Mujeres errantes

Brillante título para una novela que rinde homenaje a mujeres asturianas que tuvieron que emigrar en los años 60 pero que no solo nos habla de emigración sino de personas valientes, del sacrificio por los demás, por los hijos, los maridos, …

Cuando Greta recibe la noticia impactante de que la persona que cree su madre realmente no lo es , se pregunta quién es ella en realidad. Hay tantos interrogantes que le llevarán a realizar un viaje al pueblo de sus antepasados y al mismo tiempo a reflexionar sobre su propia vida . Por eso ella reconoce que busca la paz con su madre pero quiere reencontrarse consigo misma.

En un relato fluido conoceremos la historia de Eloína, a través del testimonio de su hija, entenderemos por qué viaja a Suiza; también sobre Julia la  Chata quien la acompañará en su viaje de 1963. La autora nos lleva con maestría a distintos mueve  a mujeres jóvenes a salir de sus hogares para viajar a lugares distantes donde poder ganar un salario mensual digno.  También leeremos con Greta las cartas de Guillermo, antiguo párroco del barrio,  que envía regularmente a su amiga  Julia, y en las cuales le explica desde Nicaragua sus sentimientos ante las injusticias que sufren los más desfavorecidos, condiciones de miseria y de ultraje insoportable, lo que le llevará a la lucha junto a la guerrilla sandinista. 

Por otro lado,  conoceremos el barrio de Gijón del cual salieron  las protagonistas, y donde los vecinos vivían en condiciones muy precarias, y en el que la venta de pescado era un trabajo necesario para sobrevivir.  “No es que no hubiera comida, y bien buena, pero no podíamos pagarla”…

El tema de la emigración es el eje principal de un relato que habla del pasado pero sobre todo tan actual que nos hace revivir todas estas experiencias en un presente doloroso que obliga a muchas personas a salir de sus países de origen. Para Greta es difícil integrarse en ese nuevo entorno cuando percibe cómo la ven sus compañeras de colegio . Al descubrir quién es su  padre,   comenzará un camino de rebeldía  que le llevará a distintos   viajes peligrosos como el de las drogas.

En Mujeres errantes se muestra lo difícil que es vivir bajo la sombra del maltrato. No sólo físico, también psicológico,y no sólo en tiempo pasado, sino en el presente. No sólo el sufrido en un tiempo en el que era el marido el que daba el permiso para que su mujer viajara, sino en el actual cuando una mujer llega a ser dominada y al mismo tiempo no puede liberarse de ese dominio.

A través del viaje de Greta conoceremos un poco más de la historia de esas mujeres valerosas que no se amedrentaban y luchaban por salir adelante.

Por Pilar Días

Ficha del libro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *