Cuando tus ojos me miran, de Mery Rangel

“Una nube de polvo se levantó en la lejanía y en su interior dos potentes motores luchaban por hacerse con la delantera.” Así comienza el típico libro que lo resumiría en “un capítulo más y me acuesto.”

Se trata de 39 capítulos y 340 páginas. La historia se centra en la vida de Michael, un ex drogadicto. La autora nos relata el presente de éste, a la vez que nos cuenta pequeñas pinceladas sobre su pasado. Y es que en nueve años las personas pueden llegar a cambiar. La historia está ambientada en los quince días que Michael pasará en una finca ubicada a las afueras de San José, California. Se desplazará hasta allí para asistir a la boda de su hermana Camila y Byan. Parece que Michael ha cambiado su vida a mejor, o eso piensan sus padres, Cecilia y Howard, cuando descubren que su hijo no llega solo. Chanel le acompañará en su viaje.

Poco a poco, Michael irá recordando quién formaba parte de su vida antes de partir hacia Madrid a una clínica de desintoxicación. Vemos las consecuencias de consumir estupefacientes y la posibilidad de superar esta adicción, siempre y cuando la persona quiera. Los capítulos oscilan entre cuatro y siete páginas. A medida que avanzaba en la historia se me hacían más cortos los capítulos. Me propuse acabarlo en siete días y solo me duró cinco. Es una historia de superación, de saber que si quieres, puedes. Porque el resto son excusas.

A medida que avanza la historia aparece María. Una joven a la que a Michael le golpeará fuerte el corazón. Y es que no podrá quitársela de la cabeza hasta que la joven le corresponda. Malentendidos, desamores y enamoramientos son la tónica perfecta para engancharte por completo a una historia que no sabes cómo terminará. No solo encontraremos la superación personal, también nos centraremos en el perdón de familiares y amigos hacia algunos errores de su pasado. Veremos el sufrimiento de las personas que están viviendo este problema de cerca, la impotencia de no saber qué decir para que la persona deje esos malos hábitos. Tras los encuentros con María, poco a poco la joven comienza a ser consciente que el chico ha cambiado. Es una historia lenta, porque cada situación necesita su tiempo. Violaciones, embarazos de parejas jóvenes, depresiones. Mery Rangel menciona temas actuales, que, a día de hoy, no estamos tan concienciados como deberíamos.

Es la primera vez que leo a la autora. Se trata de su segundo libro publicado. Por lo que sé, ambas publicaciones son totalmente diferentes, pero con algo en común: la lucha por algo que quieres de verdad: el amor. Una persona que te haga sentir que no existe nadie más. No me cansaré de decir que el mayor regalo que puedas hacerle a un lector es la sinceridad y el cariño. No tenía muchas expectativas hacia este libro ni sabía nada de la historia, pues, como siempre, decidí leer a ciegas. El resultado ha sido bastante bueno. Y es que cada vez es más difícil que nos sorprendan en cuanto a género romántico se refiere.