Verano en el Lago – Alberto Vigevani

1

Alguien dijo que el tiempo es un gran mar que de vez en cuando escupe a las orillas del presente historias y personajes que por años se han pasado inmersos en las profundidades del olvido. Pues bien, una de las últimas olas de este gran mar ha dejado en nuestras manos una de las muchas obras escritas por el que en su día fue conocido y reconocido como “il narratore di Milano”, Alberto Vigevani, título del cual sobra la traducción, ¿verdad?

(más)


Que no les suene este nombre es lo más lógico, murió en 1999… pero en un mundo en el cual solemos despreciar a los carentes de nombres llenos de altisonancias les rogamos que no caigan, al menos por esta vez, en ese craso error. Si lo hacen se perderán una de esas joyitas literarias que con las que a menudo nos premian nuestros admirados amigos de MINúSCULA.

Verano en el lago es un trabajo tan fino y elegante que debería haberlo vendido encuadernado en terciopelo corinto con letras en oro (sin ironías). Es el susurro melancólico de una bossa nova imposible, lejana en el tiempo que describe el salto de Giacomo a través del abismo que separa la niñez de la edad adulta; un abismo lleno de descubrimientos vitales, de amigos inesperados y eternos. Eso ocurre cuando Giacomo cumple catorce años y gracias al frustrante viaje al lago de Como (frustrante porque él preferiría marchar junto al mar) con su madre y sus hermanos. Sin embargo es allí donde conoce a alguien que tocará lo más profundo de su difícil carácter. Cómo y quién es lo que ustedes tendrán que descubrir.

Alberto Vigevani fue, según se desprende la diferentes biografías, un hombre de carácter consecuente a la vez que un ser inquieto. Supo lo que esperaba de la vida y de la sociedad y finalmente se marchó con la satisfacción de que el mundo resulta mejorable. Luchó por décadas contra el fascismo con todas las armas que poseen los intelectuales, y por ello fue exiliado en Lugano de 1943 a 1945. escritor de vocación y alma de pacifista… y literatura de gran escritor.

Libro pequeño pero de bella factura con el que disfrutarán de su dulce melancolía. Hasta la próxima y que ustedes lo disfruten.

Francisco Galán

RESEÑA OFICIAL DE LA EDITORIAL

Son los años treinta. Giacomo, el hijo menor de una familia de la burguesía acomodada de Milán, es un muchacho algo fantasioso, que reacciona ante los embates de la vida con indolencia o bien con excitación. Echa de menos tener un amigo que disipe su inclinación a la tristeza contemplativa. Su padre, secreto protagonista de este relato publicado por primera vez en 1958, parece estar esperándolo del otro lado del umbral de la madurez, que Giacomo todavía no ha cruzado. Cuando cumple catorce años se marcha de vacaciones con su madre y sus hermanos al lago de Como; aunque habría preferido pasar el verano junto al mar, siente curiosidad por el nuevo paisaje. Allí tendrá una experiencia que le permitirá entrar en la edad adulta por una puerta inesperada, la de la belleza. La fascinación que suscitan estas páginas deriva del tono elegante y melancólico con que Vigevani muestra cómo Giacomo toma conciencia de la complejidad del amor. Obra de atmósfera, memoria de adolescencia, historia de una educación sentimental, Verano en el lago es una de las cimas narrativas de este refinado autor.

Ficha del Libro

Título: Verano en el Lago | Autor: Alberto Vigevani | Editorial: Minúscula | Traducción: Francesc Miravitlles | Páginas: 160| Precio: 13,50 €

admin

Pepe Rodríguez es el fundador de El Placer de la Lectura.

One thought on “Verano en el Lago – Alberto Vigevani

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Una isla bajo el mar - Isabel Allende

Mié Sep 23 , 2009
Podría decirse, sin miedo a mentir, que los libros de Isabel Allende despiertan los cinco sentidos: parece cuando uno se adentra en la historia, que se pudiera oler el ambiente donde se desarrolla la escena; que se pudiera tocar a los personajes y estar, por momentos, en su piel; que […]
Instagram did not return a 200.

Artículos