El insólito peregrinaje de Harold Fry de Rachel Joyce

Cierto día Harold Fry recibe una carta de la enfermera que cuida a su antigua amiga Queenie Hennessy. Queenie y Harold habían trabajado juntos en una fábrica, Harold era un vendedor introvertido dentro de un mundillo masculino en el que Queenie era la única mujer. Ellos comparten un secreto, hace mucho tiempo, ella le hizo un gran favor, y ahora, que ella se está muriendo de cáncer, Harold siente la necesidad de volver a verla para darle las gracias, porque está seguro de que así deben ser las personas agradecidos. De este modo, sin proponérselo realmente, cuando se dirige hacia el buzón para enviar su carta de ánimo, comienza a caminar y caminar desde su casa la gran distancia kilométrica que le separa de Queenie.

Ni su estado físico de jubilado recalcitrante, amargadamente casado es el propicio para el viaje, ni la ropa o el calzado son los adecuados. De hecho el calzado, ese bien común que damos por supuesto se convertirá en el secundario de lujo de esta obra.

A medida que avanza en su camino Harold, el autor  nos cuenta la historia de él y de su esposa Maureen, una pareja tardía de mediana edad cuyo matrimonio básicamente se ha desintegrado. Harold es un buen hombre, pero emocionalmente traumatizado por el abuso y abandono de sus propios padres; Maureen tenía grandes expectativas en la vida pero las cosas resultaron de forma diferente.

Rachel Joyce alterna sus voces entre el viaje exterior de Harold y el viaje interior de Maureen  mientras analiza su matrimonio, su esposo y su hijo. El pasado y el presente se entremezclan mientras ambos, Harold y Maureen,  se abren camino, caminos diferentes.

Una historia oscura con una tremenda fuerza pese a lo aparentemente simple del argumento, el cual constituye una metáfora, una excusa para contar todo lo demás., el carácter de un hombre destruido que antes de pensar en pasar los últimos años junto a su esposa se lo juega todo a una carta entre el éxito o el fracaso de su visita a Queenie.

El insólito peregrinaje de Harold Fry tiene los mimbres para ser un gran éxito en el que multitud de lectores se sentirán a gusto. Melancólico, con dosis bien administradas de dolor, transmite un concepto importante de las relaciones humanas más básicas, padres e hijos, matrimonio, amistad. Y de cómo manejar estos asuntos cuando las cosas no van como esperan.
Un libro tranquilo pero profundo y estimulante, incluso divertido.

Reseñado por Pepe Rodríguez

Escrito por Rachel Joyce

Rachel Joyce fue durante años una reconocida actriz de teatro y de televisión, con papeles protagonistas en la Royal Shakespeare Company, el Royal National Theatre, la Royal Court y el Cheek by Jowl, antes de dedicarse a la escritura. Es autora de más de veinte obras dramáticas para Radio 4, la prestigiosa emisora de la BBC, y responsable de adaptaciones de grandes obras para Classic Series y Woman’s Hour. En 2007 ganó el Premio Tinniswood a la Mejor Obra de Teatro para Radio. El insólito peregrinaje de Harold Fry es su primera novela. Rachel Joyce vive en Gloucestershire con su marido y sus cuatro hijos.

Ficha técnica

Traducción: Ana Rita da Costa García
Núm. pags.: 336
PVP: 17,00 €

Una mañana cualquiera, mientras su mujer pasa el aspirador en el piso de arriba, Harold Fry sale de casa para echar una carta al buzón. Recién jubilado, Harold está lejos de imaginar que acaba de iniciar un viaje a pie de un extremo a otro del país. No lleva calzado ni ropa adecuada, ni siquiera un teléfono móvil, y mucho menos un mapa o una brújula. ¿Para qué iba a llevarlos? Tan sólo va al buzón de la esquina para responder a la misiva de Queenie Hennessy, una vieja amiga y compañera de trabajo quien, tras un silencio de casi veinte años, acaba de comunicarle que está ingresada en un hospital del norte a punto de morir de cáncer. Sin embargo, cuando Harold se dispone a enviar la carta, un impulso repentino lo conmina a llevar él mismo el mensaje a su destinataria. Por una vez en su vida, Harold toma una decisión sin pensar, pero su intuición le dice que su amiga Queenie hará algo igualmente impensable y se curará.

Así comienza un largo peregrinaje que dará un vuelco total a su existencia. Mediante el sencillo acto de caminar, Harold emprende un viaje al encuentro de sí mismo, un largo recorrido, duro y placentero a la vez, que lo conducirá a descubrir sus verdaderos sentimientos y deseos que yacían adormecidos en su interior y, por encima de todo, a exorcizar el terrible recuerdo que marcó su vida.

1 comentario en “El insólito peregrinaje de Harold Fry de Rachel Joyce”

  1. One of the major items that should be thought about is the type of equipments the photographer is using as it’s supposed that the camera employed by the photographers indicates his professionalism. You should look at the services given by him, the type of camera he uses. He should be paid according to the facilities he’s offering. Services in the sense of the camera used you will find varieties of cameras and varieties of contacts used. The photographers should be paid based on the contact he is using, say if he’s employing a 7 megapixel camera, the he must be covered that only and not more. tiltonstudios

Los comentarios están cerrados.