Kiko Amat prologa este libro así como años ago prologaba Knockemstiff de Donald Ray Pollock. Entonces llamaba a esa hondonada dentro de la profunda Ohio: El culo del mundo.

Artículos