Descubre

5 libros para ciudadanos de ninguna parte

4 de Marzo de 2017

Salir del país natal no solo es un desafío por el esfuerzo de integración necesario en la nueva nación. También lo es por el desarraigo que produce de la propia, convirtiendo a quienes la sufren en ciudadanos de ninguna parte. Allá donde van siempre son extranjeros y allá de donde vienen son aquellos que decidieron marcharse. Sobreviven en un estrecho limbo que tensa aún más su exilio. Para todos ellos hemos elegido estos cinco libros que demuestran que la literatura sí se ha ocupado de ellos:

 

Me alegraría de otra muerte de Chinua Achebe

Obi Okonkwo regresa a Lagos lleno de ideas y nobles principios tras estudiar en Gran Bretaña. Pero pronto se verá forzado a moderar sus valores morales y sucumbir a las presiones de la sociedad corrupta de su país.

París era una fiesta de Ernest Hemingway

Hemingway, ya en el crepúsculo de su vida, narra aquí los dorados, salvajes y fructíferos años de su juventud en el París de los años veinte, en compañía de escritores como Scott Fitzgerald o Ezra Pound, la llamada «generación perdida», según la popular denominación acuñada en aquella época por Gertrude Stein, mítica madrina del grupo.

Buda en el ático de Julie Otsuka

Con una prosa precisa y evocadora, Julie Otsuka pone voz a las mujeres que, procedentes de Japón, llegaron a San Francisco hace casi un siglo en busca de una vida mejor. Viajaron para encontrarse con sus esposos, a los que no conocían pero a quienes imaginaban tal y como ellos se habían descrito a sí mismos en sus cartas. Muchas eran casi niñas, llenas de dudas y miedos, ilusionadas, con sus kimonos blancos guardados en sus ajuares. Pero ni sus maridos eran lo que prometían ser ni su vida allí iba a ser fácil.

Ficciones de Jorge Luis Borges

¿Nacionalizar la imaginación o imaginar la nación?

Cada día es del ladrón de Teju Cole

Un joven médico regresa a su Lagos natal tras vivir quince años en Nueva York. La Nigeria de su infancia ya no existe; en su lugar encuentra una ciudad ganada por el consumismo, el desdén y la globalización.

Comentarios

¿Dónde quieres guardar este libro?