Los arcos del agua de Montse Barderi

Captura de pantalla 2013-12-20 a la(s) 15.38.06

Los arcos del agua, de Montse Barderi (Ediciones B, 2013) es un entretenido thriller histórico en el que sus protagonistas defienden los valores éticos de la cultura clásica, mezclando con acierto la acción, la intriga y el amor, con la construcción del acueducto de Segovia como telón de fondo.

El protagonista de la novela es Lucio Antíoco Póstumo, quien a sus treinta años disfruta de una vida acomodada por la fortuna heredada de su padre. No se ha casado, al contrario de la mayoría de los hombres de su edad, y nadie entiende su pasión por la arquitectura, labor propia de las clases sociales más bajas.

Lucio ha crecido a la sombra de Arístides, su maestro y mentor, la única persona en la que confiaba, el hombre que le había enseñado todo sobre la cultura y la sabiduría. Junto a él, Lucio se alejó de los centros de toma de decisión de Roma como el foro y de toda adulación hacia los poderosos. Pero la marcha de Arístides a Hispania, para construir un acueducto que esperaba que fuera su obra definitiva, le había dejado solo y dispuesto a reconducir su vida en Roma.

Pero los excesos de la ciudad, sus vicios, injusticias y abusos, le hacen sentir un vacío y el deseo de regresar a su casa, una villa en Tarquinia. Allí espera disfrutar de una vida apacible, genuina y estable, pero una carta del emperador trastocará sus planes. Este le encarga continuar con la construcción del acueducto de Segovia, ya que Arístides ha sido asesinado.

Lucio llega a Hispania sintiendo tristeza por la pérdida de su mentor, pero también convencido de que tiene ante sí una oportunidad única de reencontrarse a sí mismo y obtener la fama y el éxito al que hasta entonces había renunciado. Para ello está dispuesto a ser condescendiente con el poder y dar rienda suelta a su ambición. Pero sus planes se verán truncados al tener que enfrentarse al poder político y económico, a una misteriosa secta, a los fanatismos y la pobreza de los sometidos.

Impulsado por su pasión por la arquitectura, su deseo de hacer justicia y su propósito de encontrar a los asesinos de su maestro, tendrá que descifrar una serie de pistas dejadas por este mientras su vida corre un serio peligro. También descubrirá el amor gracias a una excepcional mujer, Amal, una mujer albina que cambiará su vida.

La trama se desarrolla con un ritmo muy ágil, con una intriga que mantiene el suspense hasta el final y un protagonista que vivirá un peregrinaje interior en el que contará en todo momento con la guía de su maestro fallecido y un sabio consejo que será fundamental en el éxito de su misión: “Más que preguntarte quién eres, procura contestar a la pregunta: ¿Qué es lo que soy capaz de hacer?”

 

Reseñado por Miguel Ángel Gómez Juárez

nubico-portada

Escrito por Montse Barderi

Ha sido finalista del premio Ramon Llull de literatura el año 2007 con su libro Perder para Ganar (Ara Llibres / Grijalbo).
Licenciada en filosofía por la UB, tiene un máster de periodismo y estudios de género en la Universidad de Barcelona y ha formado parte del Seminario Filosofía y Género de la misma universidad.
Fue co-organizadora en el 2002 el Congreso Internacional de Filósofas IAPH celebrado en el CCCB.

Ficha técnica

Páginas: 333 PVP: 19€

Lucio, retirado de su vida en Roma, recibe en su residencia en Tarquinia el encargo de viajar a Segovia para continuar con la construcción del acueducto, tras el asesinato de su maestro Arístides, quien se encargaba de ello.
A partir de ese momento, su vida corre peligro, pues existen intereses ocultos en acabar con ella, pero su pasión por la arquitectura y su interés por descubrir al asesino del maestro, para lo que contará con la ayuda de Amal, su protegida y amada, son aun más fuertes.

1 comentario en “Los arcos del agua de Montse Barderi”

  1. ¿Entretenido? ¿Ágil? La novela es bastante floja en lo que a trama se refiere. Tiene potentes ideas que han sido pobremente desarrolladas y que hacen que el lector tenga la sensación de que la historia se produce a trompicones sin profundizar en nada. La construcción del acueducto, uno de los puntos más atractivos, es un mero telón de fondo.
    No la recomiendo ni como lectura de playa. Insulsa y aburrida.

Los comentarios están cerrados.