Hoy en librerías, “La ciudad de la lluvia” de Alfonso de Río* // Berlín 1941 – Bilbao , 1983. Nadie puede esconder la verdad para siempre

l
419345.jpg?t=636039083210000000
La ciudad de la lluvia

Berlín, 1941 – Bilbao, 1983

«Esta novela es un homenaje a mi ciudad. El Bilbao de los años 80, que tiró de su alma más que nunca para salir airosa de aquella época y convertirse en lo que hoy es. Una ciudad que prosperó heroicamente, a pesar de llorar el terrorismo, y sufrir las peores inundaciones del siglo. La ciudad de la lluvia.»

Alfonso del Río

FECHA DE PUBLICACIÓN

*MARTES 13 DE MARZO*

Nadie puede esconder la verdad para siempre. Un misterio sin resolver. Un oscuro secreto del pasado.

¿Por qué morían todos los que aparecían en aquella vieja fotografía?

1595037.jpg?t=636547237880000000
“–Perdone mi franqueza pero, dadas las circunstancias, me veo en la obligación de hablarle directamente. Tenemos una lista de nombres que han de ser eliminados. No es que mi cliente quiera discreción. Es que quiere que sea absolutamente imposible que nadie le relacione, siquiera remotamente con las muertes.”

La ciudad de la lluvia no sólo es un thriller literario llamado a convertirse en fenómeno, sino que además se traduce en una brillante carta de presentación de un nuevo autor de ficción que ha llegado para quedarse.

De ritmo trepidante, estilo ágil y plasticidad audiovisual en sus escenas, Alfonso del Río construye la novela a partir de un efectivo contrapunto temporal en forma de flashback que nos traslada desde el nebuloso y sombrío Berlín de 1941 hasta el lluvioso y agitado Bilbao de 1983.

BERLÍN 1941

Cinco personajes se encuentran en un aeródromo de las afueras de la ciudad. Tienen entre manos una misión que puede cambiar el curso de la historia. Son inmortalizados en una fotografía tomada al azar.

Alguien mantiene en jaque a toda la cúpula del III Reich con una máquina de encriptación que supuestamente supera a Enigma. Y Berlín es un hervidero de espías, contraespías, oficiales nazis que sucumben a las más bajas tentaciones y personajes anónimos que intentan abrirse un camino. Un entramado inquietante que no desdeña los mecanismos de la ficción literaria, pero que a su vez se basa en uno de los episodios reales más misteriosos de la II Guerra Mundial en el que un alto jerarca nazi se arrojaría en paracaídas sobre Escocia para negociar un posible armisticio anglo-germano. Episodio aún hoy inexplicado sobre el que late la trama de fondo de La ciudad de la lluvia.

BILBAO 1983

Cuarenta y dos años después, la muerte vuelve a unir a los protagonistas de aquella vieja fotografía.

La mayor inundación de la historia de la ciudad y un acuerdo empresarial al límite de fracasar unen las vidas de una joven promesa del Athletic, la hija de un gran empresario y un abogado de éxito en un pulso a contra reloj que desafía todo aquello que conocen y que los mantendrá alerta, incluso más allá de poner a salvo sus vidas y desvelar el misterio que entrelaza unas muertes con una conexión impredecible.

DOSSIER DE PRENSA
1595040.png?t=636547242310000000
BILBAO 1983. A comienzos de la década de los años ochenta, en el año de la gran inundación, tres muertes en apariencia accidentales coinciden en el tiempo en la ciudad de Bilbao. Rodrigo Lezo muere ahogado, quién sabe si por una imprudencia, la histórica noche de la crecida de la ría. Ignacio Aberasturi, el conocido empresario bilbaíno y candidato a la presidencia del Banco del Norte, perece en un incendio de la sede de la Kantauriko Kutxa, en el casco viejo. Y Javier Alba muere discretamente en su domicilio.

