La ira de los ángeles de John Connolly

9788483838945

A partir de 1999 el escritor irlandés John Connolly comenzó a contar las historias del detective privado Charlie Parker, un hombre muy afectado por las pérdidas personales, especialmente por los crueles asesinatos de su mujer y de su pequeña hija. Parker, lo sabrá el lector, pero no así quienes contratan sus servicios y, en general, la mayoría de quienes se relacionan con él, libra en realidad una intensa batalla contra una cohorte de ángeles caídos. Lucha contra las fuerzas del Mal.

La habilidad de Parker radicó, en los once casos que conocimos con anterioridad, en presentar sus investigaciones como hechos policiales, terribles más de uno, pero –digamos así- verificables, fáciles de interpretar y, al mismo tiempo, pudo ir librando sus batallas metafísicas (que llegan a desesperarlo, porque a cada rato debe dar manotazos en la oscuridad, o en el agua, mientras intentan ahogarlo), de la que tienen información contadas personas.

Ha sido también la habilidad de Connolly. Vale decir por una parte narrar historias propias del policial negro, y al mismo tiempo ortodoxa, y en simultáneo sumergir al lector en el mundo de lo gótico, en el que los seres oscuros, difícilmente humanos, juegan sus juegos de horror y venganza.

Pero, esa forma de narrar ha sido dejada de lado en “La ira de los ángeles”, hasta ahora la última historia del detective Parker, puesto que la búsqueda de un avión perdido de inmediato sumerge al protagonista y a muchos otros personajes en una lucha “cuerpo a cuerpo” contra seres sobrenaturales, demoníacos y terribles.

El Coleccionista

Parker no es una persona normal, o corriente, y bien lo sabe. Está atravesado por la desdicha, por ciertos deseos difusos de venganza (dado que no tiene claro hacia quién dirigirlos) y mucha rabia. Lucha contra las sombras y no sabe bien a qué atenerse, por qué le pasan las cosas que le ocurren.

Alguien alguna vez le dijo: “No me gusta estar cerca de usted. Usted forma parte de un plan del que yo no sé nada. Está condenado a un ajuste de cuentas que le costará la vida, a usted y a unos cuantos que se encuentran a su lado. Tiene los días contados y no deseo estar cerca de usted cuando caiga”. Ese alguien es el Coleccionista, un ser vengativo que asesina a quienes delinquen. Es un personaje significativo, que ha ido cobrando cada vez más relevancia en las historias de Connolly/Parker y que tiene notable incidencia en “La ira de los ángeles”.

En la novela, publicada en inglés dos años ago, Parker es contratado por Marielle Vetters, la hija de un hombre (Harlan Vetters) que ha fallecido recientemente, para que encuentre un avión que su padre –un día que con amigo cazaba furtivamente- encontró en medio de un bosque frondoso, al norte de Maine (estado en el que transcurren las historias del detective).

De inmediato, Parker comprende que hay un algo más, puesto que junto a los restos del avión (en el que no había cadáveres) se hallaban papeles y una lista de nombres que tendrá alta significación en la historia. A partir de allí se librará una nueva lucha, esta vez entre Parker y sus escasos aliados y una serie de seres demoníacos, para obtener esa lista que supondrá nuevas muertes, nuevos episodios dantescos.

Entre el odio y el amor

Cuando Connolly visitó Madrid, en junio pasado, fue entrevistado por Juan Carlos Galindo, de “El País”. En esa circunstancia el periodista le preguntó si Parker, “personaje que decide matar y vengar”, está en condiciones de elegir. La respuesta del autor: ”No puedes tener esa cantidad de rabia y odio y tener amor. El tipo de ficción que amo y aquellos escritores que leo (Ross Macdonald y su Lew Archer, James Lee Burke y su Rocheaux, Lehane con Kenzie y Gennaro), todos tienen personajes en busca de una redención. Ya la redención requiere cierto nivel de sacrificio”.

En la novela, Parker debe antagonizar con antiguos y horribles enemigos, como Brightwell (a quien Parker mató en  un episodio anterior, pero…) y nuevos, como la tozuda y cruel Darina Flores (y su espantoso pequeño hijo, que es algo más que su hijo), Malfas, habitante accidental del bosque y la propia niña que vive en la espesura aguardando un amigo…

De una u otra manera, todos ellos (y algunos otros) resultan obstáculos para que el detective llegue al avión y a la lista, así como para que logre dilucidar otros enigmas que se plantean en el relato. Aunque el detective tiene también sus defensores, especialmente sus guardaespaldas Louis y Ángel, letales como pocos.

