Una verdad delicada de John le Carré

UNA VERDAD DELICADA

Le Carré, octogenario escritor y diplomático, hacedor de un buen puñado de bestsellers, vuelve a crear un relato sólido de intriga política, una historia de espías y de misiones secretas y poco higiénicas auspiciadas por gobiernos democráticos. La novela destila una ácida crítica al nuevo laborismo de Tony Blair, que quedó retratado a nivel internacional con el apoyo y seguidismo del inefable Bush en la guerra de Irak y que a nivel interno traicionó no pocos principios que parecían inherentes a su formación política. No obstante, esta lectura no deja de constituir el contexto de una historia que se centra sobre todo en el valor y los principios, o la ausencia de los mismos, de sus protagonistas.

El argumento se inicia con la participación de un agente diplomático en una misión en Gibraltar sobre la que tiene escasos conocimientos de sus detalles y objetivos, y grandes lagunas sobre el resultado final. Años después se ve obligado a indagar sobre esa misión, ante la sospecha de haber participado involuntariamente en algo turbio. Desde este punto de partida Le Carré alinea a los protagonistas de la historia a uno y otro lado en función de su conciencia moral y del grado de integridad con que la defiende cada uno. Y lo sorprendente es la integridad moral del diplomático metido a espía, pero también la de algunos de los hombres de acción que se rebelan y sufren ante las consecuencias de ese horrible eufemismo de los daños colaterales, frente a un Estado indolente.

Le Carré, Clancy, Grisham… con sus novelas se han convertido en los mejores guionistas de los más brillantes thrillers políticos y de acción que ha producido Hollywood desde la década de los noventa. Sus argumentos intrincados y fascinantes, arropados por el despliegue de medios de los grandes productores de cine, han encumbrado sus historias hasta convertirlas en referentes culturales del género para varias generaciones. El problema es que la leer esas historias uno ya se siente condicionado por lo visto y todo parece contaminado por el lenguaje cinematográfico. En este libro también ocurre, más aún con una estructura en la que abunda el flashback, una trama que se desmadeja por secuencias y un claro predominio de los diálogos. A favor cuenta con el pulso de Le Carré, que permanece intacto y consigue de nuevo hacernos caer en una lectura voraz. Ahora, que nadie espere licencias literarias fuera de la trama y los temas que maneja desde el principio, porque no las va a encontrar.

“Una verdad delicada” es un libro recomendado para épocas de necesidad de lecturas ágiles y adherentes,  pero con la solidez que sólo puede proporcionar un veterano como Le Carré. El maestro vuelve a acertar con la trama y de nuevo indaga en uno de sus temas preferidos, el relativismo moral que ejercen estados y personas en la defensa de sus intereses.

Reseñado por Daniel Vega

nubico-portada

Escrito por John le Carré

John le Carré nació en 1931 y estudió en las universidades de Berna y de Oxford. Trabajó de profesor en el colegio de Eton y durante la Guerra Fría en los servicios británicos de inteligencia. Durante los últimos cincuenta años se ha dedicado a la escritura. Vive en Londres y en Cornualles.

Ficha técnica

PLAZA & JANÉS

COMPRA ESTE LIBRO AQUÍ

Páginas: 608 Precio: 24€En Gibraltar, la más preciada colonia del Reino Unido, se organiza una operación contraterrorista cuyo nombre en clave es Fauna. Su finalidad: capturar y secuestrar a un valiosísimo traficante de armas yihadista. Sus autores: un ambicioso ministro del Foreign Office, junto con un contratista de defensa privado que, además, es íntimo amigo suyo. Tan delicada es la operación que ni siquiera el asistente personal del ministro, Toby Bell, tiene acceso a ella.

Sospechando que existe una conspiración desastrosa, Toby intenta impedirla, pero se le asigna inmediatamente un destino en el extranjero. Al cabo de tres años, emplazado por sir Christopher Probyn, diplomático británico jubilado, en la decrépita casona de este en Cornualles, y vigilado de cerca por Emily, la hija de Probyn, Toby debe elegir entre la conciencia y su deber para con su servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *