El enigma Flatey de Viktor Ingólfsson

portada-enigma-flatey_grande

Que un género tan trillado como es la novela negra pueda ofrecer formas de narrar novedosas sigue sorprendiendo. Si estas novedades además aportan un plus de calidad es poco menos que imposible. Sin embargo eso es lo que El enigma Flatey consigue.

1960, la primavera se instala al fin en Islandia. Tres cazadores en busca de focas encuentran en una playa un cadáver en avanzado estado de descomposición.   La pequeña comunidad de Flatey sabe que el muerto solo puede ser un forastero. Kjartan, ayudante del gobernador, llega a la isla para descubrir quién es el asesino. El muerto es un misterioso investigador de códices danés. del misterioso investigador de códices danés. Cada pista lo conduce hasta un enigmático manuscrito medieval, el Libro de Flatey.

¿Qué tiene de especial El enigma Flatey? Con este códice como hilo conductor Ingólfsson plantea un thriller tranquilo hasta el límite. Aparentemente no pasa nada o casi nada que haga avanzar la investigación. Idas y venidas de los vecinos, cuchicheos de unos y otros, paseos insulares del ayudante del gobernador y algunas pesquisas en Reikiavik de un verdadero policía. El ambiente cerrado y antiguo de principios de los sesenta, la cercanía de la II Guerra Mundial y la calma y parsimonia de todos los personajes nos sumerjen en una sensación muy poco habitual en este género. Sí permenece la intriga mientras se van abriendo cabos en vez de cerrarse.

Con un ritmo pausado de capítulos cortos apoyados en un final en cursiva de cada uno de ellos iremos descubriendo quién es quién y avanzando hasta un final sorprendente -no trepidante- que atará todo dejando a la comunidad en la misma tranquilidad que tenía.

Elegido como el mejor libro de 2013 por el prestigioso blog inglés 
de novela negra Crime Fiction Lover, El enigma Flatey es una de las tramas más envolventes de los últimos años, una novela negra inolvidable que sumerge al lector en una Islandia históricamente rica y enigmática.

«Una revelación islandesa, maravillosa y vívida. Apártense los escritores de novelas policíacas noruegos y suecos, estamos ante una competición: Islandia, esa pequeña isla al norte del Atlántico, ha cosechado algunos grandes autores, hasta el momento desconocidos en este país. Viktor Arnar Ingólfsson es uno de ellos. El enigma Flatey entusiasma con su mirada profunda al alma de Islandia.»
Norbert Bourgeon, NDR (Alemania)

«Víktor Arnar Ingólfsson une con destreza las sagas islandesas y una historia de crimen moderna, prolongando el suspense al máximo.»
Straubinger Tagblatt (Alemania)

Reseñado por Pepe Rodríguez

700x370

Escrito por Viktor Ingólfsson

Foto de Viktor Ingólfsson

Viktor Ingólfsson  (Akureyri, 1955) es uno de los escritores nórdicos de novela criminal más aclamados del momento. Tras publicar Dauðasök (1978) y Heitur snjór (1982) en sus primeros años y permanecer en silencio durante más de una década dedicado a su profesión de ingeniero de Caminos, en 1998 regresó a la ficción detectivesca con Engin spor, nominada al prestigioso premio Glass Key de novela policiaca escandinava. El enigma Flatey (2002), que también optó a dicho premio, figuró durante varias semanas en la lista de los libros más vendidos en Amazon y en Alemania y ha sido traducida a varios idiomas. En 2005 publicó un nuevo best seller titulado Afturelding, adaptado con gran éxito como serie de televisión. Sólstjakar, de 2009, es su última incursión en el género.

Ficha técnica

https://i1.wp.com/www.alfaguara.com/web/images/public/logos/alfaguara.png?w=770

Traducción: Elías Portela
  • Páginas: 352 Precio: 18,50 €

 1960, la primavera se instala al fin en Islandia. Tres cazadores de focas encuentran en una playa un cadáver en avanzado estado de descomposición. La pequeña comunidad de Flatey sabe que el muerto sólo puede ser un forastero. Kjartan, ayudante del gobernador, llega a la isla para descubrir quién es el asesino de un misterioso investigador de códices danés. Cada pista lo conduce hasta un enigmático manuscrito medieval, el Libro de Flatey. Pero hay una nueva víctima. Esta vez con un águila grabada con sangre en la espalda. El culpable sigue en la isla.

One Response

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *