El cuarto de las estrellas de José Antonio Garriga Vela

9788415937487_L38_04_x

El cuarto de las estrellas de José Antonio Garriga Vela es la novela galardonada con el Premio Café Gijón 2013. El jurado destaco su sorpresa ante una novela inusual que supera el realismo tradicional con imágenes y situaciones de gran calidad expresiva que van creando una atmósfera de misterio extraordinariamente sugerente. Un relato muy fluido acerca de un hombre, que en un paraje desolado, busca saber quién es a través de la historia de su padre.

La editorial Siruela muestra su alegría por incorporar a su catálogo a un autor consagrado y  de prestigio es Garriga Vela. Quién invitado a la semana de cine de Gijón proclamó que “Cine café y escritura son la conjunción perfecta” algo que seguro que muchos suscribimos.

En palabras de Marcos Giralt Torrente, miembro del jurado del premio, todos se encontraban felices después de abrir la pilca con el nombre del ganador. La felicidad era triple. Primero porque la novela era muy buena, segundo por que el autor es reconocido como buen escritor, y tercero por que además de lo anterior Garriga Vela en buena persona.

Garriga Vela es autor de unos cuentos excelentes, tiene una trayectoria que hace reconocible su obra. Tanto que algunos miembros del jurado sospechaban que era el quien se escondía detras del pseudónimo. La seña de la calidad del estilo del autor se descantaba en cada línea de su prosa literaria.

El autor viene explorando desde El vendedor de rosas, temas como la infancia, el pasado como modelador del presente, la familia, los territorios cerrados, atmósferas donde la muerte, y el azar juegan con la vida . El cuarto de las estrellas nace de Pacífico, su anterior novela por dos razones, primero transcurre en La araña de Málaga, un barrio de una ciudad inventada junto la cementera. Segundo por que en Pacifico el personaje central comenta que  le habría gustado perder la memoria, sobrecargada de recuerdos. En esta nueva novela el narrador  ha perdido la memoria. Mientras en Pacifico el detonante es un golpe de infortunio, aquí es un golpe de fortuna. Por eso resulta fácil ver las relaciones tan estrechas entre sus novelas.

El cuarto de las estrellas versa sobra un hombre que tras un accidente pierde sus recuerdos más recientes. Eso mismo le pasó al autor hace poco tiempo, se borraron  los nombres de sus amigos y se difuminador los recuerdos de los últimos tiempos. Ingresado en un centro hospitalario surgió el germen de este libro que fue confeccionando en notas breves.

La trama va revelando la historia de una familia que por fortuna  resultan premiados en la lotería de Navidad de 1973. La familia acumula secretos que solo saldran a la luz con lo que el premio hace posible. Así emprenden un viaje a Nueva York. Pero hasta allí el pasado les alcanza.

Esta novela ahonda en la tristeza melancólica, para recuperar la ilusión de una felicidad que alguna vez se tuvo. No obstante al final hay una especie de redención que transcurre en el terreno de la voluntad de la asunción de los hechos.

Reseñado por Pepe Rodríguez

 

700x370

Escrito por José Antonio Garriga Vela

José Antonio Garriga Vela (Barcelona, 1954) es colaborador habitual de varios periódicos y revistas, y autor de diversos libros de cuentos, novelas y obras de teatro. Como novelista, muy celebrado por la crítica especializada, ha publicado Muntaner, 38 (1996), que recibió el Premio Jaén de Novela, El vendedor de rosas (2000), Los que no están (2001), que le valió el Premio Alfonso García Ramos, y Pacífico (2008), que, además de una extraordinaria acogida por la crítica, mereció el Premio Dulce Chacón de Narrativa 2009. Como cuentista, destaca su libro El anorak de Picasso (2010). Pertenece a la orden de Caballeros del Finnegans.

 

Ficha técnicaCaptura de pantalla 2014-03-19 a la(s) 21.59.07

Páginas: 165 PVP: 15,95€

El cuarto de las estrellas es la historia de un hombre que sufre un accidente que le borra los recuerdos más recientes, mientras los recuerdos más remotos brotan con extraña fluidez, y se retira al escenario de su infancia para escribir una novela tejida con todas esas memorias. A La Araña, un lugar asfixiante y gris ubicado en ninguna parte, un pueblo arrinconado entre el mar y la omnipresente cementera.
La vida de la familia da un vuelco cuando un décimo comprado por el padre del narrador resulta agraciado con el primer premio en el sorteo de la lotería de Navidad de 1973. Un décimo que los hizo ricos y a la vez los arruinó… El padre decide viajar a Nueva York, su paraíso soñado, y en el transcurso de ese viaje familiar desvelará a su hijo un secreto que no puede guardar por más tiempo. Ese secreto es la piedra angular de una novela en la que el autor ha conseguido inyectar vida a unos fantasmas tan reales que acaban convenciéndonos de que, quizá, los fantasmas seamos nosotros, de que hemos sido expulsados de una patria a la que acudimos siempre, el pasado, a pesar de que allí solo hay cenizas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *