Por qué fomentar la lectura en los niños a edades tempranas

Que los niños lean desde pequeños es bueno, eso es algo bien sabido; de hecho, existen muchos programas que ayudan a los padres a fomentar ese hábito en sus hijos, no sólo para que adquieran conocimiento sino para que comiencen a desarrollar muchas habilidades desde edades tempranas.

La edad promedio para que los niños comiencen a leer está entre los 2 y los 5 años, porque es el período en que el pequeño comienza a tener necesidad de comunicarse con mayor fluidez. En esta etapa, la lectura prepara a los niños para sus primeros años en la enseñanza formal.

Ventajas de empezar a leer entre los 2 y 5 años

Los beneficios de comenzar a leer a edad temprana son muchos, entre ellos está enriquecer su lenguaje, mejorar su capacidad de atención y concentración, estimula su imaginación, y por supuesto, su curiosidad. 

Aparte de eso, la lectura es beneficiosa porque:

Es el primer paso para la excelencia educativa

Cuando los niños leen a temprana edad desarrollan una aptitud mucho mayor para el aprendizaje. De hecho, existen estudios certificados que demuestran que los padres que usan libros para mejorar la lectura de sus hijos logran que ellos tengan muchas más probabilidades de éxito académico a lo largo de su desarrollo escolar, sobre todo, en áreas como las matemáticas y las ciencias naturales.

Fortalece la unión del grupo familiar

No existe el éxito de ninguna dinámica académica sin que haya existido la participación, tanto de los maestros como de la familia. Todos los niños pueden aprender a leer en la escuela, pero ese esfuerzo debe ser apoyado en el hogar para que surta mayores efectos positivos.

Cuando los padres ayudan a sus hijos con la lectura, además de enseñarles conocimientos, estarán reforzando sus vínculos afectivos y creando una relación más especial con ellos. La lectura con los niños nunca debe ser vista como una obligación, sino como un momento divertido que sirva para jugar, divertirse y compartir.

Se adquieren mejores destrezas para la comunicación

La lectura posibilita a los niños tener mayor facilidad para expresarse, comunicarse y relacionarse, todo de una forma saludable, amigable, espontánea y fluida. Aparte de todo, leer facilita en los más pequeños la forma cómo captan las situaciones sociales que los rodean;los ayuda, incluso, a resolver sus problemas con otros niños, y en especial, los ayuda al descubrimiento de sus emociones. El hábito de la lectura a partir de los 2 años contribuye en que los niños dominen tanto su lengua nativa, como otras lenguas.

Concentración, disciplina y pensamiento lógico

Algunos niños pequeños suelen distraerse con más facilidad, pero la práctica constante de la lectura ayuda a fomentar en ellos la concentración y el dominio de sus distracciones. Cuando leen una historia que atrapa su atención, la disfrutan al máximo, porque descubren que pueden tener diversión sin necesidad de moverse todo el tiempo. Por supuesto, la concentración va de la mano en el proceso y mejora de la comprensión, la memoria y la retención, ya que adicionalmente les crea mucha disciplina.

Leyendo se abre un mundo para los niños, con ese hábito ellos son capaces de comprender algunos hechos que pueden ser abstractos para su edad. Leyendo constantemente logran desarrollar la lógica y entender diferentes situaciones, pueden reconocer la relación entre la causa y el efecto, inclusive, pueden agudizar su sentido común. Todos estos valores redundan en el hecho de que los que comienzan a practicar la lectura temprana adquieren crecimiento intelectual, personal, y sobre todo moral, tres valores que los ayudarán a dominar su mundo.

Diversión: el descubrimiento de una forma de entretenimiento a través de la lectura

Que los niños empiecen a leer a los 2 años es maravilloso, porque si ese hábito se enfoca de una manera lúdica y entretenida, los ayudará a ver los libros como una forma de entretenimiento y no como algo aburrido que sólo toman por obligación. Los libros son un instrumento de juegos y actividades divertidas que invitan a hacer las tareas y a cumplir disciplinadamente con las rutinas de estudio. Siempre, un buen libro permitirá a niños y a los adultos estar juntos e inventar todo tipo de actividades para pasarlo genial cada vez que lo deseen.

https://afiliadoscasadellibro.uinterbox.com/tracking/clk?act=573&gel=3245&pub=3897&org=205&url=https://www.casadellibro.com/&ei1=footer_articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.