La memoria del barro de Paco López Mengual

portada-la-memoria-del-barro4

Esta es la primera novela del autor, que ahora vuelve a editar y publicar de nuevo, cuando ya tiene en su haber tres novelas más publicadas. Sin embargo, a pesar de ser opera prima, la narración es fresca y bien escrita, la estructura amena y llena de humor. Si algún rasgo es llamativo o característico de esta obra, es su murcianidad.  Cualquiera puede leer y disfrutar de la novela, pero si es murciano o conoce Murcia por haber vivido allí un tiempo, estoy segura de que captará mucho mejor el espíritu que inspira toda la historia.

El motivo de que se vale el autor para desarrollar el relato es el devenir de una talla dieciochesca, desde que sale de las hábiles manos de Roque López, discípulo de Salzillo (el gran escultor murciano de origen italiano), hasta que llega a las manos o más bien, a la presencia y conocimiento del narrador contemporáneo.
La talla es una cabeza de Niño Jesús, destinado a estar en brazos de una Virgen del Rosario para la iglesia del mismo nombre en Murcia. Era costumbre, desde esos y anteriores tiempos, moldear solo cabeza y manos, que asomarían de las vestiduras con que la devoción popular cubriría un armazón de maderas que, cual esqueleto, soportaría el conjunto de la figura.  De ahí las damas que, no casándose, se quedaban a “vestir santos”. De estas hay varios personajes en la novela.

Pues bien, alrededor de ese conjunto religioso, pasean múltiples personajes, con lo que la novela deviene coral, personajes cuyas historias particulares nos son contadas, hilvanándolas unas con otras, siempre alrededor de la Virgen del Rosario y su Niño. Pasan los años y pasan los siglos;  las historias engarzadas con aguja e hilo fino bordan un dibujo de la sociedad murciana y española desde el siglo XVIII a la actualidad. Como ya mostró el gran artista Goya en su imagen de los dos mozos peleando a garrotazos, lo que resulta de ello es un tapiz cainita: en el siglo de la ilustración, de las luces, convive la ceguera beata y santera religiosa con el anticlericalismo más feroz. Son, en realidad, dos caras de una misma moneda: las posturas exacerbadas conllevan su contrario. Una sociedad en exceso beateril y santurrona crea y comparte lugar con el ateísmo militante. Y de un modo u otro, la religiosidad, defendida o atacada, está presente en las vidas humanas. Vidas que, por otra parte, se nos muestran, tanto unas como otras, con socarronería, con retranca y un humor a veces algo negro, e incluso algo escatológico, pero hilarante. La picaresca, tan tradicional en la sociedad hispánica, está presente a su vez, creando situaciones delirantes.

La historia que nos cuenta López Mengual es la historia reciente de Murcia. La historia humana, la de los murcianos de a pie, no tanto la historia de los hechos políticos, que también, puesto que estos forman el telón de fondo de las andanzas y desventuras del Niño. Niño que pasa de mano en mano, que va y viene, y que a todos mira con una sonrisa un tanto burlona.

Bandidos, secuestradores, guardias civiles, damas engañadas, amores encubiertos,  falsos milagros, párrocos y curas de distintos intereses, revueltas sociales, procesiones, guerracivilismo, chaqueteros y demás, forman el sabroso aliño de esta sopa literaria. Amén de personajes importantes, como ministros, papas, generalísimos…etc. Todo ello tratado con mimo y cariño, sin tomar explícitamente una postura, salvo la de mostrar las dos caras de la vida. Pero paseamos por los pueblos de la región, por las calles de la ciudad, nos suenan los nombres, nos suenan los apellidos, las expresiones, el lenguaje en general y ese humor entre negro y pimentonero tan murcianico.

 

 

Reseñado por Ariodante

Blog: http://lamiradadeariodante.blogspot.com

Escrito por Paco López Mengual

El escritor Paco López Mengua

Paco López Mengual (Molina de Segura, Murcia, 1962). Nace en el seno de una familia de comerciantes. Tras cursar estudios de Magisterio en la Universidad de Murcia se incorporó al negocio familiar. En la actualidad, regenta una mercería en su ciudad natal, actividad que compagina con su labor literaria.

Paco López Mengual es un autor tardío. No comienza a escribir hasta después de cumplir los cuarenta años. Su primera novela, La Memoria del barro apareció publicada en 2005, desde entonces su actividad literaria ha sido muy fructífera.

Su estilo ágil y efectivo a la hora de narrar una historia es lo más apreciado por los lectores. Su obra es lectura para los estudiantes de varios centros de secundaria y ha sido traducida al portugués. Algunas de sus obras han sido materia de estudio en congresos universitarios celebrados en Pittsburg  y Washington.

Aunque la actividad literaria de López Mengual se centra principalmente en la novela, también escribe relatos cortos.  Colabora como articulista literario en la revista digital Editanet  y en el periódico La Opinión, donde escribe diariamente una columna bajo el título La vida en un post-it.

Es colaborador de la emisora de radio Thader FM y de la cadena de televisión Canal Ocho.

Ha publicado cuatro novelas, dos libros de relatos, uno de viajes y colaborado en varias antologías de cuentos. Es miembro de la asociación La Molineta Literaria y de La Muy Leal y Noble Orden del Meteorito de Molina de Segura.

Ficha técnica

Páginas: 224 PVP: 10 €

 

Todo comienza a finales del siglo XVIII, cuando el escultor Roque López moldea la cabeza de un enigmático Niño Jesús. Desde entonces, la imagen se convierte en protagonista de una cadena de increíbles e insólitos acontecimientos históricos, que no dejarán de sorprender al lector en cada nueva página.

La memoria del barro es un viaje trepidante por la historia a lomos de una escultura; una aventura donde no faltan piratas, bandoleros, milicianos, guardias civiles y religiosos de toda índole.

De La memoria del barro ha dicho Javier (de Librería de Javier en Alcalá de Henares): Una primera obra es quizás la más representativa de un autor. Es el texto que lleva años rumiando y reescribiendo en la mente, el más fresco y el que acusa menos condicionantes de toda su cosecha. Y todas estas cualidades, de manera resplandeciente, las podemos ver en esta despampanante novela.

One Response

  1. Es una lástima que un escritor del nivel de López Mengual tenga que recurrir a la autoedición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *