Una historia violenta de Antonio Soler

9788415472933

Antonio Soler publica Una historia violenta, una obra de literatura con mayúsculas que tiene un protagonista de lo más sencillo, un niño que despierta a un mundo en el que no encuentra sentido a nada de lo que sucede a su alrededor.

Antes Soler había escrito Boabdil una novela que suponía un paréntesis en su camino como novelista. La aproximación al personaje fue una idea editorial de Espasa. Y Soler asumió el reto. Lo que sucede en este tipo de novela es que tuvo poner en marcha todo el aprendizaje que había recibido antes para poder crearla. Por contraste en novelas como Una historia violenta está la indagación en nuevos territorios narrativos, en intentar profundizar en fórmulas que no había experimentado. Por eso Soler se siente más próxima a esta novela y a este tipo de obras.

Un niño es el protagonista. Con una mirada limpia, casi inocente, demuestra su extrañeza, asombro  y estupefacción ante su familia desordenada, ante sus amigos que no son cómo parecen. “Su mirada es muy similar  a la mía -dice Antonio Soler- cuando era nño, extrañeza y falta de comprensión muy notables que me hacian preguntarme qué hacia yo aquí. Pensaba que a los demás les habían contado de qué iba la vida, las relaciones con los demás y que a mí no. Eso me provocaba una gran desconexión y un gran interrogante con el mundo”. Esa es la mirada del protagonista de la novela.

El factor es autobiográfico. El detonante surgió en un recuerdo violento que tuvo durante un viaje en avión. “Estaba en la calle con un amigo de mi edad muy corpulento que sin mediar palabra ni discusión me golpeó con una piedra de un modo muy fuerte en la cabeza.  De ese hecho tan sorpresivo, esa imagen  me devolvió a otras, a una cierta atmósfera de personajes de aquella época y vi que allí estaba la posibilidad de esta novela.”

Esa sensación de extrañeza tiene una intensidad especial en esta novela. También tiene todo un cierto simbolismo al estar visto del punto de vista subjetivo de un niño, con un paisaje recortado que no va más allá de cuatro o cinco calles que suponen todo su mundo. Para Soler eso es nuevo, antes no había llegado a esos límites tan cerrados.

Aunque se desarrolla una ciudad con mar en una cierta época la historia que cuenta no depende el contexto podía desarrollarse en cualquier época y cualquier lugar geográfico porque es esa mirada de niño que todos hemos tenido la que polariza la obra.

También incluye un tono social, esa jerarquía de familias que se daban en todos los barrios, también en los pueblos, pero en las ciudades era diferente. En una calle se agrupaban familias desordenadas, un poco caóticas como la de nuestro protagonista y otras que parecían ser familias modelo, perfectas con padre, madre e hijos maravillosos, trabajos y coches ideales, pero que cuando rascabas un poco se veía que era solo fachada.

Un genuino trabajo de literatura de nivel que partiendo de un planteamiento sencillo los lectores activos serán capaces de disfrutar.

Reseñado por Pepe Rodríguez

nubico-portada

Escrito por Soler, Antonio

Nació en Málaga en 1956. Es autor de once novelas, entre ellas, Los héroes de la frontera, Los bailarines muertos, que recibió el Premio Herralde en 1996 y el Premio Nacional de la Crítica en 1997, El nombre que ahora digo, galardonada con el Premio Primavera en 1999, El sueño del caimán, Lausana y Boabdil. Con El camino de los ingleses obtuvo el Premio Nadal en 2004. La novela fue llevada al cine con guión del propio Soler. Ha publicado asimismo un libro de relatos, Extranjeros en la noche. Sus novelas se han traducido a once idiomas. Ha sido escritor en residencia en el Dickinson College, Pensilvania. Es caballero de la Orden del Finnegans.

Ficha técnica

Galaxia Gutenberg

Precio: 19,50€ Páginas: 277
El protagonista de Una historia violenta es un niño asombrado. A su alrededor se desarrolla la vida, una obra de teatro de la que forma parte y cuyo sentido se esfuerza por comprender. Un microcosmos de pulsiones incontroladas, deseos, sexualidad larvada, poder. Con una prosa efectiva y sustentada en la brevedad, se nos muestra cómo los protagonistas van descubriendo un mundo donde la igualdad no existe y los privilegios vienen con la cuna, donde la violencia es muchas veces gratuita y los vencidos lo son para siempre, donde toda revuelta es aplastada por «las cosas como son» y el último relámpago de realidad lo da el descubrimiento de la muerte.

2 Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *