Hasta no verte Jesús mío de Elena Poniatowska

portada-i6n9902306

Hasta no verte Jesús mío es una historia basada en la vida y el sacrificio real de una mujer oaxaqueña que luchó en la Revolución Mexicana y que después se ganó la vida en múltiples oficios en la Ciudad de México, como obrera, como sirvienta y como mediadora entre los vivos y los muertos viviendo siempre en situaciones de pobreza y desencanto.

Las crónicas periodísticas y entrevistas a personajes que participaron directamente en la Revolución Mexicana, han dado origen a la creación de obras literarias, como esta en la que Elena Poniatowska revive las experiencias de la soldadera Jesusa Palancares. Una prolongada entrevista que se fue transformando en una rica y colorida crónica, un estudio antropológico, un registro histórico y, con los elementos de ficción que la autora introdujo, sin duda una de las novelas más importantes de México, desde su aparición.

Con este personaje, inspirado en la vida de Josefina Bórquez. Poniatowska recuperó una voz alternativa, que se distanciaba del oficialismo, y se acercaba a sus propios objetivos en la escritura: denuncia y reivindicación. Aquella voz que brotaba del anonimato en la multitud urbana, guardaba un cúmulo de memoria, valor, sensibilidad, espíritu de supervivencia y saberes populares que reflejaban otro México, y podían hacer un balance alternativo sobre el legado de la Revolución.

De todas las conversaciones de Jesusa, sus recuerdos, sus historias, a Elena Poniatowska no se les escapa el más mínimo sonido. Por ejemplo Jesusa dice:  “En esta reencarnación Dios no me ha tenido como tacita de plata.  Aquí si la consigo me la como y si no la consigo pues no me la como y ya.  Dio dijo:  ‘Sola tienes que luchar.  Tienes que sufrir para que sepas lo que es amar a Dios en la tierra de los indios'”.

Como en toda la obra de Elena Poniatowska en Hasta no verte Jesús mío se destaca un culminado estilo de narrar que desata las más tajantes contradicciones de la sociedad mexicana;  particularmente aquellas en que habitan las costumbres sociales junto a los desdobles de la moralidad.

Elena Poniatowska es la escritora de aquéllos sobre los que nadie escribe, da voz a los postergados, a las mujeres humildes (como en el cuento “Las lavanderas”) o el personaje de Jesusa Palancares, con una tan poderosa vitalidad que genera un discurso desengañado y lIeno de humor negro, pero no resignado. La autora nos lleva a través de la novela creyendo que la única expositora es Jesusa, siendo esto falso, ya que se alterna en tiempo pasado y actual, el personaje de Jesusa y la autora, Elena Poniatowska, cuyo lenguaje media entre diversos mundos y diversas estelas de los ritmos y sonidos del México del siglo XX.

Reseñado por Marc Canela

 

700x370

Escrito por Elena Poniatowska

Elena Poniatowska nació en París en 1932. Hija del príncipe Jean Evremont Poniatowski Sperry y de Paula Amor de Ferreira Iturbe, es heredera del título de princesa de Polonia por ser descendiente del rey Estanislao II, último monarca del país. En 1941 llegó a México con su madre huyendo de la segunda guerra mundial.

El padre, en cambio, alistado en el ejército francés, combatió en la guerra hasta la victoria, momento en que viajó a México para reunirse con su familia. Elena Poniatowska fue enviada a los Estados Unidos a estudiar. De nuevo en México, pronto decidió dedicarse al periodismo. Así, en 1953 empezó a trabajar en el diario Excélsior escribiendo crónicas sociales, y el año siguiente comenzaría su colaboración en el periódico Novedades. Entre los numerosos premios recibidos, destacan el Mazatlán de Literatura (1971); el Nacional de Periodismo de México (1978); el Alfaguara de Novela con la novela La piel del cielo (2001); el Rómulo Gallegos con El tren pasa primero, que tiene como protagonista a un líder sindical ferroviario (2007) y el Biblioteca Breve por su obra Leonora, sobre la vida de la pintora Leonora Carrington (2011).
En 2013 ha sido galardonada con el Premio Cervantes.

 

Ficha técnicaAlianza Editorial

Páginas: 496 PVP: 17,50€

Jesusa Palancares, una mujer de extracción humilde de Oaxaca, huérfana de madre a temprana edad, termina conociendo todo el país al unirse a las tropas de la revolución mexicana. Al perder a su marido, tendrá que sobrevivir en la capital en todo tipo de oficios, conociendo el duro trabajo de las fábricas y el no menor de las casas como sirvienta y lavandera. La dura existencia le llevará a encontrar refugio en la espiritualidad y la religión, y a creer en la reencarnación.Narrada en primera persona, en un lenguaje popular tratado con especial sensibilidad por la autora, Hasta no verte Jesús mío nos cuenta las pasiones y los sueños de una mujer humilde que va a ser testigo de los grandes sobresaltos de la historia mexicana. El humor, la violencia, el compromiso velado, la constante presencia de la muerte y la alucinación se combinan en las páginas de esta novela en la que queda patente la inquebrantable conciencia social y el compromiso con los más desfavorecidos por parte de Elena Poniatowska, a través de la historia de Jesusa a la que ha convertido en un personaje inolvidable de la literatura de todos los tiempos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *