El invierno del descontento de Thomas B. Reverdy

Decía Ortega y Gasset que la novela es el género literario que mayor cantidad de elementos ajenos al arte puede contener. Dentro de la novela cabe casi todo. La dosis de elementos extraños que pueda soportar  el libro depende en definitiva del genio que el autor posea para disolverlos en la atmósfera de la novela como tal.
Si Thomas Reverdy hubiera intentado hacer un ejercicio práctico de lo que Ortega y Gasset dijo sobre la novela no le habría salido tan perfecto. El invierno del descontento contiene ficción, poesía, teatro, reportaje, política, música, incluso un pequeño diccionario, todo ello manejado en las dosis y con la maestría que una obra de menos de 200 páginas puede soportar.

Londres, 1979: Candice, estudiante de artes escénicas de veinte años, atraviesa a diario la ciudad en bicicleta. Para pagarse sus clases de teatro, trabaja repartiendo paquetes para City Wheelz, una empresa de mensajería que aprovecha la parálisis de la capital por meses de huelga para hacer negocio. Esta época es la que el periódico The Sun calificó como ‘el invierno del descontento’: comienzan el desmantelamiento del estado de bienestar, la destrucción de los sindicatos, la precariedad juvenil… Estamos ante el fin de los años dorados y la consiguiente instauración del liberalismo salvaje thatcheriano.
Será precisamente con una desconocida Margaret Thatcher con quien se encuentre Candice en el teatro Warehouse mientras ensaya su papel en Ricardo III con su compañía femenina Las Shakespeareanas. Allí acude la futura jefa de Estado para recibir clases de dicción y mejorar sus posibilidades de ascenso al gobierno. Se volverán a ver, frente a frente, el día del estreno. Para entonces, Candice habrá reflexionado sobre el poder y despertado su conciencia política, repartido panfletos, bailado en pubs clandestinos a ritmo de punk y rock, y superado la infinita soledad que la rodea.

Reverdy ambienta sus novelas en épocas de cambio. Lo acontecido a finales de los setenta todavía sigue marcando la agenda del día a día, en política, en lo social, incluso en las relaciones personales. Ese tiempo dio a luz al siglo 21 con todo lo que nos encontramos hoy día. Cruzar en ese momento a dos mujeres en crecimiento, Candice en lo personal, y Margaret Thatcher en lo político con el telón de fondo del ensayo de Ricardo III es crear el marco de circunstancias perfecto para narrar esos cambios.

El invierno del descontento es una obra plena, redonda y casi perfecta. Quizás le hubiera venido bien implicar al lector un poco más, aunque según el autor “el final abierto le deja todo el margen para que imagine”.

PREMIO INTERALLIÉ 2018
FINALISTA DEL PREMIO GONCOURT 2018
FINALISTA DEL GRAN PREMIO DE NOVELA DE LA ACADEMIA FRANCESA 2018

Traducción de M. Dolores Torres París
ADN ALIANZA DE NOVELAS
14,50 x 22,00 cm
192 páginas | Rústica
978-84-9181-430-6
3455103
€ 17,00

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *