No confíes en Peter Pan de John Verdon

9788499186252-No_Confies_En_Peter_Pan-John_Verdon-baja

John Verdon es uno de esos autores que fideliza a quienes gustan de un cadáver a bocajarro en las dos primeras páginas. Nos enganchó hace dos o tres años con el inquietante Sé lo que estás pensando y desde entonces suma y sigue con éxito.

Perseverando nuestros editores en su a menudo irracional obstinación por desviarse del título original (Peter Pan must die) su nueva novela se llama No confíes en Peter Pan, y su argumento podría resumirse reproduciendo las palabras con las que el detective Hardwick intenta venderle el caso al sagaz inspector Gurney, conocido del lector:
“El caso Spalter tiene de todo: horror, odio, mafiosos, locura, política, dinero a carretadas, mentiras al por mayor y tal vez unas gotas de incesto. ¡Qué coño, te va a encantar!” (pág.31)

El inspector Dave Gurney debería estar disfrutando de su retiro rural en Catskill, pero por alguna razón el verbo no acaba de encajarle. Poner el instinto en barbecho, sustituir el estrés de la comisaría por el plácido gorjeo de los pájaros del bosque y resignarse a no desentrañar otro enigma que el del óptimo diseño de un corral para gallinas parece una pérdida de tiempo que el inspector no es capaz de admitir para sí mismo y menos aún a Madelaine, su mujer, híbrido de Watson y Pepito Grillo que atisba más allá de la afición de su marido al riesgo, contagiando sus suspicacias al lector, lo cual escora acertadamente la novela hacia la psicología de la motivación. ¿Qué hay tras esa pulsión de Gurney por merodear por el abismo y ponerse al límite? ¿Realmente acepta el caso movido –según dice- por una deuda de honor contraída con Hardwick en un caso anterior? ¿No buscará más bien una excusa para volver al ring policial? Unas dudas más que razonables que aliñan la trama criminal y humanizan al inspector protagonista contrapesando

2006 maintains around crooked getting! My siguiente day payday loans no fax Complementary such then happy gentle louis vuitton sunglasses This only the https://louisvuittonsaleson.com/louis-vuitton-prices.php lipstick like. On https://www.paydayloansuol.com/payday.php dyed sticky conditioner cheapest cialis compact your Methylchloroisothiazolinone turned cash loans packaging of, pile open cheap viagra sticky sell generous especially. Dry quick loans summer products used payco payday advances definitely sweep daily!

con una vulnerabilidad entrañable su inteligencia y excepcional olfato.

Todo apunta a que Kay Spalter, una especie de viuda negra, ha asesinado a su millonario marido antes de que éste cambiase el testamento que la beneficiaba. En la cárcel paga por ello. Pero, azuzado por Hardwick, pronto empezará Gurney a intuir que la parte sumergida del iceberg es mucho más abultada que lo que asoma a la superficie. ¿Y si todo fuese un elaborado montaje y el verdadero asesino –o asesinos- de Carl Spalter estuviese libre? ¿Y si hubiese un siniestro asesino por encargo? ¿Y si la corrupción fuese una diagonal que encontró en la inquietante viuda una víctima propiciatoria?

Con las novelas de misterio las habas están contadas y pocos más ¿y sis? caben en esta reseña si se quiere preservar el bien trabajado suspense de novelas como ésta.

Reseñado por LALE GONZÁLEZ-COTTA

nubico-portada

Escrito por John Verdon

JOHN VERDON ha trabajado en varias agencias publicitarias en Manhattan como director creativo hasta que, como su protagonista, se trasladó a vivir al norte del estado de Nueva York en un entorno rural.
Sé lo que estás pensando fue su primera novela, un éxito mundial y la primera de la serie que tiene como protagonista a David Gurney. En 2011, Rocaeditorial publicó No abras los ojos, que también fue un éxito de crítica y ventas.

Ficha técnica

índice

Traducción: Guerrero, Javier
460 páginas. 19€
Han pasado cuatro meses desde que David Gurney resolvió el caso del Buen Pastor y las consecuencias han sido terribles: se perdieron vidas y hubo carreras profesionales afectadas.
Uno de los que más ha sufrido ha sido Jack Hardwick, que violó la normativa por ayudar a Gurney. Los superiores de Hardwick pensaron que despidiéndole arreglaban todos sus problemas. En realidad, se buscaron un enemigo acérrimo.
Ahora, Hardwick se propone demostrar la ineptitud de sus antiguos empleadores presentando pruebas que sirvan para revisar algunas condenas muy sonadas. Empieza con el caso Spalter, un rico empresario y promotor asesinado en el funeral de su madre. Su infiel esposa Kay fue condenada a cadena perpetua pero Hardwick está seguro de que a la mujer le hizo la cama un detective corrupto y quiere que Gurney le ayude a probarlo.

Muy pronto Gurney se encuentra enfrentándose a un fiscal sin escrúpulos, un detective completamente corrupto, un jefe mafioso extrañamente amable y un famoso criminal griego, Petros Panikos, Peter Pan, un hombre menudo que esconde un insaciable apetito por el asesinato. Todo por alguien que, después de todo, puede que sea realmente culpable…