Juegos mentales con viajes a distintas épocas

La modalidad de los juegos de escapismo es una atracción que llama la atención de todas las edades. También conocidos como juegos mentales, Escape Room y juegos de equipo, no son declarados actividades peligrosas o que comprometan la integridad de las personas, en tal caso son actividades diseñadas para cualquier tipo de edad.

Los juegos de escapismo consisten en intentar escapar de una habitación donde se puede estar rodeado de un equipo y la idea es salir en el menor tiempo posible, normalmente el tiempo máximo es de una hora.

Dentro existen variedad de actividades por resolver que requieren del ingenio, observación y jugar en equipo ya que los escenarios pueden ser diferentes por sala.

Misiones y retos por resolver

En su mayoría los Escape Room tienen diferentes ambientes para que parezca una situación real y el equipo se unifique para alcanzar un objetivo definido: salir de la habitación.

Transportando a los jugadores a épocas sorprendentes con los Escape Room se logra vivir la experiencia en primera persona, al ingresar a https://www.escaperoomtempo.com/ los escenarios son didácticos, con misiones diferentes y retos relacionados con el ambiente.

Ahora al abrir la puerta de cada habitación se activa el reloj y empieza el juego, la mecánica es simple por ser un juego de lógica y razonamiento para encontrar llaves, resolver acertijos y enigmas enlazados a una historia.

El equipo, si no logra resolver el misterio, no queda encerrado allí, el juego es monitorizado por los organizadores y tienen acceso a lo que ocurre dentro de la habitación con múltiples cámaras que facilitan la interacción con los jugadores para ofrecerles pistas.

Cada juego tiene su propio ambiente y las temáticas son variadas: piratas, ciencia ficción, terror, fugitivos, entre otras. Por tratarse de salas interactivas inspiradas en videojuegos reales se recomienda visitar todas las temáticas, lo único que se pone a prueba es el cerebro de los jugadores no hay actividad física alguna.

Nueva actividad que fortalece el trabajo en equipo

Ideado por un grupo de informáticos en el año 2006 en Silicon Valley, el juego consistía en resolver un enigma en tiempo limitado. En Europa inicia en Hungría cuando Attila Gyurkovics escenificó un espacio donde sus compañeros debía salir de una habitación en un tiempo determinado. Se basó en una importante pieza de la literatura: los cuentos de Agatha Christie.

La producción literaria de la famosa escritora británica cuenta con 66 novelas policiales incluidas las obras de teatro, 6 novelas románticas, 2 autobiografías un libro infantil y 2 de poesía

Sin embargo, alcanzó numerosos éxitos a lo largo de su vida con “El Misterioso Caso de Styles” lo que permite a los lectores sumergirse en asombrosos casos detectivescos formulando sus propias hipótesis para descubrir la identidad del culpable.

Las capacidades de supervivencia individuales y la suma de habilidades

Es por esto que hasta la fecha sigue siendo importante el legado de la escritora para los Escape Room, ya que los juegos con las novelas policiales son bastantes similares, teniendo como enigma principal descubrir el misterio por la observación psicológica de pistas, patrones y acertijos.

Otro aspecto importante de destacar es la relación de estos juegos mentales en los que se ponen a pruebas las habilidades de supervivencia de los participantes, en situaciones que parecen análogas a las descritas en el libro de Piers Paul Read ¡Viven!, publicado en el año 1974.

Narra la tristemente famosa tragedia aérea, en la que dieciséis sobrevivientes del vuelo 571 de la Fuerza Aérea de Uruguay expresan los momentos de angustia vividos y de cómo se mantuvieron con vida 72 días después del accidente luego de oír en la radio que los rescatistas habían abandonado su búsqueda.

Asimismo, no se debe pasar por alto el parecido con la película canadiense de terror Cube, que trata de un grupo de desconocidos presos en salas en forma de cubo y a medida que van pasando a otras partes, se encuentran trampas o descubren que es igual a la habitación anterior.

Las claves para salir del cubo se basan en secuencias numéricas y estrategias matemáticas con relación a los números primos. Llegan al punto en que la técnica deja de funcionar y ante la desesperación, el trabajo en equipo y la comunicación son cruciales para poder sobrevivir.

 

Trucos de los Escape Room

Aunque este tipo de juegos no suele tener un público para retos, siempre un integrante resulta más curioso y comienza a indagar para superar las pruebas más rápido. Alguno de los trucos nivel “experto” son los siguientes:

Primeras pistas

Para iniciar el juego los organizadores dan las indicaciones a los participantes, en ellas pueden estar incluidas las primeras pistas por lo que se recomienda escuchar con atención.

Algo muy cotidiano es que cada habitación tiene un lavabo, a menos que los organizadores mencionen que no es parte del juego, este puede contener una pista importante.

Las pistas y colaboración del equipo

Una vez que los organizadores definen en qué consiste el juego, el grupo entra a la habitación por lo que el entorno debe ser observado cuidadosamente y crear procesos lógicos para la búsqueda de las pistas.

Un ejemplo sería escoger un punto neutral para colocar todo lo que se consiga, como las pistas se complementan unas con otras puede tardarse un poco en avanzar y conseguir los hallazgos, pero el enfoque siempre será el mismo: conectar todo lo relacionado a la habitación para salir de allí.

Es bueno contar con un metódico en el equipo

Por ser un juego colaborativo, es importante que cada persona conozca su faceta ya que, aunque los Escape Room requieren de muchas habilidades, una sola persona no las tiene todas. Desde resolver rompecabezas lógicos hasta investigar las habitaciones, cada detalle debe ser visto metódicamente.

Cada miembro tiene responsabilidades

Es importante la comunicación entre todos los participantes, factor que no se debe subestimar. Esto debe realizarse con agilidad, pero manteniendo la calma ya que se puede limitar la participación de todos o entorpecer las pistas que sean encontradas. Es importante que exista confianza en cada miembro del equipo para no perder tiempo valioso y evitar que se duplique el trabajo.

Hablar en todo momento

Se debe tener un amplio control de la actividad comunicativa, ya que la primera vez que se interactúa en este juego, los participantes suelen gritar y nadie es capaz de concentrarse y escucharse para concretar hallazgos importantes. Entre otras cosas, este juego desarrolla las habilidades de comunicación.

Practicar acertijos

Por tratarse de pruebas variadas: puzzles, adivinanzas, juegos de palabras que abren pistas para encontrar llaves, series numéricas y estas son clave para candados, objetos escondidos, ordenadores o juegos visuales, cada pequeña parte de la habitación debe ser tenida en cuenta.

Aunque en la actualidad se están innovando los escenarios con aspectos más físicos con la utilización de haces de láser que no pueden tocarse, los jugadores incrementan el nivel de adrenalina para lograr conseguir pistas de la habitación, con mecanismos de solución similares. Entrenarse en este tipo de retos es recomendable.

No obsesionarse con las pistas

Si algún miembro del equipo no logra resolver una pista, es recomendable que se aleje momentáneamente de ella. Al final, cada prueba de Escape Room tiene solución. No solo están puestas para provocar dolor de cabeza sino para desarrollar conexiones neuronales que, cuando aumenta la frustración, se pierden, el ritmo del juego decae y lo importante es saber controlar este sentimiento.

En cada habitación existe una serie de cámaras o micrófonos por los cuales los organizadores monitorizan el desarrollo del juego y en momentos de desesperación ofrecen su ayuda. No obstante, no se penaliza el juego por aceptarla.