“Drugstore Cowboy” de James Fogle

d8b872f2-3087-4be0-9225-5aa03a4623f4.jpg

DRUGSTORE COWBOY

James Fogle

Traducción: Juan Carlos Postigo
Colección: al margen, 38

Número de páginas: 220
ISBN: 978-84-946809-9-1
Precio (P.V.P.): 20,00 euros

A la venta el 4 de julio

La novela que Gus Van Sant convirtió en una película de culto

«Una novela y una película al margen de la sociedad, ambas increíblemente sinceras.»
The New York Times

A sus treinta y cinco años, Bob Hughes lidera una banda de yonquis que ocupa su tiempo robando farmacias y pinchándose el botín de sus fechorías. Carismático y supersticioso, Bob es un ladrón de la vieja escuela con un peculiar código de honor: nunca obligaría a alguien de la banda a hacer algo que él no haría, y jamás vendería droga a otros. La policía de Portland, centro de operaciones de la banda, lleva tiempo detrás de Bob, pero sabe que la única manera de detenerle es pillarlo in fraganti. Cuando Bob descubre que los detectives Gentry y Halamer lo están vigilando, decide darles una lección que no olvidarán y largarse de la ciudad. Fuera de su hábitat natural, la banda irá de mal en peor y Bob, cansado y afligido, se planteará por primera vez en su vida dejar las drogas.

Escrita en la cárcel y convertida en película de culto por Gus Van Sant, Drugstore Cowboyes la única novela publicada del ladrón y adicto James Fogle.

Clica aquí para leer las primeras páginas

1b832a49-40cf-4389-97cf-f0b4b5b4277f.jpg
James Fogle (Elcho, Wisconsin, 1936 – Monroe, Washington, 2012) dejó la escuela a los doce años, edad a la que robó un coche por primera vez. Hijo de un soldador que le pegaba, Fogle pasó parte de su adolescencia en reformatorios, lugares que definió como «escuelas de ladrones». Su adicción a las drogas hizo que se especializara en el robo a farmacias, delito por el que fue encarcelado en numerosas ocasiones. En las penitenciarías donde pasó más de la mitad de su vida escribió una decena de novelas, de las cuales solo Drugstore Cowboyllegaría a publicarse tras el éxito de la adaptación cinematográfica dirigida por Gus Van Sant y protagonizada por Matt Dillon. James Fogle falleció de un cáncer de pulmón a los setenta y cinco años en la prisión de Monroe, Washington, donde cumplía una condena de quince años por el atraco a una farmacia de Seattle en 2010.
—Dios mío, si es el chorizo drogadicto de mi hijo y la chiflada ninfómana de su mujer. Esconded la plata y el televisor, guardad las medicinas en los armarios y no soltéis las carteras.

—Joder, mamá, ¿cuándo he robado yo en tu casa? Dime una cosa que te haya quitado alguna vez. Venga, solo una.

outline-color-facebook-48.png Compartir
outline-color-twitter-48.png Twitear
Síguenos en:
color-facebook-48.png
color-twitter-48.png
color-link-48.png
color-instagram-48.png
Copyright © SAJALÍN EDITORES, 2016 All rights reserved.

DARSE DE BAJA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *