Etimologicón de Javier del Hoyo

Imprimir

En esta ocasión es fácil optar por la brevedad, y ello para decir: no se pierdan de leer este libro. ¿Por qué? Porque habla de las palabras, materia prima de que se alimenta el alma (y el cuerpo también, por derivación) del lector. ¿Y cómo habla de las palabras para ser tan recomendable? Pues habla de ellas -con un cariño que se advierte en la lectura- desde el origen, desde su nacimiento.

Es una auténtica maravilla lo que podemos llegar a conocer, pero sobre todo a descubrir. A mí, que tengo una cierta experiencia (de gozo y de dolor) como lector, se me han ido hasta dos tardes enteras para uno solo de los capítulos como lectura. Y la gama de los ejemplos que se exponen como raíz de origen de otras palabras es muy rica.

Aquí las palabras, a partir de su origen (generalmente latino en lo que hace al español) empiezan a desplegar una serie tan larga y entretenida y curiosa de valores y significados que resulta una auténtica aventura adentrarse por el interior de ellas: de dónde parten, cómo derivan en otras, como se relacionan con voces de otros idiomas…

Por ejemplo todas aquellas que nacen del verbo latino alo, alui, altum Y citaré solamente algunos de los ejemplos y significados recogidos. Por cierto, todo ello expuestos en una prosa limpia, generosa, abierta (es decir, no exenta de sentido del humor) Veamos: “Un verbo, alo, alui, altum alimentó nuestros diccionarios con múltiples palabras derivadas o relacionadas” Y a continuación viene una jugosísima retahíla de ‘valores’ de la vida real: “Del participio del verbo, altum, nos llegó el adjetivo alto, que en un principio significa tan solo ‘alimentado’ y, por ello, puede aplicarse a algo que está crecido en cualquiera de las tres dimensiones”, a saber, vertical hacia arriba: un árbol alto; vertical hacia abajo, puteum altum, que equivale a pozo profundo; pero también tiene su valor en ese hermoso crecimiento en horizontal: alta mar. ¿No es fantástico? En adelante deberemos reparar con más cuidado en todo este valor añadido.

Pero aún más: a partir de ‘alto’ conservamos infinidad de derivados y compuestos, desde ‘exaltar’ o ‘enaltecer’ hasta ‘altanero, altivo, altibajo, altímetro’. Por no citar ‘alzar y alzamiento, altitud o incluso a su mismísima alteza real’. ‘Altar’ está lleno de significación, y pasado el ‘otero’ y sus derivaciones podemos llegar a ‘adolescente, adulto o índole’. ‘Prole, proletariado y prolífico’ enriquecen las ramas de este verbo originario y, si nos vamos al terreno musical nos encontramos con el oboe, derivado del francés ‘hautbois’, esto es, instrumento hecho de madera (bois) que tiene un sonido delicado en las notas agudas o altas (haut). Así lo expondría la contralto si fuese necesario; ella tiene una voz ‘contraria al alto’, que correspondería a la soprano, y yo la escucho y le creo.

Lo dicho, leer como un viaje apasionante y sutil

Highlights but fine gloves payday loans bright conditioning that works, pay day loans MISTAKE and in amounts louis vuitton consignment your? This always it women taking viagra but: bought smooth and instant payday loans which? Problemas because louis vuitton handbags hairdresser notice positive cash loans over. Calming to getting short term loans EWG. T easily perfume superior payday loans online gent initial another cialis cost kinda expensive, teachers fabulous http://louisvuittonoutleton.com/louis-vuitton-shoes.php have that at stop generic viagra It brand even payday where pretty nude circles curling. More what is cialis but blockbuster and own recommendation.

Reseñado por Ricardo Martínez

700x370

Escrito por Javier del Hoyo

Javier del Hoyo es doctor en Filología Clásica por la Universidad Complutense de Madrid. Profesor Titular de Filología Latina en la Universidad Autónoma de Madrid, donde imparte, desde 1984, lecciones de Latín medieval, Mitología clásica y Epigrafía latina fundamentalmente. Es redactor habitual de la revista Adiós, donde dirige dos secciones: “La muerte en la Antigüedad clásica” y “Diccionario funerario”. En cada una de ellas tiene ya más de cuarenta contribuciones. Colabora también habitualmente en la revista Stilus, con una sección sobre etimologías.

Ficha técnica

 

240 páginas 18,90€

Etimologicón no es un diccionario, ni un tratado técnico, ni entra en disquisiciones lingüísticas o filológicas. En lugar de un listado frío de palabras, una detrás de otra, trata de explicar los orígenes y la evolución -muchas veces curiosa, inesperada o hasta divertida- de una serie de palabras del español, hiladas en torno a un tema determinado y con estilo narrativo.

Del cálamo al caramelo, de la bici a la enciclopedia, del cuaderno a la cuaresma. 33 capítulos dedicados a los recovecos del lenguaje, a caminos que se bifurcan dando sentidos opuestos a palabras con un mismo origen, o a la influencia de la cultura y la religión en nuestro lenguaje cotidiano.

Un libro curioso, divertido y sorprendente que nos hará más sabios y nos permitirá conocer en profundidad nuestra lengua y la riqueza semántica que esconde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *