela de misterio. La sinopsis nos dice:

Un tempestuoso día de enero una prostituta es arrestada. Ese hecho podría pasar desapercibido en mitad de la fiebre del oro que recorre la costa de Nueva Zelanda en el año 1866, si no fuera por los otros tres acontecimientos misteriosos que se producen el mismo día: se descubre una enorme fortuna en la casa de un borracho indigente, un hombre rico desaparece y un capitán de navío de mala reputación suspende todos sus tratos y leva anclas, como si pretendiera darse a la fuga. Los tres hombres están conectados con Anna Wetherell, la prostituta en cuestión. Los doce hombres más poderosos de la ciudad se reúnen en la taberna local para debatir sobre esta secuencia de hechos aparentemente fortuitos, pero su asamblea es interrumpida por la llegada de un extraño: el joven Walter Moody, que también esconde su propio secreto… Moody pronto se verá involucrado en el misterio: una red de destinos y fortunas que resulta tan compleja y tan bien intrincada como el firmamento nocturno.
Sin título 2234234
¿Qué se esconde tras esta trama? La autora quería mencionar la fiebre del oro en el siglo 19 en esta zona de Nueva Zelanda y el viaje que realizó allí fue una puerta que se abría para poder tratarlo en una novela.  Ha disfrutado de las novelas de misterio y detectivesca. Los libros de jóvenes consiguen un disfrute para el lector que se pierde en la novela adulta y por eso ella ha  intentado resolverlo con una novela adulta que se pudiera disfrutar tanto como una juvenil.

a Trama y la armonía por sí mismas han caído en horas bajas, elevando al personaje al máximo, dejando el argumento como algo secundario en este siglo XXI. No obstante el mismo  Aristóteles resaltaba que la trama era lo mas importante. Las selecciones de la misma son las que definen a cada personaje. Con esa premisa es como se ha construido Las luminarias.

Viaje organizado signos astrológicos. Los motivos astrológicos han sido un experimento para dotarle de forma y estructura al argumento. Han sido un eso esqueleto o plantilla que le han permitido jugar y ampliar la forma y la estructura. La trama en si misma es la fiebre del oro en Nueva Zelanda. Estos hombres que vienen a hacer fortuna esperan tener buena suerte, confían en el destino, algo muy parecido a la astrología. En ese periodo en la zona sur de la costa oeste no había nada. De la nada aparecen muchos hombres desde muy lejos para construir ciudades en la jungla, en la costa, eso tiene el aspecto cósmico también de crear algo de la nada. Buscar la fortuna como se arriesga en un juego de azar.

La autora muestra la  tensión entre los personajes y los arquetipos de los signos a los que pertenecen. La Influencia del teatro le ha servido para crear los personajes y las relaciones entre ellos. Por eso hay dos lecturas posibles, una  las propias Interacciones entre los personajes y otra Las Fuerzas que entran en juego con los arquetipos de cada signo. La astrología es para ella un compendio arqueológico de los sentimientos humanos. Las  Estrellas y su relación con nosotros durante milenios han sido un medio de transmisión cultural, mitológica, y psicológica.
Captura de pantalla 2014-12-12 a la(s) 13.54.10

Tal como se va contando la historia cada uno ve una perspectiva diferente . Esa es la intención, que el lector según el personaje que este hablando vea la novela desde un punto de vista personal. No le gustaban a Catton los detectives omnipresentes que lo saben todos. Cuando alguien te cuenta una historia solo conoce  una parte de la trama, no la completa, conoce su verdad. La verdad completa es la suma de esas historias que todos los personajes van descifrando, ninguno tiene la verdad absoluta.

Una excelente traducción completa este novela gigante que hará disfrutar a quienes han gozado con clásicos como Tolstoi, Dickens, etc.

 

 

 

 

 

 

Pepe Rodríguez

 

Sin título 2234234

Escrito por Eleanor Catton

 

Eleanor Catton (Ontario, Canadá, 1985) se trasladó a vivir con su familia a Nueva Zelanda a la edad de 6 años. En 2007 obtuvo un máster en Escritura Creativa, y su primera novela El ensayo general, escrita como tesis de graduación para el máster, fue premiada con el Adam Award, obteniendo un gran éxito entre la crítica y los lectores de Nueva Zelanda, que fue extendiéndose a Gran Bretaña y EE.UU. Ha sido traducida a quince idiomas y galardonada o nominada a importantes premios internacionales, como el Orange, el Médicis o el Femina. Después de pasar una temporada como profesora visitante en el prestigioso taller de escritura de la Universidad de Iowa, Eleanor Catton actualmente trabaja en su esperada segunda novela The Luminaries, de próxima publicación.

La crítica ha dicho

“Una novela magnífica: imponente en cuanto a complejidad estructural, adictiva por su historia y mágica por su forma de recrear un mundo de codicia y oro”. (Jurado del Man Booker Prize)

* “Irresistible, magistral, fascinante… Las luminarias posee una trama apasionante que se va desplegando ingeniosamente hasta llegar a una conclusión satisfactoria, un relato que controla desde la primera página adónde nos quiere llevar… Catton es una maestra del argumento y del ritmo”. (The Telegraph)

* “Una novela extremadamente inteligente y absurdamente divertida que se lee como si fuera un cruce entre una novela de misterio clásica, un spaghetti Western, un juego de sudoku o El Misterio de Edwin Drood, de Dickens.” (New York Magazine)

Ficha técnicaCaptura de pantalla 2014-07-18 a la(s) 10.45.14

PVP con IVA 14,90€
Nº de páginas 136

Un tempestuoso día de enero una prostituta es arrestada. Ese hecho podría pasar desapercibido en mitad de la fiebre del oro que recorre la costa de Nueva Zelanda en el año 1866, si no fuera por los otros tres acontecimientos misteriosos que se producen el mismo día: se descubre una enorme fortuna en la casa de un borracho indigente, un hombre rico desaparece y un capitán de navío de mala reputación suspende todos sus tratos y leva anclas, como si pretendiera darse a la fuga. Los tres hombres están conectados con Anna Wetherell, la prostituta en cuestión. Los doce hombres más poderosos de la ciudad se reúnen en la taberna local para debatir sobre esta secuencia de hechos aparentemente fortuitos, pero su asamblea es interrumpida por la llegada de un extraño: el joven Walter Moody, que también esconde su propio secreto… Moody pronto se verá involucrado en el misterio: una red de destinos y fortunas que resulta tan compleja y tan bien intrincada como el firmamento nocturno.

Posted in Sin categoríaTagged #

admin

Pepe Rodríguez es el fundador de El Placer de la Lectura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Las leyes de Murphy para días que se te hacen bola de Arthur Bloch

Sáb Dic 13 , 2014
Un nuevo título de la serie de libros de humor Las leyes de Murphy, en esta ocasión un “antídoto contra el mal humor” imprescindible en los tiempos que corren…
Instagram has returned invalid data.

Artículos