En la sangre, Un thriller magnífico para este tiempo frío que nos acaba de llegar.

Hacía mucho tiempo que no encontraba un personaje tan magnético y adictivo como Eva Valverde. En poco más de 50 páginas cautivará a cualquier lector… y después… bueno después solo Laura Gomara, la autora, sabrá adónde lleva a Eva y al lector.

El personaje de Eva es muy atractivo debido a lo que tiene de prohibido por un lado y a su falta de arquetipos femeninos en el género por el otro. Dentro de la novela negra siempre han existido las “femme fatale” acaparadoras de lujos y también las criminales taimadas y oscuras. Sin embargo Eva Valverde es por definición una impostora, y por oficio una ladrona. Una impostora porque aunque le gusta vestir de marca y rodearse de muchos lujos, es incapaz de deshacerse de sus complejos de clase media baja, no pertenece a la clase en la que se supone que habita. Y más impostada es cuando todo lo que tiene viene de su oficio de ladrona. Roba de todo y a todas horas, carteras, bolsos, móviles, maletas, joyas. Todo muy limpio y sin violencia, pero robado.

Eva comienza la novela en un punto complicado. Como dice la portada sabe que va a morir pronto, pero también sabe que está en el mejor momento de su “carrera”. Tiene material suficiente para ampliar su negocio, la relación con Oleg, su noviete, funciona bien, y sus temores están apaciguados en términos legales.

Leer En la sangre de Laura Gomara ha sido un placer inmenso tanto por el personaje tan especial que es Eva como por la trama

De repente todo cambia, y de ser ese personaje tan especial, Laura Gomara la ensombrece ante las nuevas circunstancias para convertirla en alguien a quien los miedos parecen aplastar. Esa evolución de Eva está muy bien tratada por la autora. Y los giros y vueltas que da la trama hasta irse desenvolviendo son magistrales… como decía antes, lleva al lector por dónde ella quiere.

Los capítulos son cortos y fáciles de leer. Alterna la primera persona de Eva, para que la conozcamos bien, con la tercera del narrador que todo lo sabe, cabalgando algunas escenas entre ambos puntos de vista, otorgándole al lector una amplitud de miras mayor. Los secundarios están muy bien trabajados y funcionan a la perfección y la ciudad de Barcelona ejerce de marco de circunstancias excepcional como si fuera otra protagonista más.

Leer En la sangre de Laura Gomara ha sido un placer inmenso tanto por el personaje tan especial que es Eva como por la trama. Y en especial por la evolución de ambas.
Un thriller magnífico para este tiempo frío que nos acaba de llegar.

Pepe Rodríguez – El Placer de la Lectura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.