Todas mis amigas, de Susana Rubio

Segundo libro que tengo el placer de leer de Susana Rubio. Esta autora no defrauda, cada libro publicado engancha el doble que el anterior. Se trata de una bilogía y este es el primer libro de la saga. Con unos personajes diferentes, maduros y coherentes, Rubio nos adentra en un trabajo que Noa realiza para su fin de máster. En dicho trabajo, estudiará las personalidades de sus cuatro amigas. Les propone que graben lo que les va pasando en sus vidas, para luego trascribir lo que dicen y analizar sus comportamientos y reacciones. Son muy iguales entre sí, pero muy diferentes al mismo tiempo.

Todas mis amigas se componen de 414 páginas, repartidas en 54 capítulos que oscilan entre 3 y 5 páginas. Como veis, unos capítulos cortos y una historia intensa hará que consiga lo que la autora pretende: enganchar al lector e invitarlo a leer el libro en 24 horas. De esta historia rescata a dos personajes ya conocidos: Sergio, de Tengo un WhatsApp, publicado con esta editorial y Martín, de @Daniela, que podréis encontrarla en Amazon, como libro autopublicado. Como menciono, sus libros son muy adictivos, guardando miles de críticas positivas en varias redes sociales. Ambos libros mencionados son historias autoconclusivas, que no hace falta leer si tenéis pensado conocer esta bilogía

En esta historia conocemos a Edith, Noa, Luna y Penélope. Cada una vive una historia completamente diferente. Es curioso ver el análisis que Noa hace de sus amigas cuando éstas cuentan varias cosas que les llaman la atención. Por otro lado, encontraremos a Enzo, Martín, Hugo y Sergio. Todos los chicos que, de una manera u otra, se ganarán un hueco en el corazón del lector.

Ha sido toda una sorpresa leer el trabajo de fin de máster en psicología de Noa. Una idea muy curiosa y original. Por supuesto necesito que llegue el 3 de septiembre para poder poner fin a esta bilogía que tan buenos momentos me ha dado. Alguna que otra risa y alguna que otra sorpresa. Siempre digo que no hace falta irnos al extranjero para leer una buena historia. A medida que iba acabando capítulos, necesitaba mucho más. A veces leía el capítulo sin darme cuenta. Mis ojos volaban y eso solo lo consigue una buena historia. Hacía mucho que no me bebía un libro de esta manera y es cierto que puedes leerlo en un día, pero en mi caso preferí leerlo poco a poco para que me durara. Por otro lado, el ansia podía conmigo y no podía permitir que me durara más. Tengo pensado leer la trilogía de Alexia que publicó en 2018 la editorial Montena.

Si nos fijamos bien en la portada, podemos deducir quién es quién. Otro juego más por parte de la autora, que reveló días después de enseñar la portada en sus redes. ¿Os atrevéis a descubrirlo? Reconozco que no di ni una, quizás será porque no las conocía o porque quizás el lector una vez que ha leída la historia no le coincida porque nada uno se crea una idea diferente de cada personaje.