El declive

Autores: 
  • 21
  • 0
Total votes: 2

Kazuko, la joven narradora de "El declive", vive con su madre en una casa del pudiente barrio tokiota de Nishikata. La muerte del padre, y la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial, han reducido considerablemente los recursos de la familia, hasta el extremo de tener que vender la casa y trasladarse a la península de Izu. La frágil armonía de la vida en el campo, donde Kazuko cultiva la tierra y cuida de su madre enferma, se verá alterada por la aparición de una serpiente, símbolo de muerte en la familia, y de Naoji, hermano de Kazuko ex adicto al opio que desapareció en el frente. La llegada de Naoji, cuyo único interés consiste en beberse el poco dinero que les queda, empujará a Kazuko a rebelarse contra la vieja moral en una última tentativa de escapar de una asfixiante existencia. La publicación original de "El declive" en 1947 convirtió a su autor en una celebridad entre la juventud nipona de posguerra. Sin embargo, Dazai, enfermo de tuberculosis y acosado por sus demonios interiores, no pudo gozar del éxito de la novela y un año después, en 1948, se suicidó junto a su amante.

  • Nº de páginas: 148 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: SAJALIN EDITORES
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788494680953

Comentarios

Autor

Osamu Dazai

Dazai, cuyo verdadero nombre fue Shūji Tsushima (津島修治 Tsushima Shūji?), fue el décimo entre once hermanos de una familia de terratenientes acomodados del norte de Japón. Careció de las atenciones de sus padres y creció al cuidado de una tía y los sirvientes. Desde pequeño, mostró un particular interés por la literatura, que utilizó como medio de expresión de su desarraigo familiar y sus conflictos internos.

A los veintiún años, en 1930, ingresó en el departamento de literatura francesa de la Universidad de Tokio, aunque dejó los estudios cinco años más tarde sin graduarse. Durante este periodo, militó en el incipiente movimiento marxista nipón, siendo encarcelado y torturado por el régimen militar, experiencia que influyó considerablemente en su visión de la sociedad y en su producción literaria.

Trayectoria

Tres años después comenzó a publicar sus primeras colecciones de relatos. En 1935 y 1936 fue candidato al Premio Akutagawa, el más prestigioso en Japón para trabajos de ficción, aunque en ambas ocasiones otro escritor recibió el galardón. Sin embargo, Dazai ya se había asegurado un lugar destacado entre los jóvenes autores de la época.

El éxito de las obras de Dazai corrió paralelo a una vida privada tumultuosa en extremo. Después de ser desheredado por su padre a causa de la relación con una geisha de bajo rango, intentó suicidarse en cuatro ocasiones —dos antes de cumplir los veinte años—, sufrió de adicción a la morfina y al alcohol, y estuvo internado durante largos periodos, para tratamiento psiquiátrico y aquejado de tuberculosis crónica.

En 1939 su boda con Michiko Ishihara, una maestra de escuela secundaria que le presentó su amigo el escrito Masuji Ibuse, cambió su existencia y dotó de mayor claridad y equilibrio a su trabajo.

Este periodo de tranquilidad duró hasta finales de la II Guerra Mundial, en 1945. En los siguientes tres años, Dazai escribió las dos novelas consideradas sus obras maestras: El Ocaso (Shayo), en 1947, e Indigno de ser Humano (Ningen shikkaku), en 1948.

En estas dos novelas, el autor se muestra mucho más cercano a Dostoyevski que a sus contemporáneos nipones. Las historias, en las que se aprecia con claridad la influencia de la literatura europea, evidencian el gran interés que las clases educadas de aquella época sentían por las letras occidentales. Sin embargo, los protagonistas de estas obras, caracterizadas por una honradez sin adornos al mostrar la decadencia del ser humano, no escapan a la falta de comunicación personal típica de la sociedad japonesa, y Dazai recurre a retrospectivas o a la descripción minuciosa de pequeños acontecimientos para mostrar con mayor profundidad a los personajes. Bajo influencia no admitida de Indigno de ser humano, de Dazai, Mishima escribió sus Confesiones de una máscara.1

En 1948, cuando se encontraba en la cumbre de su carrera, se suicidó con su amante —una joven viuda de guerra—, dejando atrás a su esposa y tres hijos en precaria situación económica. Para terminar con su vida, eligió un canal del río Tama, en el suburbio tokiota de Mitaka, cuyas aguas se encontraban muy altas y turbulentas por las habituales lluvias de junio, época de monzones en Japón. Los cuerpos de ambos, atados el uno al otro con una cuerda roja, fueron encontrados seis días después en un recodo del canal, justo cuando Dazai hubiera cumplido treinta y nueve años.

El diecinueve de junio, fecha de su aniversario, su tumba en el templo de Zenrin-ji, en Mitaka, recibe un gran número de visitantes, que le ofrecen flores, incienso, cigarrillos, sake o cerezas —que le gustaban en vida—, junto a fervorosas plegarias por el descanso del espíritu del polémico escritor, que todavía ejerce una enorme fascinación sobre los lectores japoneses, en particular las jóvenes generaciones.

Libros del escritor

Otros libros

¿Dónde quieres guardar este libro?