La Prueba

Soy Pilgrim

Terry Hayes

Resumen

En una plaza pública de Arabia Saudí, un hombre es ajusticiado bajo un sol abrasador y un chico de catorce años observa impotente entre la muchedumbre: es su hijo. En un lúgubre hotel de Manhattan, aparece el cuerpo sin vida de una mujer joven y todos los indicios para identificarla han sido eliminados minuciosamente.En un vertedero de...

2 de Octubre de 2015

Es verdad que "Soy Pilgrim" no da un momento de respiro, y que mantiene el interés del lector mientras va apurando las páginas que le separan de ese desenlace que debe permitirle encajar todas las piezas. Pero también es cierto que Terry Hayes, el autor de este promocionado thriller de espionaje apocalíptico, es guionista de Hollywood, y que no escatima tópicos que puedan convertir su texto en una taquillera película de acción trepidante.

 

La sencilla línea argumental principal de la novela se complementa, acertadamente, con otras historias cuya conexión con aquella se deja intuir al lector sin llegar a concretarse hasta el final. Porque quizás el relato paralelo del proyecto destructivo de un fanático yihadista y de los intentos, por parte de un agente de inteligencia norteamericano, por frustrarlo, no hubiera bastado para mantener la tensión a lo largo de tantas páginas. De forma que a esa lucha contra reloj por evitar la catástrofe, se añade la investigación de dos crímenes de una ejecución casi perfecta.

 

Consigue así reunir Hayes en un solo texto una intriga internacional y una trama policial, ambas dispuestas para que el narrador y protagonista, autor secreto de la obra de referencia en su profesión, demuestre las habilidades del mejor de los miembros del servicio secreto norteamericano, el único capaz de hacer frente a la habilidad y al odio acumulado de su oponente musulmán, cuyo objetivo es introducir un virus de la viruela resistente a las vacunas en el aborrecido corazón del imperio. El agente contará, no obstante, con la ayuda de un oficial de policía, héroe silencioso del 11-S, y con todos los recursos técnicos y humanos de la mayor potencia mundial desplegados en defensa de la seguridad nacional.

 

Con ese planteamiento patriotero aplicado a una situación ciertamente extrema, Hayes consigue sembrar en el lector el justificado miedo al fanatismo intolerante, pero también remover su latente desconfianza hacia el mundo islámico. Y ante la crueldad inexorable del enemigo surge la cuestión, no menor, del uso de métodos extremos para obtener información que permita salvar a millones de personas. En la certera película "Unthinkable", protagonizada por Samuel L. Jackson, se trataba precisamente ese dilema ético, el del uso de la tortura como mal menor para hacer confesar a un terrorista la ubicación de unos artefactos nucleares. Pero Hayes no tiene ningún dilema: la seguridad del pueblo americano está por encima de todo y justifica cualquier abuso que en su nombre se pueda cometer.

 

Una arrogancia coherente con ese característico sentimiento de superioridad que aquí queda patente en la consideración de región endémicamente atrasada que recibe Turquía, país en el que se desarrolla gran parte de la acción; o en el escandalizado rechazo a la libre circulación de personas y materiales entre las fronteras europeas, considerado como factor de riesgo en tiempos de crisis.

 

Hay que resaltar, sin embargo, la lograda voz en primera persona que, con su desapego, cinismo y sentido del humor, recuerda a veces a la de ciertos míticos investigadores de novela negra. Un recurso quizás insuficiente para distraer al lector de las diversas inconsistencias y excesos del texto, pero que, unido a los hábiles razonamientos y sorprendentes conclusiones del héroe o a la inusitada competencia de sus adversarios, convierten a "Soy Pilgrim" en un entretenido producto de consumo rápido aunque difícil digestión.

Comentarios

Pues a mí me encantado. Estoy ansioso por leer el segundo libro, aunque por lo que he podido leer no se trata de una continuación. Me parece ligero, bien escrito, sin pretensiones y con mucha acción y personajes del estilo Forsythe. No lo calificaría como "Novela negra" en absoluto, aunque tenga algunos elementos del género, sino más bien como un thriller con tintes de género negro.
No me ha gustado mucho. Me costo engarcharme porque los personajes no me parecen interesantes. Quiza el mejor el sarraceno, pero no logras entender su motivacion .
Muy entretenido, engancha desde el primer momento. Acción e intriga. Recomendable para los que disfrutamos de la novela negra.
¿Dónde quieres guardar este libro?