El ensayo general de Eleanor Catton

9788415803119_L38_04_x

El mundo de las escuelas de interpretación artística ha sido poco tratado en la literatura. El cine y la televisión se han adentrado tímidamente en él con productos como “Fama” o “Flashdance”, o recientemente en la espléndida “Cisne Negro”, pero sin demasiado entusiasmo, a pesar de la tendencia de estos medios a contar historias sobre sí mismos.

La joven Eleanor Catton se atreve con una historia que aborda el proceso de aprendizaje artístico reglado, algo que parece muy frío, pero real y cada vez más extendido. Miles de jóvenes en todo el mundo quieren ser actores, músicos, bailarines y acuden esperanzados a estas instituciones de acceso complejo y restringido y por tanto elitistas. Catton pone el foco en una escuela oficial de teatro y de manera un tanto ambigua, en unas clases de saxofón de otra institución, ambas en Australia.

En lo que se refiere a la Escuela de Teatro, Catton narra con buen pulso los nervios y expectativas de las pruebas de acceso, para luego adentrarnos en la pedagogía de la institución con actitud crítica. Allí nos encontramos con profesores poseedores de inverosímiles cátedras (improvisación, movimiento, interpretación), que siguen en parte el famoso y polémico “método” creado por Konstantín Stanislavski y que tan célebre se hizo en Estados Unidos al ser seguido por actores como Marlon Brando, Paul Newman, Robert de Niro… Básicamente Catton plantea los conflictos consabidos de este método de enseñanza relacionados sobre todo con la autoexploración psicológica del actor, que en determinados alumnos y en determinadas intensidades, pueden ser perjudiciales para ellos, además  sin garantía de éxito formativo. También se asoma a vertientes polémicas del arte dramático como el Teatro de la Crueldad, y en ejercicios sorprendentes y arriesgados para el actor.

En la parte de la clase de saxofón, una profesora atípica, fuerte, temperamental y con afán diseccionador y psicoanalítico de sus pupilas, vertebra varías historias de estas chicas, capitalizadas por un escándalo sexual en la escuela y la repentina muerte de una de ellas. Como decía esta es la parte más ambigua del relato, en el que el lector debe decidir el plano de la realidad en el que ubicarla, por la confusa vinculación con la historia de la escuela de teatro. Esta es la parte que permite a la autora tocar más temas relacionados con la adolescencia: la sexualidad, las relaciones entre compañeras y la familia, la pedagogía, etc.

De esos dos planos elige dos personajes, el aspirante a actor Stanley y la alumna de saxofón hermana de la chica protagonista del supuesto abuso sexual de un profesor del instituto, Isolde. Ambos jóvenes son el epicentro de estas historias paralelas contadas desde una perspectiva psicólogica de sus protagonistas.

Catton firma un ejercicio brillante (la novela fue escrita como tesis de graduación del máster de escritura creativa que cursó), en el que pone de manifiesto dotes narrativas sobresalientes, salpicadas de algunas reflexiones bien construidas y estimulantes.”Un buen profesor es alguien que despierta en ti algo que antes no existía”

Reseñado por Daniel Vega

Escrito por Eleanor Catton

Eleanor Catton (Ontario, Canadá, 1985) se trasladó a vivir con su familia a Nueva Zelanda a la edad de 6 años. En 2007 obtuvo un máster en Escritura Creativa, y su primera novela El ensayo general, escrita como tesis de graduación para el máster, fue premiada con el Adam Award, obteniendo un gran éxito entre la crítica y los lectores de Nueva Zelanda, que fue extendiéndose a Gran Bretaña y EE.UU. Ha sido traducida a quince idiomas y galardonada o nominada a importantes premios internacionales, como el Orange, el Médicis o el Femina. Después de pasar una temporada como profesora visitante en el prestigioso taller de escritura de la Universidad de Iowa, Eleanor Catton actualmente trabaja en su esperada segunda novela The Luminaries, de próxima publicación.

Ficha técnica

logo-siruela

Traducido por:Tamara Gil Somoza
Páginas:320 PVP: 19,95 €
Leer fragmento

«Es imposible comprar entradas para una función como esta y esperar no perder la… inocencia. Es imposible. Tienen que saber a lo que se exponen, ya no son unos niños.»

El ensayo general comienza de verdad cuando la prestigiosa Escuela de Teatro de una ciudad neozelandesa inicia las duras pruebas de selección para escoger a aquellos jóvenes con mejores cualidades. Como aún les falta la experiencia en la vida para enfrentarse a ciertos personajes, los profesores de la Escuela les enseñarán a hurgar con dureza en sus emociones más vulnerables para crearlos, ya que tendrán que aprender a utilizarlas para convertir la ficción en verdad…, o viceversa. Su trabajo de fin de curso consistirá en preparar una función a partir de un reciente caso aparecido en la prensa: el abuso sexual cometido por Saladin, profesor de música de Victoria, su alumna en el instituto próximo a la Escuela. Mientras, la profesora de saxofón irá despertando la sexualidad y los deseos más íntimos y ocultos de sus jóvenes alumnas.
Y actores, personajes y lectores de la novela deberán discernir en todo momento qué es realidad y qué ensayo general en este mundo donde los actores usarán su verdad para crear una verdad que es ficción.

1 comentario en “El ensayo general de Eleanor Catton”

Los comentarios están cerrados.