El ermitaño de Thomas Rydahl

portada_el-ermitano_thomas-rydahl_201502261620

“Muchos de nosotros estamos buscando nuestro lugar en la sociedad”

Por Javier Velasco Oliaga
El ermitaño” es el primer libro del escritor danés Thomas Rydhal. Con esta novela negra ha conseguido varios galardones literarios como Mejor Novela Negra danesa del año o Mejor Primera Novela danesa del año. Pese a ser su único libro, reconoce que lleva más de veinte años escribiendo obras de ciencia ficción y dramas sin conseguir publicar y que es un poco descorazonador no hacerlo. Sin embargo, el éxito ha llamado a su puerta y su novela negra está siendo editada en numerosos países europeos.
Thomas Rydahl (Fotos: Javier Velasco)
Thomas Rydahl (Fotos: Javier Velasco)
Para el lector español, “El ermitaño” no está exento de morbo. La trama discurre en la isla de Fuerteventura y el protagonista es un taxista, cercano a la jubilación. “Erhard es un perdedor, un solitario que lleva 15 años sin tener relaciones con una mujer. Una persona que quiere huir de su propia vida pero que se rebela contra la injusticia”, apunta el escritor danés en la entrevista que mantuvimos en un céntrico hotel capitalino.El crimen contra el que se rebela no puede ser más execrable. El cuerpo de un bebé aparece en el maletero de un coche y la policía está dispuesta a cerrar el caso porque no aparece ningún tipo de huellas, no hay denuncia y, por lo tanto, no hay caso. Pero detrás de ello, existe una trama de corrupción turística. No conviene airear un caso como éste porque podría perjudicar al turismo de la isla. Una mafia oculta de empresarios de la zona se hace sentir y sólo Erhard tiene interés en desentrañar las causas.“Me gustaba la imagen del asesinato del bebé porque al ser tan indefenso y carecer de pruebas, hacía que Erhard se despertase y saliese de su largo aislamiento”, cuenta el escritor danés en la entrevista que mantuvimos en un céntrico hotel madrileño. Era algo, también, que rompía cualquier norma establecida. Un bebé no puede aportar nada, no tiene amigos, sólo padres, que ni siquiera aparecen. Un aislamiento que sólo se irá rompiendo según vaya creciendo. “Era una imagen muy potente para la novela”, sostiene.

Para la trama ha escogido un paraje a la vez salvaje y desértico. La isla que tan bien conoció Miguel de Unamuno en su destierro de 1924 combina playas exuberantes con desiertos africanos y ciudades tanto modernistas como lóbregas. “La isla es una expresión interna de lo que hay dentro de él”, señala. La naturaleza da paso a tierras yermas e inhóspitas.

A Thomas Rydahl le gusta la complejidad de pasar de atmósferas románticas y turísticas a otras más siniestras y ocultas. Fuerteventura tiene todo eso y él lo conoce muy bien porque viajó hasta la isla canaria para documentarse. “También me han ayudado otras personas. Una señora me ayudó mucho por Facebook, dándome información sustancial sobre la isla”, recuerda agradecido, lo que le ha ayudado a dar mayor verosimilitud a la novela. “En Corralejo se junta lo viejo y lo bello, es un lugar ideal. En medio del asfalto puede surgir una flor”, añade.

Reconoce que no le interesa la realidad, aunque está en la base de la ficción. “Lo que más me interesa son las consecuencia humanas de los actos que realizamos. Yo tengo mi propio Erhard interno, sobre todo en la búsqueda de la identidad humana”, expone razonadamente y se muestra disgustado con el rumbo que está adquiriendo la sociedad actual. “Ahora se está poniendo el foco sobre la gente joven y todo se centra sobre ellos. Pero, ¿qué pasa con la gente mayor?”, se pregunta. De ahí que haya querido hacer un protagonista con una edad avanzada, cercana a la jubilación, que tenga más vida detrás de él que por delante. Un protagonista que va a ser el eje central de una trilogía de la cual está escribiendo ya el segundo volumen.

