Tacaños, generosos y gorrones, de Pancracio Celdrán Gomariz

(GL_Tacaños_AF_28mm:Maquetación

Tacaños, generosos y gorrones, de Pancracio Celdrán Gomariz (ed. Esfera de los Libros, 2014) es una entretenida recopilación de episodios y anécdotas que tienen el dinero como protagonista, en unos casos en manos de personas que gozan derrochándolo, en otros, en las de aquellos que se resisten a gastarlo y, finalmente, en los bolsillos de seres generosos, dispuestos a usarlo para el bien del prójimo.

El libro tiene el estilo fresco y divertido característico del autor, doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense, licenciado en Lengua y Literatura Hispánica y máster en Historia Comparada, entre otros muchos títulos y honores, estilo que que ya encontramos en otras deliciosas obras como El libro de los elogios, Inventario general de insultos, Me lo sé todo de la gente del mundo, Me lo sé todo de las anécdotas de la historia, Diccionario de frases y dichos populares, Hablar con corrección, El gran libro de los insultos, El gran libro de la historia de las cosas o El gran libro de las citas glosadas.

Con entradas muy breves, descubriremos episodios protagonizados por personajes de la historia, en algunos casos conocidos, la mayoría anónimos, no importa la época histórica, en todas las sociedades encontramos ejemplos de algún tacaño, “persona ruin y despreciable de bajísima catadura moral, carente de elegancia espiritual alguna” o gorrón, avaro, codicioso, ambicioso y cualquier otro calificativo relacionado con el excesivo amor al dinero, algo que la Biblia indica que es “raíz de todos los males”, tal y como comprobaremos en esta entretenida recopilación llena de sorpresas y curiosidades.

Pero no todo es negativo en el libro, el autor también se detiene en los aspectos más positivos de la naturaleza humana, con personas generosas que han protagonizado episodios dignos de señalar. También hay lugar para los derrochadores, con otra forma menos solidaria de gastar el dinero, pero situados en el lado contrario de los señalados en el párrafo anterior.

A través de frases, refranes, chistes, anécdotas y curiosidades, el autor nos invita a disfrutar con una lectura plagada de episodios que nos harán sonreír, sorprendernos y reflexionar, con personajes que en unos casos resultan un ejemplo positivo y en la mayor parte nos mostrarán todo un rosario de lamentables sucesos, que son también una advertencia para protegernos de los gorrones y aprovechados que buscan víctimas a las que desplumar. Cuidado.

Reseñado por Miguel Ángel Gómez Juárez

Escrito por Pancracio Celdrán Gomariz

Pancracio Celdrán Gomariz, doctor en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense y licenciado en Lengua y Literatura Hispánica, posee un máster en Historia Comparada, así como diversos diplomas en Historia de Oriente Medio, Lengua y Literatura Inglesa y Norteamericana y Lengua y Cultura Hebrea. Ha publicado artículos y libros relacionados con su especialidad, Historia y Literatura Medieval. Ha sido profesor de español en Florida y California; profesor invitado y adjunto a cátedra en diversas universidades, entre ellas las israelíes de Haifa y Beer-Sheva, donde impartió clases y dirigido tesis doctorales durante varios años, inaugurando e impulsando la creación de cátedras de estudio de la cultura hispánica en Oriente Medio.

Ficha técnica

La esfera de los libros

Páginas
408
ISBN
9788490601075
Código interno
22106
Género
Ensayo
Formato
16×24 Cartoné
Colección
Fuera de colección
Precio
23,9 €

El término «tacaño» es propio y exclusivo de la Península Ibérica referido a la persona ruin y despreciable de bajísima catadura moral, carente de elegancia espiritual alguna.

El refranero español abunda en referencias a la condición de estas criaturas y alude a que son esclavas de su dinero, tanto que no es fácil hallar un avaro que esté contento. A nadie le gusta que le cuelguen el sambenito de «roñoso», y por ello se recurre a todo tipo de eufemismos, incluido el adjetivo «austero».

Pancracio Celdrán ha recopilado en este libro multitud de anécdotas ―sorprendentes unas, aleccionadoras otras y casi todas muy divertidas― sobre este personaje arquetípico del que ha hablado una legión de autores a lo largo de los siglos. Porque el agarrado, sufridor a la vez las preocupaciones del rico y de los tormentos del pobre, es fiel reflejo de una de las constantes del hombre: el deseo de conservar a ultranza sus bienes materiales. En el lado opuesto, y para compensar tanta avaricia, se relatan las historias de los que disfrutan gastando sin sentirse culpables, los generosos que con una mentalidad hedonista prefieren apurar el hoy y el ahora, sin pararse en barras ni temores sobre el futuro.

A esta fauna pintoresca unas veces, ejemplarizante otras, se agrega la nutrida tropa de los gorrones y pedigüeños, tipejos y criaturas lamentables que buscan en el sablazo y el abuso de confianza el modo de resolver el cotidiano problema de llevarse algo a la boca.

https://afiliadoscasadellibro.uinterbox.com/tracking/clk?act=573&gel=3245&pub=3897&org=205&url=https://www.casadellibro.com/black-friday-casa-del-libro&ei1=footer_articuloBF

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.