Últimos cuentos de Joseph Conrad

9788492840632

Joseph Conrad siempre es bienvenido entre nosotros. Poco va quedando sin traducir al español, pero incluso nuevas traducciones de un autor tan difícil como él, cuya meticulosidad con el idioma (un idioma que no era el suyo de nacimiento) y la profundidad de sus textos constituye un verdadero reto para un traductor. Esta nueva edición de relatos de Conrad recoge cuatro textos de una época ya tardía, más cercana a su muerte, que ocurrió en 1924. El oficial negro (1908), El príncipe Román (1911), El alma del guerrero (1917) y El cuento (1917, también) resultan un conjunto apropiado y nada discordante. La primera historia y la última son marineras, es decir, pertenecen al universo habitual del escritor polaco-británico. Las otras dos, sin embargo, abordan historias más atípicas en cuanto al escenario, si bien no lo son en el tema que tratan y el modo de hacerlo. Pero es curioso destacar que, en ambas, Conrad vuelve un poco a sus orígenes eslavos, de los que siempre quiso mantenerse un tanto distante.

El universo conradiano, sin embargo, sigue ahí en todos ellos. Los personajes de Conrad siempre  guardan un conflicto interior, un pasado oculto, un problema moral que a veces les convierte en seres solitarios y algo inquietantes. Así, aunque son novelas de aventuras, están protagonizadas por personajes con un drama particular, que domina toda la historia. No son pura aventura como lo son las obras de Stevenson, por dar un nombre, sino que el drama humano prima sobre la acción, que sin dejar de ocupar un lugar importante, no es el centro de atención. Temas como el del honor, la amistad, la traición, el deber, la culpa o el sacrificio son recurrentes en toda la obra conradiana y es lo que le da su más conocido sello personal, las señas de identidad de toda su obra.

En El oficial negro (The black mate) hay, incluso, un fino humor, puesto que el secreto alrededor del cual se mueve la historia es algo baladí, pero que está a punto del costarle  la vida a alguien. El tema del espiritismo en esa época estaba muy de moda entre determinados ambientes británicos, y el propio Conan Doyle lo practicó e incluso le dedicó múltiples artículos y un ensayo. Conrad parece burlarse de esto, muy sutilmente. Pero las descripciones del barco, de los marinos y los momentos angustiosos en cubierta, son los propios de quien los ha vivido en su propia persona.
En El Principe Román (Prince Roman) Conrad vuelve a su infancia y primera juventud.  Ambientada en la revuelta nacional polaca de 1830-31, transmite las emociones encontradas de un aristócrata polaco emparentado con la aristocracia rusa, a la que finalmente traicionará. El padre de Conrad fue un activista polaco forzado al exilio siberiano, lo que acabó con la vida de su madre (que le acompañó) y en breve tiempo, a pesar de su retorno, con la del padre mismo. Conrad quedó a los doce años huérfano de padre y madre, al cuidado de un tío. Las historias que le contaran su padre y su tío, más lo que averiguará años después, cuando visitó su tierra natal justo el 1914, han podido verse reflejadas en este relato, en el que el príncipe polaco decide apoyar la rebelión y traicionar a Rusia.

El alma del guerrero (The warrior’s soul) trata un tema de amistad y sobre todo, honor. Se ambienta en la retirada de las tropas napoleónicas, la Grande Armee destrozada y mutilada por el frío y la nieve de las estepas rusas. El enfrentamiento entre franceses y rusos, dos pueblos que en principio eran amigos, plantea la confrontación entre el deber y la amistad.

Y en El cuento (The Tale) de nuevo el mundo marinero vuelve a ambientar una historia con fondo de guerra, el avituallamiento de los submarinos alemanes por parte de barcos mercantes de países neutrales. Pero el planteamiento sigue siendo el bien y el mal, la terrible decisión que ha de tomar un comandante ante un hecho que es evidente pero no probado.

En suma, un buen conjunto de historias que gustará a los seguidores de este magnífico escritor y quizás sirva para que nuevos lectores le descubran y le disfruten.

 

Reseñado por Ariodante

nubico-portada

Escrito por Joseph Conrad

1857 – 1924

Joseph Conrad nació en 1857 en la localidad polaca de Berdichev (ahora en Ucrania), en el seno de una familia noble venida a menos. Sus padres fallecieron cuando él era niño y Conrad se trasladó a Francia. En 1874 se enroló en la marina mercante Británica. Pasó los veinte años siguientes navegando, experiencia de la que posteriormente se sirvió en su carrera literaria. 
En 1894 abandonó la navegación por problemas de salud y se instaló en Inglaterra para dedicarse a la escritura. Un año después publicó su primera novela, La locura de Almayer. Siguió una extensa obra de la que se pueden destacar El negro del Narcissus, El corazón de las tinieblas, Lord Jim, Nostromo, El agente secreto y Azar, que lo convirtieron en precursor del modernismo y una de las mayores figuras de la literatura en lengua inglesa.

Ficha técnica

Navona Editorial (Terapias Verdes SL)

  • Páginas 151 Precio 13,50€
  • Traducción José Luis Piquero

En El príncipe Roman y en El alma del guerrero, sendos conflictos bélicos sirven como trasfondo a dos historias sobre la abnegación , la lealtad y el humanitarismo en tiempos convulsos. El cuento, finalmente, relata la duda del capitán de un barco de guerra a la hora de administrar justicia y prueba que la conciencia es siempre el enemigo más despiadado del hombre. Cuatro piezas literarias que mantendrán al lector en vilo y otra brillante muestra del talento del autor de Falk. Una remembranza y Situación límite, publicadas en esta misma colección.