Nadie es normal, de Jordi Sánchez

Nadie es normal, de Jordi Sánchez

Escrito por Juan Jesús Caballero, 05 mayo, 2021

Última actualización: 05 mayo, 2021

El actor Jordi Sánchez ha sido noticia recientemente por ser uno de los miles de afectados por este maldito virus que ha conseguido que echemos de menos hasta nuestras tediosas rutinas diarias. Afortunadamente se recuperó coincidiendo con la salida de su último libro.

Conocido por la inmensa mayoría del público por su papel de Antonio Recio, el pescadero más rancio de la televisión. Y es que lleva deleitándonos con tan políticamente incorrecto como divertido personaje hace ya la friolera de catorce años, haciendo que casi nos hayamos olvidado de Salva, su encarnación anterior en la antecesora “Aquí no hay quien viva”. También es recordado con cariño como Josep Lopes por su serie “Plats bruts” emitida en su día por TV3. Pero la trayectoria de Jordi Sánchez va más allá de sus carismáticos personajes de sitcom. Jordi, aparte de un gran actor, es un gran guionista y dramaturgo que tiene en su haber, aparte de distintos guiones para cine y televisión, casi una decena de obras de teatro.

Que es un gran dramaturgo se sabe, y además se nota cuando leemos “Nadie es normal”. Este libro transita por la senda de su anteriormente editado “Humanos que me encontré”, tratándose de una obra que cabalga entre relatos y anécdotas. Aunque en la contraportada de este ejemplar podemos leer que son historias de ficción, presumo que muchas tienen base real. Tanto que hasta nosotros mismos nos sentiremos identificados o reconoceremos a alguien de nuestro ámbito que seguro no es normal.

El autor nos deleita con una sucesión de relatos breves -la mayoría muy breves- que son historias tiernas y entrañables, porque así son sus personajes. Unas nos recuerdan a alguien que conocemos, otras a nosotros mismos. Nos hacen recapacitar sobre la vejez, la juventud, la vida, la muerte, la amistad, la gente tóxica; unas nos arrancan una carcajada, otras una leve sonrisa; otras nos llenan de optimismo, otras de nostalgia. Todas muy divertidas.

Un libro que aparte de ser corto con sus doscientas páginas, se nos hará más breve aún porque cada relato nos deja con ganas del siguiente, jugando a reencontrarnos con algún narrador que hará de oyente en otro. Historias cruzadas contadas en lenguaje sencillo a través de bocas de personas sencillas pero sabias en esto de vivir. Uno de esos libros que leerás y releerás, porque esas historias van trasladándonos un mensaje que captamos de diferente forma según la etapa de la vida en que lo hagamos.

A través de este libro, reconocemos al Jordi Sánchez más dramaturgo. Con un estilo muy teatral no nos resulta difícil imaginarnos sobre un escenario a Carmela defendiendo su postura de ultraderecha; a Cipriano, el mafioso jubilado hablando de la vocación de su hijo por ser actor porno; a Maritrini, la asistenta del bar La Amistad, contando sus cosas… Y es que este compendio de perlas de sabiduría nos hará darnos cuenta que es cierto eso de que nadie es normal.