Misa negra de Olivier Barde-Cabuçon

Misa negra

Misa negra, de Olivier Barde-Cabuçon (Siruela, 2015) es la segunda de las aventuras del caballero Volnay, comisario de muertes extrañas de París quien, junto a su colaborador, un extraño monje hereje, se enfrentan al mal que anida en las calles de la capital francesa. Casanova y la mujer sin rostro, primer caso de Volnay, fue galardonado con el prestigioso premio Sang d’Encre 2012. Misa negra ha sido merecedora del Premio Historia 2013, que se concede a la mejor novela negra de ambientación histórica.

En la anterior novela descubrimos a este peculiar personaje, que salvó la vida del rey Luis XV y, como recompensa, consiguió ser nombrado comisario de las muertes extrañas, encargado de investigar los crímenes particularmente horribles o complejos que se cometen en París. A lo largo de la trama se fueron desvelando los secretos que envolvían al personaje y a su misterioso colaborador, el monje hereje con amplios conocimientos científicos y en otras materias, que la acogió de niño y que resultó ser su padre.

En París, padre e hijo, desarrollan su labor de investigación, aplicando su particular método de observación ante la escena del crimen, que leen como un libro abierto: “todos los detalles tienen importancia, yo tomo nota de todo, y no solo en mi memoria. Un asesino puede dejar señales de su presencia en un lugar igual que un caracol marca su paso con la baba. La observación es la fuente de nuestro trabajo”.

La novela comienza una noche de diciembre de 1759, con la aparición del cuerpo sin vida de una joven encontrado sobre la gélida tumba de un cementerio parisino en lo que parece un sacrificio ritual durante una misa negra. No hay sospechosos, y las únicas pistas son una hostia negra, un crucifijo y unas huellas de pasos. En la cancela de otro cementerio aparece un cartel que reza: «Prohibida a Dios la entrada a este lugar».

Presionado por las autoridades para que resuelva el caso cuanto antes y evite episodios conflictivos del pasado que se podrían repetir, Volnay se tendrá que mover entre los polos opuestos del París sucio y peligroso, en el que los pícaros son los amos de la vida nocturna y los cementerios escenario del cultos satánicos, y el Versalles lujoso y limpio, aunque igual de peligroso que el anterior, o incluso más, con intrigas palaciegas de personajes sin escrúpulos. Y contará con una inesperada ayuda impuesta desde arriba, una mujer misteriosa y con muchos talentos, que creará tensiones entre la pareja protagonista.

Misa negra nos ofrece una entretenida lectura, narrada con un estilo exquisito, con una trama policíaca que se desarrolla con interés, unos personajes de perfiles atractivos, un contexto histórico bien dibujado y la constatación de que, aunque pasen los siglos, los males del ser humano y las injusticias que afectan al mundo siguen siendo las mismas.

 

 

Reseñado por Miguel Ángel Gómez Juárez

http://megustan-loslibros.blogspot.com.es/

Escrito por Olivier Barde-Cabuçon

Olivier Barde-Cabuçon vive en Lyon. Estudió Derecho y Recursos Humanos, y actualmente es director de recursos humanos en una empresa multinacional. Apasionado de la literatura, el arte y la historia, es un autor reconocido por sus novelas policiacas con escenarios históricos. Casanova y la mujer sin rostro, primer caso del comisario de las muertes extrañas, ha sido galardonada con el prestigioso premio Sang d’Encre 2012 y Misa negra, el segundo caso del mismo protagonista (de próxima publicación por Ediciones Siruela), ha sido merecedora del Premio Historia 2013, que se concede a la mejor novela negra de ambientación histórica.

Ficha técnica

  • Precio : 18 €
  • 352 páginas
Una noche de diciembre de 1759, el cuerpo sin vida de una joven es encontrado sobre la gélida tumba de un cementerio parisino. No hay sospechosos, y las únicas pistas son una hostia negra, un crucifijo y unas huellas de pasos. En la cancela de otro cementerio aparece un cartel que reza: «Prohibida a Dios la entrada a este lugar». El comisario de muertes extrañas Volnay, junto a su ayudante, el no menos extraño monje hereje, siempre mal vistos por los poderes oficiales, solo podrán contar con sus propias fuerzas para desenmascarar a los organizadores de los rituales satánicos.
En esta segunda entrega de las aventuras del caballero Volnay, Olivier Barde-Cabuçon hace revivir un París pintoresco en el que a cualquier hora del día se arrojan baldes de agua sucia por las ventanas, donde los pícaros son los amos de la vida nocturna, y donde se ofician misas al revés sobre las lápidas de los cementerios. Mientras, a pocas leguas de allí, Versalles extiende el trazo limpio de sus jardines, como si quisiera ocultar las oscuras intrigas de sus prestigiosos moradores. Entre esos dos polos opuestos, Olivier Barde-Cabuçon desarrolla una diabólica intriga jugando con el desbaratamiento y la inversión de las normas establecidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *