Recomendado

El Reino

Emmanuel Carrère

Resumen

Hace ya tiempo que Emmanuel Carrère ha acostumbrado a sus lectores a esperar de él lo inesperado, y en esta obra monumental, casi diríamos épica y sin duda radical, aborda nada menos que la fe y los orígenes del cristianismo. ...

25 de Septiembre de 2015

Emmanuel Carrère es un excelente narrador. Siempre en primera persona crea sus proyectos literarios en los cuales vuelca su experiencia, sus indagaciones y sus exégesis de los acontecimientos a tratar. Sus anteriores obras El adversario y Una novela rusa así lo muestran.

Ahora profundiza sobre los primeros años del cristianismo enfrentándose a sí mismo. En la década de los noventa durante tres años se convirtió en católico ferviente, comulgó todos los días, se casó por la iglesia y bautizó a sus hijos. Es más, a diario anotó comentarios del Evangelio de Juan en multitud de cuadernos. La fe como vino se fue y ahora es capaz de poner en contexto crítico sus propias creencias. El evangelista elegido es Lucas, autor del libro de Hechos de los Apóstoles. Con él como cicerone recorreremos los entresijos de la vida de Pablo y por extensión de los primeros cristianos desde el punto de vista del adversario.

Cuenta la anécdota del cineasta Billy Wilder quien preguntado por la película inspirada en El diario de Ana Frank comenta “La verdad, muy hermosa…Muy emotiva. Aun así nos gustaría conocer el punto de vista del adversario” Ese adversario adopta en El Reino múltiples caras: el mismo autor, el evangelista Lucas y el mismo apóstol Pablo.

Carrère comenta su etapa católica como podría hablar de su compromiso un antiguo comunista, como se habla de un gran amor de la juventud. Una pasión tormentosa de la que está contento de haber vivido pero que ahora es lejana. Ahora considera terrible haber perdido la fe y que su vida no haya empeorado. Bajo estas premisas analiza en detalle cada escena de Hechos de los Apóstoles desde su perspectiva actual de “escéptico, agnóstico, ni siquiera lo bastante creyente para ser ateo. Un hombre que piensa que lo contrario de la verdad no es la mentira sino la certeza.”

El autor francés dedica la mayor parte de su obra a hacer una exégesis de Hechos de los Apóstoles, principalmente de la vida de Pablo, antes Saulo de Tarso, el incendiario que según Carrère dinamitó y dinamizó el cristianismo. Lo hace con inteligencia, grandes dosis de excepticismo y susceptibilidad, intentando ver más allá de las palabras, construyendo su ficción sobre el origen de un movimiento en el que no cree ahora mismo.

El lector no familiarizado con esa etapa del cristianismo primitivo se sorprenderá de lo escrito y de lo argumentado. El más avanzado tendrá una opinión critica sobre los comentarios de Carrère. Y todos los lectores se enriquecerán con una obra que va más allá de la realidad y de la ficción, inclasificable pero rica y generosa en contenidos. Al autor de Una novela rusa se le nota el oficio y la profunda investigación al respecto. Pero también sobrevuela la obra el tenor de obligación por acabar unos contenidos y el deseo de satisfacer a los medios culturales que reniegan hace siglo y medio del cristianismo.

Por unos y otros motivos El Reino es nuestra recomendación de esta semana.

Comentarios

¿Dónde quieres guardar este libro?