Cada día es del ladrón de Teju Cole

Resultado de imagen de Cada día es del ladrón Teju Cole

Nigeria: Te odio amor mío

Cada día es del ladrón es una novela breve de  ideas, elegante, consistente, casi un reportaje en el que la mirada del narrador funciona como una cámara mientras su voz nos pone en contacto con la realidad actual de su país, Nigeria y de su ciudad Lagos.

Cole parte de un personaje con reminiscencias de su Julius (Ciudad Abierta), psiquiatra, afincado en EEUU desde hace años, que viaja a Nigeria. Sabiendo de antemano que el mecanismo que engrasa las relaciones sociales es el soborno. Su protagonista se mostrará ojo avizor al respecto para percibir las mejoras al respecto. Tristemente sus años en Norteamérica han aguzado su sentido del estado del bienestar y es en la misma oficina consular neoyorquina -a la que acude para renovar su pasaporte-  donde descubre que la trampa sigue allí, a la vista, totalmente viva aun a miles de kilómetros de su país.

La vida en Lagos es una retahíla de sinsentidos: un sitio donde los policías detienen rutinariamente tráfico para cobrar sobornos, donde la electricidad de procede generadores a gasoil  que hacen imposible dormir de noche y donde los ladrones de 11 años de edad, son maniatados con un neumático para ser empapados de queroseno y quemados hasta morir.

Cada día es del ladrón es una obra comprometida socialmente que desnuda las miserias de un sistema político en el que el problema es señalar el problema y los antipatriotas son aquellos que como nuestro protagonista no ven normal lo que sucede.

No obstante ni siquiera el personaje de Cole está limpio. Tiene sus pequeñas o grandes deudas con aquellos del pasado o del presente a quienes prometió ayuda. Uno se pregunta si hay algo peor que vivir continuamente atenazado por una sociedad así, sin poder salir del país ni cambiarlo. Y la respuesta está bien cerca. Su compatriota Chimamanda Ngozi Adichie demuestra que es aún peor siendo mujer.

 

 

 

Reseñado por Pepe Rodríguez

 

Escrito por Teju Cole

 

Teju Cole (Kalamazoo, Michigan, 1975) creció en Nigeria y en 1992 se estableció en Estados Unidos. Es escritor, fotógrafo e historiador del arte. Debutó en 2007 con la nouvelle Every Day is for the Thief, a la que siguió Ciudad abierta (2011), su primera y aclamada novela, galardonada con el Premio PEN/Hemingway, el New York City Book Award for Fiction y el Premio Rosenthal de la American Academy of Arts and Letters. Vive en Nueva York.

Ficha técnicaResultado de imagen de editorial acantilado

Colección:
Narrativa del Acantilado, 275

Temática
Novela

Traducción:
Marcelo Cohen

ISBN:
978-84-16011-99-5

Nº de edición:

Encuadernación:
Rústica cosida

Formato: 13 x 21 cm

Páginas: 144

Precio: 16.00 €

 Un joven médico regresa a su Lagos natal tras vivir quince años en Nueva York. La Nigeria de su infancia ya no existe; en su lugar encuentra una ciudad ganada por el consumismo, el desdén y la globalización. El espíritu del siglo XXI impregna el globo entero y de Manhattan a Lagos el mundo es una máquina bien engrasada, siempre y cuando se disponga de dinero para pagar, ya sea el soborno del funcionario de la administración estadounidense que expide un visado, o el extra que el empleado de la gasolinera nigeriana se cobra por rellenar el depósito. Cada día es del ladrón es una fábula sobre la corrupción moral y política, un relato conmovedor sobre el significado de volver al hogar.

Notas de prensa

“Cole pinta y colorea una fábula sobre la corrupción moral y política en Nigeria”.
Antonio Bordón, La Provincia

“Un retrato de Nigeria divertido, mordaz y triste a la vez, donde el narrador pasa de la inicial e inevitable ira que provoca la situación lamentable del país a un amor tan profundo como desencantado. Teju Cole es uno de los escritores más brillantes de su generación”.
Salman Rushdie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *