Las sombras de Quirke de Benjamin Black

9788420419480

Decía el escritor argentino Ernesto Mallo que cuando se lee a alguien se sabe si el autor es buena persona o no. Que eso se cala en su forma de escribir. No sé si será del todo cierto, pero algo parecido -para bien- sucede con las obras de Benjamin Black. Por mucho que se empeñe John Banville en evitar que su maravillosa forma de escribir novela contemporánea no se le filtre a su alter ego de novela negra, no puede evitarlo. Y cada vez más las obras de su personaje, el forense Quirke, gozan de una calidad literaria que sobrepasa al llamado misterio que toda novela policíaca debe mantener.

Las sombras de Quirke es la séptima entrega de la saga del forense irlandés. Como anticipaba Banville hace unos meses, aquí Quirke se enamora, lo cual es mucho decir sobre una novela policíaca. Que un personaje así ceda al enamoramiento, disfrute de la compañía de su hija, se sienta tentado por antiguos amores y sufra con la enfermedad de su medio hermano Mal, demuestra que esta obra tiene mucho más de novela humana que de novela negra.

La excusa para esta obra parte del momento en que Quirke regresa a su trabajo en la morgue de Dublín. Es a él a quien llaman cuando aparece un cuerpo en el interior de un coche calcinado: todo apunta al suicidio de un funcionario advenedizo, pero Quirke no puede quitarse de la cabeza la sospecha de que algo no encaja. La única testigo se ha esfumado, han borrado todo rastro de ella. Al reunir las piezas de su desaparición, el patólogo se ve atraído hacia las sombras del universo de las élites dublinesas: sociedades secretas y política eclesiástica de altos vuelos, políticos corruptos y hombres con mucho dinero que perder.

Pero no se dejen engañar, el universo de luz, reflexiones y cultura de Banville impregna totalmente esta nueva obra. Con lo que mientras esperamos el gran bombazo que Banville nos está preparando con su nombre, podemos mientras seguir degustando estos aperitivos cada vez más sustanciosos de su trasunto Benjamin Black.

 

 

 

 

 

 

Reseñado por Pepe Rodríguez

 

 

Escrito por Benjamin Black

Benjamin Black es el seudónimo de John Banville (Wexford, Irlanda, 1945). Banville ha trabajado como editor de The Irish Times y es habitual colaborador de The New York Review of Books. Fue finalista del Premio Booker con El libro de las pruebas (1989), premio que obtuvo en 2005 con la novela El mar, consagrada además, por el Irish Book Award como mejor novela del año. Entre sus novelas destacan también El intocable, Eclipse, Imposturas y Los infinitos. En 2011 recibió el prestigioso Premio Franz Kafka, considerado la antesala del Premio Nobel. Antigua luz (Alfaguara, 2012) fue aclamada por la crítica como su mejor novela. Bajo el seudónimo de Benjamin Black, ha publicado en Alfaguara, con gran éxito,  El lémur (2009) y la serie de novela negra protagonizada por el doctor Quirke –El secreto de Christine (2007), El otro nombre de Laura (2008),  En busca de April (2011), elegida como una de las mejores novelas del año por Qué Leer, y Muerte en verano (2012)–, que próximamente será llevada a la televisión por la BBC británica, con guión de Andrew Davies y Gabriel Byrne en el papel de Quirke. En la actualidad, escribe una novela protagonizada por el mítico detective Philip Marlowe por invitación de los herederos de Raymond

Ficha técnicamegustaleer - ALFAGUARA

  • Título: Las sombras de Quirke (Quirke 7)
  • Autor (es): Benjamin Black
  • Traductor:
  • Sello: ALFAGUARA
  • Precio sin IVA: 19.13 €
  • Precio con IVA: 19.90 €
  • Fecha publicación: 02/2017
  • Idioma: Español
  • Formato, páginas: TAPA BLANDA CON SOLAPA, 312
  • Medidas: 152 X 240 mm
  • ISBN: 9788420419480
  • EAN: 9788420419480
  • Temáticas: Novela negra y thriller, Misterio y suspense
  • Colección: Alfaguara negra
  • Edad recomendada: Adultos

Incapaz de guardar reposo pese a sus alucinaciones y desvanecimientos, Quirke regresa al trabajo en la morgue de Dublín. Es a él a quien llaman cuando aparece un cuerpo en el interior de un coche calcinado: todo apunta al suicidio de un funcionario advenedizo, pero Quirke no puede quitarse de la cabeza la sospecha de que algo no encaja. La única testigo se ha esfumado, han borrado todo rastro de ella.

Al reunir las piezas de su desaparición, el patólogo se ve atraído hacia las sombras del universo de las élites dublinesas: sociedades secretas y política eclesiástica de altos vuelos, políticos corruptos y hombres con mucho dinero que perder. Mientras la psicoanalista austriaca Evelyn Blake entra en su vida y en su corazón, la pista acaba por llevar a Quirke hacia su propia familia, y pasado y presente entran en colisión. Los crímenes de antaño han de permanecer ocultos, y Quirke ha agitado la telaraña.

La crítica ha dicho…
«Black sabe bien cómo tramar una novela negra cautivadora y llena de suspense.»
Publishers Weekly

«Un absoluto placer de principio a fin.»
Myles McWeeney, The Independent

«A Black jamás le preocupa que la trama oscile y que sus páginas transpiren una densa y maravillosa emoción con esa prosa suya tan reflexiva y sin prisas. Sus descripciones te atrapan.»
Lloyd Sachs, Chicago Tribune

«Black da forma a una pieza de una meticulosa escritura que destaca por su palpable sentido de la ubicación, una paleta de personajes dibujada al detalle y un elocuente desenlace.»
Kirkus Reviews (lectura seleccionada)

«Benjamin Black tiene un don para los personajes de trazo fino y el detalle minucioso. La innegable excentricidad de Quirke lo dota de un encanto irresistible que mantiene al lector enganchado hasta el mismísimo final.»
Shelf Awareness

«En esta entrega de Quirke, sus sorprendentes encuentros permiten que se filtren unos breves rayos de sol.»
Library Journal

«Quirke se enamora. Una ocasión excelente para volver a uno de los mejores personajes de la historia, sí, del género.»
Juan Carlos Galindo, Elemental (El País)

«La evolución de un Quirke mucho más complejo y oscuro, ahora asaltado por los fantasmas de su pasado.»
Diario de Jerez

«La manera en que representa la sociedad dublinesa de mitad de siglo, con su jerarquía eclesiástica corrupta, su violencia enquistada y su tweed omnipresente tiene algo de adictivo.»
Xaime Martínez, Playground

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *