Orgullo y prejuicio de Jane Austen Edición Ilustrada

s1f41I6

    Una familia más bien común, unas hermanas casaderas que viven en una hermosa casa aislada en la campiña inglesa, y el amor. Y, aparecido éste, el valor de las categorías morales: el orgullo del rico, el prejuicio de la mujer sencilla, y todos los componentes sutiles que intervienen allí donde interviene el sentimiento del amor. Ello en un ambiente familiar y una época donde, se entiende, el comportamiento ético y la actitud individual son conductas preferentes. Así es como la familia Bennet, y su circunstancia, adquieren protagonismo.

Ahora pareciera como que lo que se celebra, dentro del mundo de la lectura, sea el bicentenario de una novela, Orgullo y Prejuicio, cuando en realidad, lógicamente,  lo que el lector celebra –pues volverá a leerla- es ese código de emociones que esta novela (de autora, lo que para el tiempo en que apareció, en Inglaterra, constituía no solo una novedad sino casi un desafío) ha sabido despertar en el corazón y la inteligencia de tantos lectores,  ya sea este hombre o mujer.

Y es que los criterios literarios vienen a residir, al fin, en el lector, criterios que están en el interior silencioso de cada  persona que, al abordar la lectura de un libro, busca algo en él, ese algo que le ayude a desentrañar tantos secretos como le acucian  en su vivir cotidiano y busca, a la vez, que el escritor le diga algo acerca de sí propio (en el fondo es lo que importa para salir de las tinieblas de la aparente realidad) y busca sobre todo la belleza, algo que acaso no sabría describir pero que sí sabe dónde existe y cómo debiera ser.

Jane Austen, en su día, recluida en la monotonía de un hogar que compartía con sus hermanas, sí supo acertar de lleno no solo en la importancia de las emociones (siempre el amor como móvil principal de nuestro comportamiento) sino su presencia constante, su valor dentro del ser de cada cual. De ahí lo importante de la consideración de lo que sea el orgullo y el prejuicio: el orgullo de clase y el prejuicio de las emociones ¿Quién no sabría apreciar, como lector, esta alusión para tener una opinión propia? ¿Quién, por otro lado, no posee una vida donde ambos, orgullo y prejuicio, hayan jugado un papel esencial en su comportamiento?

Si, además, añadimos el ritmo demorado, a veces susurrante, de la narración; la percepción de realidad que sostiene esta historia en cada una de sus páginas, el lenguaje culto y a la vez sencillo empleado, es fácil entender que tal historia interior y exterior, de amor y de actitud personal (bajo la advocación, por qué no, de una forma más o menos manifiesta de necesidad) haya cumplido tantos años, y a buen seguro que su vigencia permanecerá. ¡El corazón humano se parece tanto entre sí, al margen de dónde o en qué época haya vivido su poseedor!.

La novelista satisfizo, con esta novela, el cultivo elegante y reflexivo y monótono de su soledad, y con ello avivó para siempre otras soledades que, a partir de estas páginas, ya no lo serán tanto. Es decir, Elizabeth, el señor Darcy, Bingley y Jane sin ser de nuestra familia, forman desde hace tiempo, de alguna manera, parte de la vida de muchos.

   Resaltar, por lo demás, lo cuidado de la traducción –así lo exigía la formalidad y el contenido- y los magníficos dibujos alusivos aportados por Hugh Thomson

Ficha técnica

Páginas: 584
Precio: 22 €
Jose Luis Lopez Muñoz (Traductor)

Edición conmemorativa del Segundo Centenario de la publicación de la obra, con las ilustraciones que realizó Hugh Thomson en 1894. La aparición en Longbourn, un pueblo de la campiña inglesa, de Charles Bingley, joven, soltero y rico, despierta las ambiciones de las familias del vecindario, que lo consideran un excelente partido para sus hijas. Él y su amigo Fitzwilliam Darcy, también adinerado, tendrán que luchar contra las intrigas con las que se tratará de poner trabas al amor que sienten por dos de las hermanas Bennet, pobres y modes tas, antes de alcanzar un final feliz. Traducción de José Luis López Muñoz

Reseñado por Ricardo Martínez

 

https://www.ricardomartinez-conde.es/

 

Edición de Jane Austen

Jane Austen (Steventon, Inglaterra, 16 de diciembre de 1775 – Winchester, Inglaterra, 18 de julio de 1817) fue una destacada novelista británica que vivió durante el período de la regencia. La ironía que emplea para dotar de comicidad a sus novelas hace que Jane Austen sea contada entre los “clásicos” de la novela inglesa, a la vez que su recepción va, incluso en la actualidad, más allá del interés académico, siendo leídas por un público más amplio.1
Nació en la rectoría de Steventon (Hampshire). Su familia pertenecía a la burguesía agraria, contexto del que no salió y en el que sitúa todas sus obras, siempre en torno al matrimonio de su protagonista. La candidez de las obras de Austen, sin embargo, es meramente aparente; si bien pueden interpretarse de varias maneras. Los círculos académicos siempre han considerado a Austen como una escritora conservadora, mientras que la crítica feminista más actual apunta que en su obra puede apreciarse una novelización del pensamiento de Mary Wollstonecraft sobre la educación de la mujer.
Sus obras han sido llevadas al cine en diferentes ocasiones, algunas veces reproducidas de forma fiel, como el clásico Más fuerte que el orgullo de 1940 dirigido por Robert Z. Leonard y protagonizada por Greer Garson y Laurence Olivier y en otras haciendo adaptaciones a la época actual, como es el caso de Clueless, adaptación libre de Emma, o bien Sentido y sensibilidad, de 1995; Mansfield Park, de 2000, y las versiones de Pride and Prejudice (dirigida por Gurinder Chadha) en el 2004, y en el 2005 Orgullo y prejuicio (dirigida por Joe Wright), ambas basadas en la célebre Pride and Prejudice. El interés que la obra de Jane Austen sigue despertando hoy en día muestra la vigencia de su pensamiento y la influencia que ha tenido en la literatura posterior. Su vida también ha sido llevada al cine con la película Becoming Jane (2007).
.

4 comentarios en “Orgullo y prejuicio de Jane Austen Edición Ilustrada”

Los comentarios están cerrados.