Las tres muertes no parecen guardar ninguna conexión entre sí. Sin embargo, Alain Lara, nieto de uno de ellos, da con una vieja y oculta fotografía de los años cuarenta que su abuelo Rodrigo había mantenido siempre oculta. Entre todos los personajes que aparecen en ella, además de a su abuelo, Alain reconoce a un también joven Ignacio Aberasturi, el gran empresario bilbaíno y actual candidato a la presidencia del Banco del Norte. La repentina y extraña coincidente desaparición de ambos, lo llevará a una investigación que se remontará a un pasado oculto.

“Alain Lara abrió la boca, dejando caer al suelo la ramita que sostenía. Se levantó del sofá como un resorte. No podía ser. Era imposible. Se levantó y buscó con urgencia entre las cajas de su abuelo la extraña foto que había encontrado meses atrás, aquella en la que Rodrigo Lezo posaba con cuatro personas frente a un avión. Y, sí, efectivamente, quien estaba al lado de su abuelo en aquella imagen era Ignacio Aberasturi, el gran empresario y candidato a la presidencia del Banco del Norte. Y también estaba muerto.”

A partir de allí, Alain Lara, la joven promesa del Athletic, echará a rodar por su cuenta una investigación plagada de incidentes y contratiempos en la que nada será lo que parece. En un intento por comprender lo que sucede, Alain contactará con María, la hija y heredera del imperio Aberasturi, y juntos comenzarán poco a poco a desmadejar un misterio, cuya trama se retrotrae al Berlín nazi de los años cuarenta, en el que sus respectivas familias tuvieron relación.

Además, el autor añade una tercera voz narrativa en primera persona que enriquece aún más el relato. La voz de David Schaffer, otro de los personajes inolvidables de esta novela. Un ambicioso y capaz abogado bilbaíno que cuenta su implicación en la trama –incluso emocional, porque La ciudad de la lluvia también encierra una historia de amor que sorprenderá a más de un lector–, a través de una suerte de memorias (dispersas en la novela en forma de capítulos intercalados), que escribe posiblemente desde el presente en una vetusta máquina de escribir.

BERLÍN 1941. Un periodo apasionante en el que, en una Alemania en guerra y dominada por un fuerte y consolidado III Reich, se llevaron a cabo muchos negocios fraudulentos. En uno de ellos, participó un extraño personaje sin nombre ni identidad, que se hacía llamar el Extranjero, y cuya inquietante sombra, más de 43 años después de aquello y en Bilbao, tal vez continúe ocultando la verdad sin importarle el precio.

“–¿A qué se refiere?

–Al cifrado de la máquina Enigma –el extranjero hace una pequeña parada en su exposición para dar una calada al cigarro que acaba de encender–. Toda Europa está intentando descifrar sus mensajes, general.”

A medida que la investigación avanza, lo que obtendrán el joven futbolista y la hija del rico empresario no serán más que dudas y sospechas que dispararán más y más preguntas. ¿Qué pudo unir hace más de cuarenta años a estos dos hombres cuyas vidas nunca más volvieron a cruzarse? ¿Quiénes son los demás personajes que aparecen retratados junto a ellos? ¿Quién y por qué anda detrás de ellos?

De eso trata La ciudad de la lluvia, un thriller electrizante sobre el magnético poder de la ambición, el amor y la complicidad entre las personas. Pero, sobre todo, se trata de una historia sobre la verdad que permanece escondida, sobre la cara oculta que todos tenemos en mayor o menor medida agazapa en las sombras durante un tiempo indefinido, que tarde o temprano acaba por salir a la luz. Y generalmente, cuando ello sucede, se revela lo mejor y lo peor del ser humano.

“Todo ha ocurrido según lo tenía previsto. Todo me ha salido a la perfección. Pero acaba aquí. Sé que dentro de poco estaré hablando con un tío enorme con una cicatriz en la cara. Ya llegan. Adiós. Ha sido un placer. Graciaspor leerme.”

