Sabina Editorial publica una nueva edición de Un cuarto propio, de Virginia Woolf

 

Sabina Editorial publica una nueva edición de Un cuarto propio, de Virginia Woolf

Esta nueva edición anotada con traducción de Milagros Rivera Garretas es la única traducción en femenino que existe en español. Nos devuelve a Virginia Woolf hablando en femenino cuando se refiere a ella misma, a otras mujeres o a situaciones de mujeres. Y el resultado es diferente y mucho más fiel a la obra original.

Novedad Sabina Editorial-Virginia Woolf.pdf

Novedad Sabina Editorial

Un cuarto propio

Virginia Woolf

Fecha de publicación: 23 de Marzo 2018

Traductora: Milagros Rivera Garretas

Un cuarto propio es una obra crucial del feminismo y la teoría literaria contemporánea nacida de las conferencias que dio Virginia Woolf en dos colegios universitarios para mujeres de la Universidad de Cambridge en 1928. Revisada y ampliada, se publicó en Hogarth Press el 29 de octubre de 1929 y fue un éxito inmediato de lectura y de ventas.

Este ensayo genial conjuga agudeza y sentido del humor, y su extraordinaria importancia histórica y política se sigue sintiendo hoy en día. La autora cuestiona el canon de la historia de la literatura y explica las razones por las que las mujeres habían estado ausentes u olvidadas. Y cambió para siempre la manera en que las mujeres, y las escritoras, se miran a sí mismas.

Esta nueva edición anotada con traducción de Milagros Rivera Garretas es la única traducción en femenino que existe en español. Nos devuelve a Virginia Woolf hablando en femenino cuando se refiere a ella misma, a otras mujeres o a situaciones de mujeres. Y el resultado es diferente y mucho más fiel a la obra original.

Virginia Woolf (1882-1941) fue una novelista, ensayista y crítica literaria muy famosa y querida ya en su época que ha quedado en la memoria común como una de las mejores escritoras y escritores del siglo XX porque no separó en su escritura la verdad de la vida. Su pensamiento y su estilo literario resultan fascinantes porque aúnan la erudición crítica, el sentido de la justicia social y una sensibilidad excepcional hacia la lengua de su tiempo.

Virginia Woolf consiguió destilar en cada una de sus obras una o varias “pepitas de verdad pura”, como ella las llama en el primer capítulo de Un cuarto propio: pepitas de verdad pura que condensan en palabras mucho de lo que significaba en su tiempo el ser libremente una mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *