Conciudadanos de Thomas Hardy

Captura de pantalla 2013-02-22 a la(s) 21.12.13La EDITORIAL BELVEDERE fue creada en octubre del 2007 con el objetivo de difundir las letras de las islas británicas en todos sus géneros: novela, biografía, historia…, recuperando obras que permanecen inéditas en nuestro país, obras que se encuentran descatalogadas o, simplemente, reeditando obras que, por su interés, merecen ser editadas de nuevo.

Tras su primer envío de información nos pusimos manos a la obra con esta pequeña novela del gran Thomas Hardy, un gran desconocido en nuestro país, cuya obra principal Los habitantes del bosque estaba inédita en castellano hasta hace un par de meses.

Conciudadanos es la historia de dos hombre Barnet y Downe. El primero es un hombre ocioso, un heredero desocupado y el segundo un abogado humilde que intenta hacerse un hueco en la sociedad de la pequeña ciudad en la que viven.  En palabras de Barnet la trama es “Esta tarde coincidí con un conocido y cuando vi lo feliz que era con su esposa y su familia dándole la bienvenida a casa, aún cuando sólo cuenta con una décima parte de mis ingresos y posibilidades, pensé que habría podido ser así para mí”. El Destino juega una pasada a ambos matrimonios y el Azar sopla de nuevo en sus vidas con un resultado dispar en todas las bazas que juega.

Hardy, el gran poeta británico, creo un condado particular en el cual ubicó sus novelas, un mundo rural con sus defectos y virtudes en el que sus personajes se despliegan en su hábitat natural.

Los efectos nocivos de destino causan estragos en las vidas de estos personajes. Frecuentemente en su obra la fuerza fatalista de las decisiones del pasado empujan y presionan sobre el presente. El Destino y el Azar son dos de las fuerzas deterministas de su obra en general. Su prosa es expresiva y potente junto con una caracterización acorde incluso en una novelista tan corta. Hardy es capaz de ofrecer también cierta dosis de misterio pues hacia el final de la novela parece claro cuál  será el resultado pero luego nos sorprende con un nuevo giro en la trama, algo habitual en este hombre tan inquieto.

Pese a todo esto Conciudadanos y sus otras novelas generaron tanta polémica por su determinismo biológico que finalmente se retrajo a su querida poesía para vivir más tranquilo. Leída esta obrita debemos resaltar que su retiro de la prosa fue una gran pérdida.

En breve seguiremos ocupándonos de esta pequeña y prometedora editorial Belvedere.

Ficha técnica

Páginas: 120
PVP: 11,50€
Traducida por Caroline Phipps

Durante una tarde lluviosa, Barnet y Downe se encuentran casualmente mientras se dirigen cada uno a su casa en la ciudad portuaria de Port Bredy. Barnet es un próspero hombre de negocios casado con una mujer a la que no ama mientras que Downe es un humilde abogado, está felizmente casado y tiene tres hijos. Cierto día, la mujer de Downe invita a la mujer de Barnet a dar un paseo en barca. En este punto se desencadena la tragedia y los acontecimientos se precipitan. Ya nada volverá a ser como antes. Se inicia una nueva etapa en sus vidas con Lucy Savile como tercer personaje en discordia.

Thomas Hardy tenía cuarenta años cuando publicó Conciudadanos. Por aquel entonces residía en Londres, pero ya tenía en mente trasladarse definitivamente a su Dorset natal. Y es en Dorset (en la ficción, Wessex) donde se desarrolla esta breve historia. Concretamente en Port Bredy, nombre ficticio de la localidad de Bridport. Es en esta pequeña ciudad portuaria donde Hardy nos muestra un pequeño retrato de la vida de provincias, sobre la brevedad de la felicidad y sobre la fatalidad que siempre pende sobre las vidas de sus personajes.

Reseñado por Pepe Rodríguez

Escrito por Thomas Hardy

Dorchester, 1840 – Dorchester, 1928
Thomas Hardy nació el 2 de junio de 1840 en Higher Bockhampton (Dorset), lugar que constituiría el condado imaginario de Wessex en que ambientaría sus novelas.
Su padre, maestro de obras, le buscó un empleo como aprendiz con un arquitecto local que se dedicaba a restaurar iglesias antiguas. De 1862 a 1867, Hardy trabajó para otro arquitecto londinense y más tarde, de nuevo en Dorset, continuaría en la construcción a pesar de su mala salud. Mientras tanto, escribió poesía con poco éxito, para dedicarse más tarde a la novela. A partir de 1874 pudo empezar a vivir de la escritura, y aquel mismo año contrajo matrimonio con su primera esposa, Emma Gifford, a quien conoció cuando trabajaba en Cornualles. Su unión duraría hasta la muerte de ella, en 1912. En 1914 se casó con Florence Dugdale. Thomas Hardy publicó un total de catorce novelas. Las dos primeras, Remedios desesperados (1871) y Bajo el árbol del bosque (1872), fueron publicadas de manera anónima. Las dos siguientes, Unos ojos azules (1873) y Lejos del mundanal ruido (1874), ya firmadas con su nombre, cosecharon un enorme éxito. Entre sus obras más aclamadas, destacan El regreso del nativo (1878), El alcalde de Casterbridge (1886), Los habitantes del bosque (1887), Tess la de los d’Urberville (1891) y Jude el oscuro (1895). Todas ellas están vinculadas a la creencia en un universo dominado por el determinismo biológico de Charles Darwin, a la filosofía pesimista de Arthur Schopenhauer, y a la existencia de un mundo en el que el destino de los individuos se ve fatalmente alterado por la suerte. Cansado de que los críticos le reconviniesen por sus temas, Hardy se consagró, tras publicar Jude el oscuro, a la poesía. Poemas de Wessex (1898) y Poemas del pasado y del presente (1901) contienen obras escritas tiempo ago. Los Dinastas, compuesto entre 1904 y 1908, es un drama épico, no redactado para la escena, de 19 actos y 130 escenas, en el que se narra la intervención de Inglaterra en las Guerras Napoleónicas. Sus poemas cortos, evocadores y visionarios, se publicaron en los libros Risas del tiempo (1909), Sátiras de circunstancias (1914), Momentos de visión (1917), Poemas líricos (1922), Fantasías humanas (1925) y Palabras en invierno (1928). Thomas Hardy murió el 11 de enero de 1928.