No debería sorprendernos leer merecidamente asociados el nombre Luis Landero y el calificativo cervantino, no solo porque sus personajes se enfrentan a la realidad con las armas descabelladas que el desconcierto y la porfía proporcionan, sino también porque la escritura fluida de Landero aporta los matices de empatía que sus desencantados protagonistas merecen. Ellos son sus grandes creaciones: desde el Gregorio Olías/Faroni enredado en su impostura de su primera y premiada novela, ‘Juegos de la […]

Artículos