¿Por qué ir a Nueva York es una buena idea para los amantes de la literatura?

¿Por qué ir a Nueva York es una buena idea para los amantes de la literatura?

Escrito por admin, 27 julio, 2021

Última actualización: 27 julio, 2021

Strand Book Store | The Official Guide to New York City

Nueva York se considera una ciudad con mucho valor artístico. Quienes disfrutan de la literatura encontrarán en la ciudad una librería con mucha fama a nivel mundial y una biblioteca con muchos años encima. 

Dos librerías de Nueva York que vale la pena visitar

Strand Bookstore

La Strand Bookstore es una de las librerías más famosas en la ciudad, cuenta con más de dieciocho millones de libros, y pronto se abrirá un tercer piso para dar cabida a la cantidad de libros que ofrecen en sus estanterías.

Se considera una de las librerías de antigüedades de mayor tamaño que existe alrededor del mundo, con una amplia oferta entre la cual elegir, con la opción de poder comprar obras literarias de otros idiomas traducidas al inglés.

Se trata de un espacio en que los amantes de la literatura encuentran siempre una opción para leer de acuerdo a su género favorito. Las personas que gustan de clásicos literarios pueden encontrar primeras ediciones de las obras más importantes, incluso firmadas por sus propios autores o personajes reconocidos en el mundo literario.

Además, la librería busca llevar la literatura a las personas, por lo que abandona sus instalaciones y lleva la mercancía a las calles de Nueva York para que los lectores interesados que pasean por la ciudad encuentren un buen libro para leer.

Los precios de los libros son bastante accesibles para el bolsillo, incluso los de tapa dura son más económicos que los de bolsillo. Gracias a esto resulta más fácil ampliar la biblioteca de la casa con nuevas obras literarias para disfrutar.

La tienda se encuentra en Broadway, por lo que no es difícil encontrarla cuando se está de turismo por Nueva York.

Biblioteca Pública de Nueva York

La biblioteca publica de Nueva York es la más grande en el país, y la más completa en toda América. Todos los libros disponibles en ella son de lectura pública. La biblioteca existe gracias a la donación de las colecciones privadas de libros de los magnates John Jacob Astor y James Lennox.

También gracias a los fondos de Samuel J. Tilden, las fundaciones de Lennox y Astor se unieron para formar una sola biblioteca, dado que se dividía en dos grandes bibliotecas.

Pasaron por problemas económicos durante la gran depresión, dado que el mantenimiento de la biblioteca no es nada bajo. Sin embargo, con el tiempo las puertas se han ido abriendo a las personas, siendo posible disfrutar de la amplia variedad literaria que ofrece.

En la actualidad, la biblioteca cuenta también con una red que se extiende por casi 100 espacios culturales en diferentes partes de la ciudad de Nueva York, con un fondo que supera los 50 millones de documentos, libros, películas y grabaciones disponibles para todo el público.

¿Cuál es la mejor manera de aprovechar al máximo el viaje a Nueva York?

Mediante las excursiones culturales baratas en Nueva York, las personas interesadas en conocer más sobre las librerías y bibliotecas de la ciudad, cuentan con la guía de un experto que los llevará a los puntos más importantes, incluso los mencionados más arriba.

Son muchas las ventajas de realizar este tipo de excursiones si se visita por primera vez la ciudad de Nueva York.

Al ir con un guía experto que conozca a fondo la historia, es posible aprender más sobre los diferentes lugares culturales a visitar durante el recorrido. Gracias a esto la experiencia es más satisfactoria para los amantes de la literatura y otras expresiones académicas y de arte. 

De igual manera, el guía responderá a las diferentes preguntas y dudas que se puedan tener con respecto a los lugares a visitar.

Y si ya que estamos en Nueva York, queremos realizar un tour a Boston en español para visitar, entre otras cosas, la Rodney’s Bookstore, se cuenta con un servicio que incluye el traslado desde el alojamiento a los diferentes puntos de la ciudad a conocer, así como las entradas, en caso de tener que pagar a los lugares a conocer.

También se garantiza un precio cerrado muy económico, lo cual permite ahorrar en el presupuesto de viaje, para así disfrutar de comprar libros en la librería más grande de la ciudad, o comer algo delicioso por la zona mientras se conoce el valor cultural de Nueva York.