Los mejores comienzos de la literatura universal del 1 al 10

Los mejores comienzos de la literatura universal del 1 al 10

Los mejores comienzos de la literatura universal del 11 al 20

Los mejores comienzos de la literatura universal del 21 al 30


Los mejores comienzos de la literatura universal del 31 al 40

1- Don Quijote de la Mancha, de Cervantes.


“En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lentejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda. El resto della concluían sayo de velarte, calzas de velludo para las fiestas con sus pantuflos de lo mismo, los días de entre semana se honraba con su vellori de lo más fino. Tenía en su casa una ama que pasaba de los cuarenta, y una sobrina que no llegaba a los veinte, y un mozo de campo y plaza, que así ensillaba el rocín como tomaba la podadera. Frisaba la edad de nuestro hidalgo con los cincuenta años, era de complexión recia, seco de carnes, enjuto de rostro; gran madrugador y amigo de la caza. Quieren decir que tenía el sobrenombre de Quijada o Quesada (que en esto hay alguna diferencia en los autores que deste caso escriben), aunque por conjeturas verosímiles se deja entender que se llama Quijana; pero esto importa poco a nuestro cuento; basta que en la narración dél no se salga un punto de la verdad.”

2- Si una noche de invierno un viajero, de Italo Calvino.


“Estás a punto de empezar a leer la nueva novela de Ítalo Calvino, Si una noche de invierno un viajero. Relájate. Concéntrate. Aleja de ti cualquier otra idea. Deja que el mundo que te rodea se esfume en lo indistinto. La puerta es mejor cerrarla; al otro lado siempre está la televisión encendida.”


3- Lolita, de Vladimir Nabokov.


“Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía. Lo-li-ta: la punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos paladar abajo hasta apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes. Lo. Li. Ta.”


4- Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez.


“Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo.”


5- Scaramouche, de Rafael Sabatini.


“Nació con el don de la risa y con la intuición de que el mundo estaba loco. Y ese era todo su patrimonio”.


6- Yo, Claudio, de Robert Graves.


“Yo, Tiberio Claudio Druso Nerón Germánico esto-lo-otro-y-lo-de-más-allá…”


7- La regenta, de Leopoldo Alas Clarín.


“La heroica ciudad dormía la siesta. El viento sur, caliente y perezoso, empujaba las nubes blanquecinas que se rasgaban al correr hacia el Norte.”


8- Historia de dos ciudades, de Charles Dickens.


“Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación.


9- El señor Presidente, de Miguel Ángel Asturias.


“¡Alumbra, lumbre de alumbre, Luzbel de piedralumbre! Como zumbido de oídos persistía el rumor de las campanadas a la oración, maldoblestar de la luz en la sombra, de la sombra en la luz. ¡Alumbra, lumbre de alumbre, Luzbel de piedralumbre, sobre la podredumbre!”


10- El filo de la navaja, de William Somerset Maugham.


“Nunca he comenzado una novela con tanto recelo. La llamo novela porque no sé qué otro nombre darle. Su valor anecdótico es escaso y no acaba ni en muerte ni en boda.

Los mejores comienzos de la literatura universal del 1 al 10

Los mejores comienzos de la literatura universal del 11 al 20

Los mejores comienzos de la literatura universal del 21 al 30


Los mejores comienzos de la literatura universal del 31 al 40

1 comentario en “Los mejores comienzos de la literatura universal del 1 al 10”

Los comentarios están cerrados.