 El rabino Epstein, personaje que también fuera conocido en anteriores historias, reaparece acá, desconfiando como nunca antes de Parker, especialmente en relación a su verdadero origen y a sus reales intenciones. Pero el detective logra desentrañar los diversos interrogantes que plantea la ficción, aunque muchas preguntas, muchas intrigas, quedarán
flotando y el lector sabe que la historia continuará, y que Parker seguirá sin poder salir de esos umbríos territorios en los que, para su desdicha, suele moverse, porque, como bien se indica, “conoce bien la naturaleza del Mal que intenta imponerse en el mundo”.

Reseñado por Carlos Roberto Morán

Morán retrato

https://www.noticiasdesdeelsur.com Soy un escritor nacido y residente en la ciudad de Santa Fe, Argentina. “Noticias desde el sur” toma su nombre de un libro de cuentos de mi autoría publicado en México. Como blog, apareció en La Comunidad de El País (España) entre 2007 y 2014. Al cesar dicho espacio lo he trasladado acá. El blog es cultural y aborda centralmente cuestiones literarias. Incluyo comentarios, notas y noticias, invito a amigos a sumarse con sus trabajos y, cada tanto, publico mis propios textos. Cada tanto, voy ubicando notas publicadas oportunamente en la versión anterior del blog y que han sido dadas de baja.
Libros publicados: “Territorio posible” (1980), “Noticias desde el sur” (1986), “Noticias de Sergio Oberti” (1990), “Ella cuenta sobre el mar” (2006), “Historia del mago y la mujer desesperada” (2012)

Escrito por John Connolly

Connolly, John
John Connolly (Dublín, 1968) estudió filología inglesa en el Trinity College de Dublín y periodismo en la Dublin City University. Colabora regularmente con el Irish Times y reside en Dublín, pero pasa parte del año en Estados Unidos, donde se desarrollan sus obras. Es autor del libro de relatos Nocturnos, de la novela Malvados —un thriller con tintes sobrenaturales que la crítica ha asociado con las novelas de Stephen King y las películas de Quentin Tarantino— y de la célebre serie de novelas policiacas protagonizadas por el detective Charlie Parker, tituladas Todo lo que muere (Shamus Award 1999, finalista del Bram Stoker Award y del Barry Award 1999), El poder de las tinieblas, Perfil asesino, El camino blanco (Barry Award 2003), El ángel negro, Los atormentados, Los Hombres de la Guadaña, Los amantes, Voces que susurran, Más allá del espejo y Cuervos.

Ficha técnicaCaptura de pantalla 2015-01-13 a las 11.34.13

Traducción de Carlos Milla Soler
352 pág. 21€
En las profundidades de los bosques de Maine se descubren los restos de un avión siniestrado. No hay cadáveres. Nunca se informó de la desaparición de dicho avión. Pero hombres de toda laya lo buscan desde hace mucho, mucho tiempo, pues, al parecer, los restos del aparato esconden algo crucial. Eso atrae al detective privado Charlie Parker, un hombre que conoce bien la naturaleza del Mal que intenta imponerse en el mundo. También capta la atención de otros: una mujer hermosa, de cara marcada, con afición a matar; un niño taciturno que recuerda su propia muerte; y el asesino en serie conocido como el Coleccionista, que busca nuevas víctimas para sus sacrificios. Pero a medida que las fuerzas rivales se abaten sobre el lugar, el bosque se prepara para recibirlos, ya que en su espesura oculta un secreto: algo sobrevivió al accidente. Y está esperando.

1 comentario en “La ira de los ángeles de John Connolly”

  1. Hola!

    Me encanta la saga de Charlie Parker, hace un año me di un atracón de sus novelas y leí las cuatro primeras (Todo lo que muere, El poder de las tinieblas, Perfil asesino y El camino blanco) de una tirada, la verdad es que no recuerdo si llegué a leer El ángel negro pero sí leí Malvados que no pertenece a la saga pero donde Parker hacía un pequeño cameo. Al final, como era de esperar, me acabé saturando y opté por otros tipos de lecturas más “amables”.

    Sin duda volveré a retomar esta saga con las aventuras (y desventuras) de este gran personaje, un saludo!

Los comentarios están cerrados.