Esperando el alba de William Boyd

Lejos de aquellas obras que le dieron a conocer en los 80, y en la línea de sus dos novelas anteriores, William Boyd nos presenta, en su último trabajo, otra entretenida aventura de espías, esta vez en el marco de la Primera Guerra Mundial, momento histórico que ya visitó en su gran éxito Las nuevas confesiones (1987) o en la no menos interesante Como nieve al sol (1982). Y aunque la literatura de género puede imponer asfixiantes convenciones, está en la mano del autor la posibilidad de soslayarlas o incluso subvertirlas. Y a Boyd no le falta oficio para, aprovechándose de los tópicos, convencer al lector de que tras las inconsistencias argumentales se esconde una implacable coherencia.

La primera parte de la novela se desarrolla en la Viena de 1913, a la que el joven actor inglés Lysander Rief llega para tratarse cierto problema psicosomático con un discípulo de Freud, creador de la heterodoxa teoría del paralelismo, cuya terapia consiste en negar el hecho traumático creando una realidad paralela que termina siendo asumida por el paciente. En la consulta conocerá a su futura amante, casada con un colérico pintor cuyas extrañas obras están dotadas de una siniestra iluminación, y a veces de una explícita carga erótica.

A estos personajes, como en toda novela de intriga y aventuras que se precie, se irá añadiendo un elenco de perfectos secundarios, como los inquilinos que comparten pensión con el protagonista bajo la vigilante mirada de la propietaria: un empobrecido profesor de música y un desengañado teniente de húsares. O, posteriormente, el tío de Lysander, cuyo salón se encuentra repleto de objetos traídos de sus expediciones africanas, y la propia madre del protagonista, casada en segundas nupcias con un lord del imperio y absorbida por sus numerosas obras benéficas.

Tal despliegue nos remite, obligadamente, a dos grandes referencias tanto literarias como cinematográficas. Por un lado el Adiós a Berlín de Isherwood, por la actitud un tanto ingenua del protagonista en una ciudad a las puertas de un colosal conflicto, y por otro El tercer hombre, paradigma de la obra de intriga y ambientación vienesa.

Pero será hacia la mitad de la novela cuando ésta entre de lleno en el resbaladizo terreno del espionaje militar, y Lysander se dedique a desentrañar el misterio de ciertas cartas cifradas y al desenmascaramiento de su autor. Tarea que le llevará de regreso a un Londres bombardeado por zepelines, le hará sufrir una traumática experiencia en las trincheras del frente francés, y le conducirá a una ciudad de Ginebra en la que todas las potencias en conflicto y alguna más, tienen sus propios informadores.

Al final, algunas de las aparentes debilidades argumentales se irán resolviendo, aunque simultáneamente se vaya imponiendo la convicción de que toda certeza es cuestionable, y que la verdad está tan fragmentada, tan repartida entre los personajes, que puede resultar imposible su reconstrucción. Una situación ideal para que Lysander, como convencido paralelista, pueda crear una realidad interesada que convenza a sus interlocutores, y para que el propio Boyd decida, mediante el sutil comentario o el escamoteo de información, dejar algunas zonas en penumbra, permitiendo al lector, si lo desea, iluminarlas a su gusto.

Una novela, en definitiva, que, para pasar un buen rato, solo exige de aquel que se acerque a sus páginas el mantenimiento de un moderado nivel de expectativas.

Escrito por William Boyd

Nació en la ciudad de Acra, Ghana, en una familia de origen escocés (1952). Es miembro de la Real Sociedad Inglesa de Literatura y Oficial de la Orden de las Artes y de las Letras francesas. Su primera novela, Un buen hombre en África (1981), ganó el premio Whitbread (hoy Costa Book Award) y el premio Somerset Maugham, desde entonces ha publicado más de una docena de libros, entre ellos, Bambú y Tormentas cotidianas, ambos pubicados en Duomo. Su siguiente libro que también recogerá esta editorial narra las aventuras de James Bond..

Ficha técnica

Traducción: Juanjo Estrella
Colección: Nefelibata
ISBN: 9788415355175
Encuadernación: Rústica con solapas
Formato: 14 x 21,5 cm
Páginas: 384
Precio: 21.00 €

Verano de 1913. El joven actor Lysander Rief, animado por las noticias que llegan a Londres sobre los éxitos del psicoanálisis, se desplaza a Viena para tratarse un problema sexual. Allí acude a la consulta del doctor Bensimon, discípulo de Freud, donde irrumpe una mujer por la que se siente atraído: la misteriosa Hettie Bull. La ciudad bulle, la cerveza corre y los vieneses llenan las terrazas y parques, una vida sugerente que cautiva al elegante Lysander quien, embarcado en una apasionada relación con Hettie, parece haber encontrado la cura a su dolencia. De regreso a Londres y con la guerra inminente, sus vivencias en Viena lo persiguen e involucran en un escenario inesperado de espionaje, escándalos y sexo. Entre Viena y el West End londinense, con paradas en París, Ginebra y Trieste, Esperando el alba es una aventura poblada de intrigas, hermosas damas y heridas que no cicatrizan, toda una hazaña literaria donde al alba tal vez se difuminen las sombras e incertidumbres de la noche.

Reseñado por Rafael Martín