Los 5 librazos imprescindibles de esta semana

1.- Las chicas no lloran de la escritora argentina Olivia Gallo

Como sabemos que el inicio de año se está haciendo innecesariamente largo y tedioso, aquí te traemos un libro refrescante y evocador, de esos que, aunque leídos en una aburrida mañana de febrero, te transportan directamente a las tardes de verano. Se trata de Las chicas no lloran de la escritora argentina Olivia Gallo. Publicados con éxito por la editorial Tenemos las Máquinas, este conjunto de relatos breves y concisos nos hablan de lo universal desde lo local, de esa ansiedad ilusionante que se vive cuando se deja atrás la niñez para dar paso al mundo de los adultos. En las historias que aquí se recogen, Gallo nos descubre desde su particular visión irónica, el amor efímero, las drogas blandas y las tardes de perderse en redes sociales. También la decepción que sobreviene cuando los viajes no tienen una conclusión feliz y esas mañanas de verano donde todo es posible, esconden tristeza y desasosiego. 

2.- Ceniza en la boca, de Brenda Navarro

Una novela feroz que se cuestiona qué vidas merecen la pena ser vividas

Diego salta desde un quinto piso y desde entonces esa imagen no deja de taladrarle la cabeza a su hermana: seis segundos y un cuerpo estrellándose contra el suelo. Es ella quien echa la vista atrás y cuenta la historia de los dos hermanos. Su llegada al mundo en un hogar en el que la vida nunca fue justa. Los años que pasaron en México con sus abuelos, mientras su madre se buscaba la vida en España, y era ella, aún niña, quien se hacía cargo de Diego. La etapa en Madrid, una ciudad que no entendían y que tampoco los entendía a ellos. La primera separación, cuando ella se marchó a Barcelona a abrirse camino y su hermano se quedó en el lugar que más odiaba. Y el regreso de ella, cargando las cenizas de Diego, a un México muy distinto al que recordaba.

3.- El vuelo de la cometa, de Laetitia Colombani.

Cinco años después de La trenza, publicada en más de cuarenta idiomas y de la cual se han vendido más de dos millones de libros, Laetitia Colombani vuelve a los mismos escenarios para ofrecernos un relato inolvidable y reparador sobre tres mujeres excepcionales que, aunque de edades muy distintas, comparten un carácter luchador e inconformista que las lleva a batallar sin concesiones contra la lacerante discriminación femenina de un país, la India, sumido aún en la tiranía de las castas milenarias.

4.- Raíces rubias de Bernardine Evasristo

Bienvenidos a un mundo al revés. Un buen día, Doris está jugando al escondite con sus hermanas en el prado de detrás de su casa, en Inglaterra. De repente, alguien se abalanza sobre ella, le pone un saco en la cabeza, y Doris termina en la bodega de un barco de esclavos que navega hacia el Nuevo Mundo.

En esta fantástica e imaginativa vuelta de tuerca a la trata transatlántica de esclavos -en la que los blancos son esclavizados por los negros-, Bernardine Evaristo nos invita a reflexionar con una sátira tan asequible y fácil de leer como inteligente y perspicaz. Raíces rubias nos acerca hasta la incomodidad a los grilletes, los lamentos y demás barbaries del esclavismo, planteando preguntas muy oportunas sobre la sociedad de hoy.

5.- Los hijos del volcán, la esperada nueva novela de Jordi Soler

Tikú, el hijo del caporal de la plantación cafetera La Portuguesa, siente desde niño en su interior una fuerza desconocida y brutal que marca toda su vida. Es la voz de adentro, que a ratos asume como propia y cuyos mandatos de muerte y destrucción resultan imposibles de ignorar.