LOS PERSONAJES
1595634.jpg?t=636547283350000000 1595636.jpg?t=636547283490000000
Bilbao Mira, Alain —añadió mientras extendía sus manos como si abrazara a las miles de personas que había alrededor de la ría—. Mira cómo esta idea de la gabarra provoca que se unan dos orillas, la orilla industrial y la aristocrática… No creo que haya habido ningún sitio en el mundo en el que la diferencia entre clases haya estado tan marcada geográficamente como aquí, en la ría. Y esto, esta celebración, hace que se junten las clases, las ideas, los sentimientos… Las personas, vamos.”

La recreación del Bilbao industrial de los años 80, una época que cambiaría para siempre el aspecto de la ciudad, -con sus barrios, callejuelas, bares del casco antiguo, entre la devastadora y violenta inundación de aquel año, y que todavía hoy es recordada, y la final de la Copa del Rey de la temporada 83/84 que coronó al Athletic– no sólo es completa y vivísima, sino también uno de los principales atractivos de la obra.

Pero no es el único. Otro, la recreación desde dentro del mundo del futbol y la alta competición, a través de un crack más que verosímil y logrado, que se parece mucho a los de carne y hueso, pero que nunca existió. Una notable reconstrucción literaria en la que la pasión por el Athletic del autor puede que jugara un papel crucial. Algo similar también ocurre con el mundo de la abogacía, de las grandes operaciones financieras y de los importantes bufetes, en pasajes en los cuales Alfonso del Río despliega un conocimiento del medio y un realismo a la hora de describirlo deslumbrantes.

Alain Lara: “Creo sinceramente que el éxito, muchas veces huye de quien lo persigue”.

Un joven y prometedor jugador del Athletic que vuelve a casa, recién fichado del Valencia. Hasta el veterano madridista Vicente del Bosque repara en sus cualidades cuando lo tiene de rival en el campo de juego.

El extranjero: “Si el destino fuese un crupier, y la vida, un tapete, creo que quien está repartiendo las cartas sería, cuando menos, mi amante. No dejan de entrarme cartas altas”.

El personaje más misterioso de esta historia. Un oculto cerebro en las sombras de una intriga y puede que también su brazo ejecutor.

David Schaffer: “Hay quienes intentan ganar posiciones en el escalafón social con la única estrategia de rebajar a los demás, en lugar de escalar por sus propios éxitos. Es mucho más fácil desmerecer a los demás que merecer por uno mismo.”

Ambiciosos y eficaz abogado que al final de su carrera es sin duda uno de los mejores del mundo.

María: “No aposté mucho por ti, lo aposté todo”.

Apasionada abogada en busca de la verdad. Hija de Ignacio Aberasturi y heredera de su imperio empresarial y financiero.

Lucas Bieda: “La única razón por la que no soy leyenda es porque aún no estoy muerto.”

Malcarado detective de la policía de Vizcaya que no tiene nada que perder y no se detiene ante nada.

EL AUTOR
1595537.jpg?t=636547252060000000 Alfonso del Río (Bilbao, 1980), licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto, compagina en su día a día sus facetas de abogado, padre y escritor. Como abogado, trabaja en un bufete internacional, colabora como profesor en la Universidad del País Vasco y en la Universidad de Deusto; y en 2017 ha sido galardonado por Iberian Lawyers como uno de los mejores abogados jóvenes de España por medio del prestigioso premio Forty under Forty. Ha sido también coautor de distintos libros especializados. Pero esos libros no saciaron su inquietud literaria porque, aunque no se planteara convertirse en escritor ni quisiera encontrar ninguna vía de escape, Del Río sentía pura necesidad de escribir y de sumergirse en otras vidas. Comenzó a esbozar esta historia hace más de diez años, pero no fue hasta hace tres que la retomó. De ahí surge La ciudad de la lluvia.
419345.jpg?t=636039083210000000

One Response

  1. Donde puedo comprar el libro?? nunca he comprado online me ayudas? gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *