Esclavos del honor de Raúl Borrás San León    

Primera novela del autor, el cual ya tiene en su haber diversos relatos de tema histórico, algunos premiados. Interesante recreación del drama que supuso el abandono definitivo de Filipinas como colonia española. La narración está compuesta de diversas partes entrelazadas, a saber: una especie de dietario en el que se cuenta pormenorizada la vida de los sitiados en Baler; los movimientos de sus sitiadores; las reacciones en Madrid respecto a la guerra con EE.UU. y la ignorancia respecto a Filipinas; y los movimientos y reacciones del Ejército español en Manila.

A cargo de un destacamento de 50 hombres, soldados del Segundo Batallón de Cazadores, cuyo jefe era el teniente Juan Alonso Zayas, embarcan junto al Capitán Enrique de las Morenas, comandante político-militar del distrito Príncipe, hacia Baler, con la orden de relevar por dos meses a los 400 soldados emplazados allí. Y en Baler al cabo de poco tiempo, habrá un levantamiento de independentistas filipinos, y permanecerán asediados, atrincherados en la Iglesia, durante 337 días.

Respecto a los hechos, lo curioso y difícilmente creíble del caso Baler fue precisamente la reacción de los poderes fácticos españoles, y cómo la prensa fue el desencadenante final. También resulta sorprendente la posición recalcitrante de los españoles sitiados, negándose a creer lo que les informan tanto filipinos como españoles: que la guerra se ha acabado y España ya no domina Filipinas. Pero así fue. En la mente de los bravos soldados y de sus oficiales, no cabe la palabra rendición, no cabe la idea de que España haya perdido su poderío.

La fuente más conocida sobre el sitio fue la elaborada por el teniente Martín Cerezo en «El sitio de Baler», publicado en 1904. Así, el autor utiliza unas imaginarias cartas de Martín Cerezo a su esposa como uno de los elementos de unidad narrativa, que alternarán con el día a día narrado impersonalmente, así como con textos contando los esfuerzos de la esposa de De Las Morenas por saber algo de su esposo y tratar de repatriarlo. Otros textos relatan las gestiones del periodista de El Imparcial, Higinio Algar (personaje de ficción) cuyo tesón lleva a remover el caso y tratar de que vayan a convencerles de salir. Salvo pocos personajes de la novela, la mayoría de implicados directamente en el asedio, son nombres correspondientes a personas reales.

A partir del momento en que estalla la rebelión en Baler, el batallón, junto al médico y los religiosos se refugiarán y defenderán tras los gruesos muros de la Iglesia, que será un excelente bastión, desde donde los bravos soldados, bien pertrechados y armados en un primer momento, mantendrán a raya a sus sitiadores filipinos, mucho más numerosos. El relato va presentándonos al detalle a los distintos personajes, mediante diálogos y actuaciones les va definiendo; el autor resulta muy ameno y pone un toque costumbrista y colorista. Sabemos de sus costumbres, problemas cotidianos, sus ideales, dudas, miedos, las relaciones que mantienen entre ellos.

Pero el tiempo pasa y los dos meses previstos para su relevo quedan atrás; nadie llega, no hay noticias, y las que llegan, provienen de los filipinos y nadie entre los sitiados les cree. Aunque la moral de la tropa se mantiene en alza, hay altibajos: se producen algunas deserciones, algunos van muriendo en los tiroteos, pero lo peor ocurre cuando se declara una epidemia de beriberi, terrible enfermedad que el pobre e incansable doctor Vigil no sabe, a pesar de sus esfuerzos, cómo combatir, y que se cobra numerosas vidas hasta que consigue, casi por azar, encontrar un remedio para frenarla. Caen soldados …y oficiales, de un modo terrible.

La vida dentro de los muros de la Iglesia irá degradándose; se producirán momentos de tensión, habrá más intentos de deserción; los alimentos van disminuyendo y la situación se hace cada vez más insostenible. Sin embargo, también hay situaciones que elevan la moral, como cuando algunos soldados hacen arriesgadas salidas para misiones de importancia, como ampliar la distancia respecto a las trincheras enemigas o conseguir alimentos frescos, cuando ya van necesitándolos desesperadamente.

La intervención del periodista de El Imparcial remueve el caso y la noticia del asedio sale a la luz. Y a partir de ahí habrá una serie de intentos de convencer a los sitiados que Filipinas ya no pertenece a España, traspasada a EE.UU. al perder la guerra. Militares españoles, norteamericanos, y filipinos van desfilando sin que Martín Cerezo, a la sazón al mando del batallón, dé su brazo a torcer. La lectura de la prensa será, finalmente, el detonante, y a los 337 días los españoles se deciden a salir y rendirse, llegando a un acuerdo con los filipinos.

Realista relato que, además de su interés histórico, pone el acento en las personas, que en una situación tan dramática y en un espacio reducido han de convivir tanto tiempo. Narración quizá alargada en exceso, llega a provocar en el lector la sensación de agobio y tensión que describe. Raúl Borrás, sin embargo, mantiene un buen equilibrio entre los momentos de acción, bien narrados y con fuerza, y los momentos de calma, que son muchos, aunque también consigue transmitir la tensión que se va generando entre soldados y oficiales, entre oficiales y religiosos, y entre la misma tropa. En suma, un libro que merece la pena ser leído con interés.

Por Fuensanta Niñirola

Sinopsis

A mediados de 1898, con el inicio de la insurrección filipina y la guerra contra Estados Unidos, la guarnición española de Baler se refugia en la vieja iglesia, único edificio de piedra del pueblo, en espera de la llegada de una columna de socorro.

Durante trescientos treinta y siete días resisten, incluso después de la perdida de la soberanía del archipiélago, luchando contra los rebeldes, el hambre, la enfermedad, la traición y la desesperanza…

En Esclavos del honor, Raúl Borrás narra con un estilo literario de gran fluidez un episodio fundamental de la Historia de España en el siglo XIX. Sin caer en el patrioterismo, pero sin denigrar a los protagonistas, esta novela, ofrece, a través de personajes que permanecerán durante largo tiempo en nuestra memoria, una visión cercana y emocionante de #los últimos Filipinas#, los héroes del sitio de Baler.

Raúl Borrás San León

Raúl Borrás (Valencia, 1974) es alumno del curso de literatura creativa de Santiago Posteguillo y Antonio Penadés. Ha publicado una docena de relatos en distintas antologías. Entre sus autores preferidos destacan nombres tan heterogéneos como Colleen McCullough, Gisbert Haefs, Patrick O’Brian, J. R. R. Tolkien, Vladimir Nabokov, Blasco Ibáñez o Almudena Grandes. Esclavos del honor es su primera novela, en la que trabaja desde finales de 2009. En la actualidad ultima una novela de temática contemporánea a la vez que se documenta para una nueva novela histórica. Es miembro del grupo literario El Cuaderno Rojo.

Ficha técnica

  • Título: Esclavos del honor
  • Autor (es): Raúl Borrás San León
  • Traductor:
  • Sello: B DE BOOKS
  • Precio sin IVA: 8.26 €
  • Precio con IVA: 9.99 €
  • Fecha publicación: 10/2017
  • Idioma: Español
  • Formato, páginas: E-BOOK EPUB, 0
  • Medidas:   mm
  • ISBN: 9788490698723
  • EAN:
  • Temáticas: Novela histórica
  • Colección: Sin asignar
  • Edad recomendada: Adultos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *