‘El guardián de los objetos perdidos’ de Ruth Hogan

EL GUARDIÁN DE LOS OBJETOS PERDIDOS, de Ruth Hogan

EN EL TOP DEL REINO UNIDO DURANTE MÁS DE 12 MESES

(Adjuntamos dosier de prensa)

Sinopsis:

UNA BELLA HISTORIA SOBRE OBJETOS PERDIDOS Y SEGUNDAS OPORTUNIDADES

Anthony Peardew, célebre autor de relatos que se acerca al final de sus días, ha pasado la mitad de su vida coleccionando objetos extraviados, tratando de expiar una promesa rota años atrás. Con el tiempo en su contra, decide legar su casa y todos los tesoros perdidos a su asistente, Laura, la única persona en quien confía para cumplir su promesa y reunir los cientos de objetos con sus legítimos dueños. El último deseo de este guardián de objetos perdidos desencadena una serie de encuentros afortunados que dan una segunda oportunidad a todos aquellos que creían haberse extraviado.

La prensa dice:

«Realmente maravilloso. Si quieres dejar de estar triste, esta es tu novela.» Daily Mail

«Mágico y conmovedor.» Heat

«Unos personajes maravillosos.» My Weekly

«Una novela inteligente, que atrapa al lector capítulo tras capítulo. Los personajes son memorables y se suman a un argumento bien construido. Ideal para los clubs de lectura.» Library Journal

«Un estilo cálido y mágico.» Kirkus

«Cada objeto perdido es un misterio que te anima a seguir leyendo.» Booklist

La autora:

«Soy una urraca; no paro de recoger tesoros (o «basura», según el punto de vista que se adopte)». Nací en la casa de Bedford donde mis padres viven todavía. De niña me fascinaban los ponis y leía todo lo que caía en mis manos. Por suerte, mi madre era librera. Estudié Filología Inglesa. Y luego conseguí un empleo como Dios manda. Trabajé diez años en la administración local. Me sentía fuera de lugar, pero pagaba las facturas y la hipoteca. Con treinta y tantos años sufrí un accidente de tráfico que me impidió trabajar la jornada completa y me incitó a escribir. Encontré un trabajo por horas como recepcionista de un osteópata y dediqué mi tiempo libre a escribir. Todo iba bien hasta que me detectaron un cáncer. Como la quimioterapia me producía insomnio, pasaba las noches escribiendo y el resultado final fue El guardián de los objetos perdidos. Vivo en una caótica casa de estilo victoriano con una colección de perros y mi sufrido compañero.

DP_Prensa_Hogan_El guardían de los objetos_.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *