El reino perdido de Michael Peinkofer

P El reino perdido

El reino perdido, de Michael Peinkofer (Ediciones B, 2013) es una novela que mezcla con acierto historia con fantasía para ofrecernos una aventura que tiene como telón de fondo la conquista de Jerusalén y uno de los misterios más fascinantes de la Edad Media: la supuesta existencia del reino del Preste Juan -el legendario sacerdote y rey-, que se cree repleto de riqueza y magia.

El autor señala que desde el momento en el que tuvo conocimiento de la carta envuelta en leyendas de Preste Juan en la que relata la existencia de este fantástico reino, decidió convertir este enigma medieval en una novela, consciente de que es un tema de actualidad, no solo porque todavía no ha sido resuelto el misterio sino también porque “el anhelo de los seres humanos por encontrar la salvación y un mundo nuevo y mejor no ha cambiado”.

El resultado es una trepidante trama que comienza en el año 1173 en el norte de Francia, donde encontramos a tres caballeros templarios cumpliendo una enigmática misión, encontrar a una misteriosa vidente. Al mismo tiempo la acción se sitúa en el Reino de Jerusalén, donde el rey Amalrico solicita la ayuda del monje Cuthbert, su antiguo maestro y consejero, al que encarga investigar la autenticidad de una carta que menciona un remoto reino, situado más allá de Oriente, y en el que se encontraría una fuente de raro poder curativo que libera a los cristianos de cualquier dolencia.

La existencia de este reino podría ser la solución a los problemas que amenazan el reinado de Amalrico, pero Cuthbert, un hombre sincero y que se define como “un hombre de fe y de ciencia. Para mí lo que cuentan son los hechos, pues en ellos se refleja el orden divino”, muestra sus reservas sobre el contenido de la carta, algo que no agrada al rey que termina expulsándolo de la corte.

Catorce años después, Cuthbert es llamado de nuevo a la corte de Jerusalén, esta vez por Sibilia, la hija de Amalrico, casada con el actual rey, Guido de Lusignan. El reino se encuentra nuevamente amenazado por Saladino y por una posible conspiración de los nobles de la ciudad, y Sibilia vuelve a insistir en el encargo de encontrar el reino perdido para aliarse con su soberano.

El escepticismo de Cuthbert chocará con la aparición de una joven, Casandra, con unos poderes que pondrán a prueba la racionalidad del monje. Junto a Rowan, su joven y rebelde aprendiz, y la misteriosa joven, emprenden una expedición para resolver un enigma que podría resultar decisivo para el curso de la historia.

Cuthbert se encontrará en una compleja encrucijada, situado en medio de luchas de poder, intrigas palaciegas y conflictos de intereses, en una ciudad de Jerusalén convertida en un nido de cuervos, una ciudad engañosa en la que “muchas cosas no son lo que parecen a primera vista”. Tendrá que usar toda su astucia y cautela en una misión en la que se verá acompañado por estos dos peculiares personajes juntos a los que vivirá una aventura en la que encontraremos intrigas, conspiraciones, ambición, codicia, secretos, siniestros enemigos, templarios, muertes, traiciones, aderezado todo con un toque de fantasía.

Reseñado por Miguel Ángel Gómez Juárez

nubico-portada

Escrito por Michael Peinkofer

Michael Peinkofer (n. 1969) cursó estudios de literatura alemana, historia y ciencias de la comunicación en Múnich. Desde 1995 se dedica a la escritura, el periodismo cinematográfico y la traducción. Actualmente vive y trabaja en Algovia, en el sur de Alemania. Su primera novela publicada en España, Trece runas (2008), un best seller en Alemania traducido a 7 idiomas, le ha dado a conocer como uno de los referentes actuales entre los jóvenes autores europeos de novela histórica. Ahora, La maldición de Thot, supone su definitiva consagración

Ficha técnica

Páginas: 552 PVP: 21€
Traducción de Irene Saslavsky
Más allá de Oriente existe una tierra poderosa: el reino del presbítero Juan, rey de los sacerdotes, que corres­ ponde a la cultura popular medieval y aparece en nu­ merososo textos y canciones de ese período.
Se decía que todo aquel que iba en busca de este rei­ no cristiano no regresaba. Cuando los cruzados temen que Jerusalén caiga en manos de las tropas de Saladi­ no, envían a un monje y su aprendiz con la misión de hallar ese lugar legendario. Casandra, una joven que tiene visiones, es la única que puede indicarles el ca­ mino.
Novela que aborda uno de los misterios más comple­ jos de la Edad Media, que sigue sin resolverse: el rei­ no del Preste Juan ­el legendario sacerdote y rey­, que se cree repleto de riqueza y magia. Son muchos los mapas de la Edad Media, y, sin embargo, parece que nunca existió.