Un crimen bretón de Jean-Luc Bannalec

un-crimen-breton

Un crimen bretón, de Jean-Luc Bannalec (ed. Grijalbo, 2015) es el tercer título de la serie de novelas policíacas protagonizadas por el peculiar comisario George Dupin, ambientadas en la Bretaña que han supuesto en Alemania, su país de origen, todo un fenómeno editorial con casi 2.000.000 de ejemplares vendidos.

En El misterio de Pont-Aven y Muerte en las islas ya disfrutamos con este particular personaje, el comisario Dupin, quien después de haber pasado toda su vida en París se vio obligado a abandonar la glamurosa capital y “trasladarse forzosamente” a Concarneau, en la costa bretona, un lugar plácido situado en un rincón perdido del país.

Con métodos poco ortodoxos, un carácter irascible que le costaba dominar, un exquisito gusto por la gastronomía y adicto al café, en los títulos anteriores descubrimos cómo se las apañaba para resolver casos en un lugar que parecía idílico pero en el que “debajo de lo cotidiano y natural actuaban fuerzas oscuras”, una fuerzas que no eran precisamente sobrenaturales a pesar de las supersticiones y leyendas locales, en las que el comisario se introduce gracias a la información proporcionada por Nolwenn, su eficiente secretaria.

En esta ocasión el comisario acude a las salinas de la península de Guérande, a petición de una amiga periodista que le encargue que investigue la presencia de unos misteriosos bidones que no debían estar allí. Aburrido después de varias semanas de trabajo rutinario Dupin acepta el encargo a pesar de encontrarse fuera de su jurisdicción. Pero lo que parece una misión sencilla se complicará cuando alguien intente matarlo al llegar al lugar.

A partir de aquí comenzará una compleja investigación en la que Dupin tendrá que averiguar quién ha querido matarle, dónde se encuentra la periodista que ha desaparecido sin dejar huella y qué intereses esconden los empresarios de la sal, el “oro blanco” del lugar. Todo ello acompañado de una comisaria que no verá con buenos ojos la intromisión de Dupin en su jurisdicción, mientras el comisario cuenta con la colaboración de sus dos inspectores y su imprescindible secretaria.

Un crimen bretón vuelve a deleitarnos con los ingredientes que ya han convertido esta serie en un referente del género: una trama con el sabor de los clásicos y con sus correspondientes giros argumentales y baile de sospechosos, una ambientación curiosa y exquisita, un protagonista atractivo en su perfil, secretos ocultos, leyendas y misterios, gastronomía, odio, ambición y crímenes, un cóctel sazonado en esta ocasión con la peculiar y preciada sal bretona, que dará un toque sabroso a toda la narración.

 

 

 

 

Reseñado por Miguel Ángel Gómez Juárez

http://megustan-loslibros.blogspot.com.es/

Escrito por Jean-Luc Bannalec

 

Jean-Luc Bannalec es el seudónimo con el que este autor, que reparte su tiempo entre el sur de Finisterre y Alemania, ha querido firmar su serie sobre el comisario Dupin, una versión moderna de las novelas clásicas de detectives.Sus libros se han convertido en un auténtico éxito en Alemania, han provocado un aumento de las visitas turísticas a la Bretaña y han generado todo tipo de imitadores.

Ficha técnica

megustaleer - GRIJALBO

 

PÁGINAS 288 PVP: 15,90€
Traductor: LIDIA ALVAREZ GRIFOLL

La serie del comisario Georges Dupin se ha convertido en un fenómeno editorial en su país de origen, Alemania, donde ya lleva vendidos casi 2.000.000 de ejemplares gracias a una combinación mágica: un misterio a la manera clásica, un comisario huraño, tenaz y amante de la buena mesa, y las peculiares costumbres y leyendas de una hermosa región, la Bretaña.

Es bien sabido, dicen los viejos bretones, que el olor intenso de la flor de sal provoca alucinaciones. Y eso es justamente lo que el comisario Georges Dupin cree tener cuando alguien trata de matarlo mientras estaba visitando las salinas de la península de Guérande.

Carece de sentido; nadie, excepto su amiga, la periodista Lilou Breval, sabe que estaría allí. Por hacerle un favor y, sobre todo, para alejarse del aburrido papeleo de la comisaría de Concarneau, Dupin accedió. Tras el tiroteo, sin embargo, la periodista no responde a sus llamadas, y poco después la dan por desaparecida.

Aunque las salinas de Guérande quedan fuera de su jurisdicción, y la comisaria Sylvaine Rose, decidida a defender su terreno, no le deja trabajar a su gusto, Dupin empieza una investigación sembrada de cadáveres, coartadas falsas, rencillas personales, conflictos de intereses… y antiguas leyendas bretonas.

La crítica ha dicho…

«Una buena novela de misterio, un escenario maravilloso, una intriga bien urdida y un comisario que te cae genial. La lectura de verano perfecta.»

Leser-welt

«Una serie que mejora con cada nueva entrega.»

Grazia

«Cuando cierras el libro, lo que deseas es viajar de inmediato a la Bretaña. Y probar lo que come el comisario Dupin.»

Neue Luzerner Zeitung

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *