El juego de Ripper de Isabel Allende

L342158.jpg

PRIMER CAPÍTULO

«”Mi madre todavía está viva, pero la matará el Viernes Santo a medianoche”, le advirtió Amanda Martín al inspector jefe y éste no lo puso en duda, porque la chica había dado pruebas de saber más que él y todos sus colegas del Departamento de Homicidios. La mujer estaba cautiva en algún punto de los dieciocho mil kilómetros cuadrados de la bahía de San Francisco, tenían pocas horas para encontrarla con vida y él no sabía por dónde empezar a buscarla.»

De esta forma tan sugerente comienza El juego de Ripper (ed. Plaza & Janés, 2013) la primera incursión de la escritora Isabel Allende en el género del thriller. Además de una sólida trama policíaca hilvanada con acierto, la autora nos ofrece una historia coral protagonizada por personajes que buscan sentido a sus vidas, con corazones rotos y vacíos necesitados de redención.

Con maestría y con una asombrosa agilidad y capacidad para la concreción, la autora presenta a los diferentes personajes de la novela, trazando las claves principales de la trama y las relaciones existentes entre cada uno de ellos. Le bastan 30 páginas para hacerlo y para conseguir engancharnos a una trama policíaca plagada de intriga y suspense.

Aunque son muchos los personajes que aparecen en la novela, la protagonista principal es Amanda Martin, una joven de 17 años, inteligente y brillante, maestra del juego de Ripper, cuyos participantes son un selecto grupo de frikis repartidos por el mundo que se comunican por Internet para atrapar y destruir al misterioso Jack el Destripador, superando obstáculos y venciendo a los enemigos que surgían en el camino.

Pero el juego cambiará cuando aparezca asesinado el guardia de seguridad de una Escuela Pública de San Francisco. Amanda se obsesionará con la investigación e involucrará al grupo en la peligrosa búsqueda del asesino. Las razones de su obsesión son su pasión por el crimen y la novela negra, la admiración hacia su padre, inspector jefe encargado del caso y su convencimiento de que este asesinato puede ser el comienzo del cumplimiento de una profecía realizada veinte días antes por su madrina, una célebre astróloga, quién había anunciado en su programa de televisión que se iba a producir un baño de sangre en la ciudad en septiembre de 2011.

El desarrollo de la investigación, tanto por parte de la policía como del grupo de Ripper, es el eje central de una trama que contiene más ingredientes que enriquecen y complican la historia. De forma alterna vamos conociendo los pormenores de la vida de los diferentes protagonistas, como Indiana Jackson, la madre de Amanda, una curandera de espíritu libre, divorciada del padre de la joven, que se debate entre su relación con Alan Keller, el rico heredero de una de las familias más influyentes de la ciudad y Ryan Miller, un ex Navy SEAL, lisiado y atormentado por su pasado.

En la novela destaca también la figura de Black Jackson, abuelo de Amanda, un farmacéutico, amante de la literatura y escritor frustrado, que acepta colaborar con su nieta movido por su cariño hacia ella y también por su escepticismo ante la profecía emitida por una mujer a la que odia.

La historia irá avanzando de forma lenta, mientras van apareciendo más personajes, que en principio tienen un papel secundario aunque la autora se toma su tiempo para describir sus circunstancias personales. De esta forma, pieza a pieza, se irá componiendo un puzle en apariencia inconexo pero que terminará encajando de forma precisa, sin fisuras, en un final que culmina con acierto la trama.

Reseñado por Miguel Ángel Gómez Juárez

700x370_A

Escrito por Isabel Allende

Isabel Allende

Isabel Allende nació en 1942, en Perú, donde su padre era diplomático chileno. Vivió en Chile entre 1945 y 1975, con largas temporadas de residencia en otros lugares, en Venezuela hasta 1988 y, a partir de entonces, en California.

Inició su carrera literaria en el periodismo, en Chile y en Venezuela. En 1982 su primera novela, La casa de los espíritus, se convirtió en uno de los títulos míticos de la literatura latinoamericana. A ella le siguieron otros muchos, todos los cuales han sido éxitos internacionales. Su obra ha sido traducida a 35 idiomas. En 2010 fue galardonada en Chile con el Premio Nacional de Literatura y en 2012, en Dinamarca, con el Premio Hans Christian Andersen por su trilogía “El Águila y el Jaguar”.

Ficha técnicaPLAZA & JANÉS

Páginas: 480 PVP: 22,90€

Una oleada de crímenes comienza a sacudir la ciudad. En la investigación sobre los asesinatos, el inspector Bob Martín recibirá la ayuda inesperada de un grupo de internautas especializados en juegos de rol, Ripper.

«”Mi madre todavía está viva, pero la matará el Viernes Santo a medianoche”, le advirtió Amanda Martín al inspector jefe y éste no lo puso en duda, porque la chica había dado pruebas de saber más que él y todos sus colegas del Departamento de Homicidios. La mujer estaba cautiva en algún punto de los dieciocho mil kilómetros cuadrados de la bahía de San Francisco, tenían pocas horas para encontrarla con vida y él no sabía por dónde empezar a buscarla.»

4 comentarios en “El juego de Ripper de Isabel Allende”

  1. Buenos días, es una reseña estupenda, lo único es hacerles un alcance, Isabel Allende nació en territorio peruano, pero al ser hija de un diplomático chileno, la hace chilena, de hecho en 2010 se le concedió el Premio Nacional de Literatura en Chile, revisen el error.

    • Gracias Carlos por lo de pésima información, en efecto es chilena lo que no quita que naciera en Perú pues su padre era diplomático.

    • Carlos evidentemente no sabes leer. La información es clara, la entendimos todos menos vos, nació en Perú porque su padre era diplomático y de allí su nacionalidad chilena. Además de no saber leer pareces ser muy mezquino.

Los comentarios están cerrados.