“No quiero ser un escritor sólo de novela negra. Más adelante pienso cambiar mi rango y contar historias diferentes, con nuevas formas de construir las tramas”, explica sobre lo que quiere hacer en el futuro; de momento dice sentirse preocupado por los seres humanos, por las personas que quieren pagar su deuda con la sociedad y enderezar el rumbo que últimamente se está llevando. “Tenemos que ser buenas personas y devolver algo a la sociedad que tanto nos ha dado”, especifica con una sonrisa en los labios que no se le cae en ningún momento de la conversación.

“La visión que tengo de muchos de nosotros es que estamos buscando nuestro lugar en la sociedad”, apunta. No le vale el que nos sintamos guapos y ricos, algo que prolifera en la sociedad rápida en la que vivimos en la que no se tiene mucha relación con la gente. “Somos solitarios que buscamos a la sociedad”, describe. Pese a tantos medios de comunicación, la incomunicación puede ser aún mayor y en crecimiento. Erhard simboliza precisamente eso, y es lo que quiere romper Thomas Rydahl.

También ha querido resaltar la conectividad que tiene que haber entre el personaje y el lugar en el que se desarrolla la trama. “Esta historia en Dinamarca no funcionaría”, puntualiza. Quizá porque en el país nórdico la corrupción no se da como en nuestro país. La atmósfera casi tropical, cerrada y hasta cierto punto agobiante se da en una isla, donde parece que no puede haber escapatoria.

El ermitaño” rompe la regla de que la novela negra se tiene que escribir en primera persona. “No me gustaba tener que estar constantemente en su mente, pese a eso mi nueva novela, sí la estoy escribiendo en primera persona”, como han hecho los grandes escritores americanos del género negro que tanto le gustan: Dashiell Hammett, Don DeLillo o Raymond Chandler de los que reconoce ser un lector voraz. Es la misma voracidad con la que se lee su novela.

Reseñado por Javier Velasco Oliaga

www.todoliteratura.es

Escrito por Thomas Rydahl

Thomas Rydahl (Fotos: Javier Velasco)

Nacido 1974 en Aarhus, Dinamarca, a los 17 años ganó un importante concurso de relatos con Forever Young (1992). Estudió Psicología y Filosofía, además de cursos de coach y para entrar al cuerpo de bomberos. Se graduó en la escuela danesa de Escritura.  El ermitaño es su primera novela, con la que ya ha cosechado en Dinamarca un importante éxito de público y crítica, que le ha otorgado el premio a la Mejor Primera Novela y el Premio Harald Mogensen a la Mejor Novela Negra del Año, además de haber sido seleccionado al Glass Key, el prestigioso Premio a la Mejor Novela Negra de Escandinavia. Vive en el norte de Copenhague con su mujer y dos hijos, cuatro gatos, un perro y un hámster.

 

Ficha técnica

656 páginas. | 21,90€

En una árida playa de la isla de Fuerteventura aparece, en el maletero de un coche, el cuerpo sin vida de un bebé. No hay restos del conductor, no hay huellas, no hay denuncia, no hay, pues, caso. La policía quiere cerrar la investigación para evitar otro escándalo Madeleine. Pero no cuentan con Erhard, al que todos conocen como «el ermitaño»: tiene setenta años, nueve dedos, lleva casi veinte años de taxista en Fuerteventura, es afinador de pianos en sus ratos libres, un loco del jazz, algo bebedor, vive con dos cabras y, en sus momentos de relax, se sienta en una sillita plegable que lleva en el maletero del taxi a devorar novelas. Es peculiar, solitario, muy observador y tiene un pasado oculto.
Como la policía quiere dar carpetazo al caso sin apenas indagar, Erhard decide tomarse la justicia por su mano y honrar al bebé descubriendo lo que ha sucedido en realidad. El hombre mayor, ya de vuelta de todo, desaparece: ahora Erhard sólo quiere justicia y no se doblegará ante nada ni ante nadie para llegar al fondo de la cuestión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *