Las niñas que soñaban con ser vistas, de Pablo Rivero

Las niñas que soñaban con ser vistas, de Pablo Rivero

Escrito por Mónica Marroquín, 02 junio, 2021

Última actualización: 02 junio, 2021

Hacía mucho tiempo que no leía este género. Muchos meses que no me enganchaba una historia intensa, con capítulos cortos, un ritmo ágil y unos giros de trama inesperados.
Es el primer libro que tengo el placer de leer de Pablo Rivero. Las niñas que soñaban con ser vistas se componen de tres partes divididas de la siguiente manera: en la primera parte encontraremos un total de 22 capítulos, en la siguiente unos 15 capítulos y en la última parte 30 capítulos. El punto a favor se lo damos a la extensión de los capítulos. Dicha extensión se compone de dos a cinco páginas como mucho. Un buen ingrediente si lo que el autor quiere es enganchar al lector. Como menciono, al ser capítulos tan cortos, cada día iba devorándolos hasta acabar la historia.

¿Cómo describir la historia? Tal y como adelanta la sinopsis, nos encontramos con dos historias paralelas. Y es que, por un lado, vamos a vivir la desaparición de Laura Hernández, de la cual se pierde el rastro en un centro comercial. Por otro lado, conoceremos a Pablo, un hombre que poco a poco se convierte en el amigo del lector. Conviviremos con él y pensaremos como él

El libro tiene 386 páginas, comienza con un prólogo intenso y culmina con unos agradecimientos, donde seremos testigos de todas las personas que han formado parte de este proyecto, editorial y editores, familia, amigos y lectores. Cada vez me aficiono más a esta parte, pues me transmite el gran cariño que tiene el escritor a sus lectores. La vida de Pablo cambia poco a poco, pues conoceremos varios aspectos de su vida que, desde un principio, el autor nos da alguna que otra pista. El estilo, su manera de narrar y los personajes me han parecido un gran acierto y solo me quedan ganas de leer las dos historias anteriores que tiene publicadas.

Y es que, Las niñas que soñaban con ser vistas, trata temas actuales y poco visibles, y que, por desgracia, suceden. Rivero consigue transmitir al lector todos los sentimientos de los personajes, consigue que se ponga su lugar, que lo sienta en su propia piel. Y consigue que quiera traspasar esas páginas y poder abrazarle. El personaje principal consigue calar en el lector y es realmente difícil. La portada que acompaña a la historia es, sin duda, la mejor manera de representar a la historia. He de confesar que existen escenas que no son del todo fuertes, pero si desagradables. Por otros motivos personales no he podido leer esta maravilla en pocos días, pero se puede leer en apenas dos días. Rivero mueve sus hilos de una manera elegante, nos hace ser la marioneta que el autor quiere que seamos. Gracias, Pablo y gracias a la editorial por publicar esta joya literaria. Es, sin duda, unas de mis mejores lecturas del año. Encontramos arte, cultura y vida. Nos transporta a épocas de magia. Y es que en esta historia estará muy presente Goya, con una obra fantástica donde la historia girará en torno a ella.

Advertencia: si comienzas a leer corres el peligro de no poder parar. Si estudias, como es mi caso, cuidado con el enganche. Corres el peligro de no poder dejar de leer.

Del final poco puedo añadir, solo que merece mucho la pena leerlo si eres fan del thriller y el misterio.